Logo diario sur villa constitución

Voley: Un año más para el recuerdo

No fue un año más para el vóley del Club Atlético Riberas del Paraná. Continuando con la sintonía de las últimas temporadas, la Academia volvió a escribir su nombre en las páginas doradas del la Liga Nicoleña de Voleibol.
Campeón con la divisional sub-13, Sub-16 y Sub-18, el broche de oro llegó con la Primera División que, tras vencer en la final a su eterno rival, esbozó una vez más el grito sagrado y cubrió de laureles la casaca albirroja.
Sin embargo, a pesar de los triunfos, el tiempo es tirano y no se detiene. Con la mirada puesta en la temporada que vendrá, el entrenador Pablo “Pipi” Marcángelo habló con Tribuna Sur, realizó un balance del brillante 2013 y comenzó a delinear cuáles serán los objetivos para este 2014 que recién comienza.
 
Balance 2013
Repasando la temporada que comenzó con los trabajos allá por enero del 2013, el entrenador Pablo Marcángelo se animó a realizar un balance de todo lo realizado durante el año y no dudó en decir que fue “netamente positivo”.
“Conseguimos los objetivos de jugar las finales en las cinco categorías que participamos y pudimos consagrarnos campeones en cuatro de ellas. En la restante nos faltó solamente un punto. Estamos por demás de conformes”, detalló.
Sin embargo, a pesar de los logros obtenidos, “Pipi” contó que desde un principio estuvieron inmersos en dudas e incertidumbres ya que, desde que dirige, es una de las temporadas más difíciles que le tocó afrontar.
“La Primera se desarmó por completo y también había una categoría más chica que había que armar.
Además nos encontramos con una competencia un poco más dura, como es la Nicoleña.
Después vinieron los torneos que nos tocó salir a jugar y, a partir de ahí, creo que nos dio confianza y la impronta como para poder hilvanar a mitad de año y, ahí, decidir que estábamos en condiciones para cumplir con los objetivos de jugar las finales.
De mitad de año para adelante salimos a jugar, realizamos torneos muy buenos Santa Fe, Rosario, Santa Teresa, que fueron los últimos tres que hicimos de cara a los playoffs de la Liga.
Tanto sacrificio realmente dio su fruto, fue un año por demás de duro, terminamos jugando las finales con mucho calor y somos conscientes que el esfuerzo valió la pena.
Siempre digo lo mismo, uno es parte pero quiénes se aguantaron el calor, los entrenamientos doble turno fueron las jugadoras y se lo debemos todo a ellas”, narró Marcángelo.
 
La Primera División
Si bien el año comenzó con un plantel diezmado, “Pipi” recurrió al semillero que tanto y tan bien conoce para reforzar de la mejor manera al primer equipo.
“Todo comenzó con un torneo que se disputó en San Pedro, en donde sabíamos que el rival a vencer iba a ser Talleres. De hecho, en esos dos partidos que se jugaron a principio de año comenzamos a diagramar el equipo y, después de perder la final, me di cuenta que teníamos material como para encarar el campeonato.
A partir de ahí ajustamos algunas cosas, ellos mantuvieron el plantel y eso significó que tengan un juego conocido para nosotros y no tanto lo nuestro para ellos.
Y fue así como los dos partidos de Liga se los ganamos de forma clara, después nos enfrentamos en un torneo en Ramallo y le volvimos a ganar. Con ese historial de tres partidos nos dio mucha confianza, pero sabíamos que no nos podíamos descuidar porque Talleres tiene un plantel muy bueno y las finales son muy distintas a los partidos de Liga.
En las finales prevalece más el orgullo, las ganas, la actitud y no tanto lo que uno puede llegar a trabajar y llevar a cabo”, enfatizó.
Al mismo tiempo, “Pipi” destacó la participación de Bianca Bonaccorsi quien, con apenas 16 años, se hizo cargo de las tres categorías, demostró tener un gran temperamento y desplegó dentro de la cancha un altísimo nivel. “Le agarró la mano rapidísimo y hasta llegó a jugar mejor en Primera que en las categorías más chicas. Tuvimos la mala suerte que en la semifinal se dobló un tobillo y, cuando jugamos la primera final, se sintió que no estaba en buenas condiciones y perdimos.
En la revancha creo que, ajustadamente, marcamos muy bien la diferencia.
Después, en la tercera final, pienso que jugar sin público fue una porquería, pero son decisiones que se toman y por más que se piense que son desacertadas uno las tiene que acatar.
 
La relación con Alberto López
Después de tanto tiempo, el entrenador de Porvenir Talleres Alberto López anunció que dará un paso al costado y se alejará del deporte. Tras ese anuncio, el DT de Riberas se refirió al respecto y lamentó el alejamiento de una persona que tan bien le hizo al vóley local.
“Quiero agradecer las palabras de Alberto hacía mí y no tiene que tener dudas que acá tiene un amigazo. Lo que suceda dentro una cancha comienza y termina con el partido y, de hecho, es una persona a quien aprecio un montón y lo dije siempre.
Alberto fue uno de mis referentes desde el primer momento en que me inicié en el vóley y espero que, aunque le cueste, haya tomado la decisión acertada.
Uno siempre trabaja para ser el mejor y agradezco que Alberto me mencione así, aunque pienso que no es así, pero a veces uno tiene la suerte de contar con las jugadoras como para poder lograrlo.
 
La decisión de la Asociación
Después de decretar que las finales, tanto de Primera como de Sub-13 y Sub-14, se jueguen sin público, fueron varias las voces que se hicieron sentir y rápidamente fueron sumando adeptos.
Al igual que Alberto López, “Pipi” Marcángelo manifestó que fue desacertada y justificó su pensamiento asegurando que los partidos se tienen que jugar con público.
“Creo que la decisión pudo haber sido apenas más acertada en Primera, pero nada tenía que ver la Sub-13 y la Sub-14.
Me pareció una verdadera locura dejar afuera a los padres, porque fueron ellos quienes nos bancaron todo el año y estoy totalmente de acuerdo con lo que dijo Alberto.
Nosotros dependemos de los padres, ellos son los que nos dan el dinero para poder jugar, viajar, realizar rifas, comprar cosas, nos llevan y nos traen a todos lados y lo no podés dejar afuera de la final”, aseveró.
Al mismo tiempo, el técnico de Riberas explicó que cuando a los problemas los hace gente que nada tiene que ver con el vóley es muy probable que sigan persistiendo con el correr de los años. “La rivalidad existe, son muchos campeonatos en donde estuvieron cerca, más que nada en este último, y a lo mejor son muchas las cosas pero jamás se justifica la reacción”, afirmó.
 
Lo que viene
Con la intensión de dejar atrás la temporada 2013, y con los objetivos renovados, “Pipi” Marcángelo esbozó la reconocida frase: “Lo difícil no es llegar, lo más difícil es mantenerse”.
En base a eso, el entrenador dijo que les costó mucho llegar hasta donde hoy están y aseguró que no está en su pensamiento mermar el gran nivel que vienen desplegando en los últimos años.
“Con el correr de los años pudimos lograr mantenernos, la Primera está siempre ahí arriba y no es fácil. Actualmente estamos en una Liga mucho más competitiva y creo que, por lo menos, la Sub-16 será muy peleada y la Primera ni hablar”, finalizó el DT.
En otro orden de cosas, pensando en los trabajos de cara a la competencia oficial, este jueves comenzarán los trabajos en las divisiones menores y, a principio de febrero, será el turno de las juveniles y de Primera.

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.