Logo diario sur villa constitución

Roban alhajas y dinero en una casa céntrica

Varias alhajas de oro y 3 mil pesos en efectivo fue el botín con el que se hicieron desconocidos que ingresaron a robar en una vivienda ubicada en la esquina de Santiago del Estero y Moreno, más precisamente al 1816 de esta última. El ilícito cometido bajo la modalidad de escruche se perpetró alrededor de las 17 del miércoles en momentos en que los dueños de casa habían salido momentáneamente de la ciudad. Pese a sonar la alarma durante un tiempo prolongado y contar con rejas en todas sus aberturas, los malvivientes lograron ingresar y, tras causar un gran desorden, llevarse los objetos mencionados.
“Por suerte no estábamos, pero me hicieron un desastre en los placares, rompieron las rejas”, comentó Yolanda Orsolino (66), dueña de la casa. “Nosotros habíamos salido y a las cinco menos diez (16.50) nos quedó grabado el llamado de una vecina diciéndonos que había sonado la alarma, le dijimos que estábamos lejos y dos dijo: Quedate tranquila que ya dejó de sonar”, precisó. “Hasta que volvimos se hizo las siete menos cuarto de la tarde y nos encontramos con todo este desastre, en el placard tiraron toda la ropa, nos llevaron oro, dinero en efectivo”, añadió. Hasta ayer al mediodía no habían podido constatar el faltante de otros objetos.
Los delincuentes ingresaron saltando un pequeño tapial ubicado sobre calle Moreno, cruzaron el patio y se dirigieron a un quincho que cuenta con una puerta que lo une a la cocina. Primero violentaron la reja que guarda la entrada al quincho, la cual estaba cerrada con cadena y candado, luego rompieron un vidrio inferior de la puerta de la cocina, pasaron a esa dependencia, tomaron las llaves y abrieron de par en par la misma puerta a la que le destrozaron el cristal. Una vez adentro arrancaron la alarma de cuajo por lo que se supone que los malvivientes permanecieron largo tiempo dentro de la vivienda y que contaban con información sobre los movimientos de la familia.
“Me llama la atención que la alarma sonó tanto tiempo y no se fueron”, remarcó Yolanda, “además recorrieron la casa como si la conocieran”, aunque señaló que no sospecha de persona alguna que pueda estar relacionada con el robo. Posteriormente, quebrada por la impotencia y la angustia, entre sollozos expresó su deseo “que no le ocurra más a nadie, eso es lo que le pido a Dios, que no pase más, a ninguna familia, porque si uno tiene algo es porque trabaja, cuida”.
Agregó que “no es forma de vivir, uno luchó tanto para tener lo que tenemos y ahora que los dos estamos viejitos jubilados, no tenemos tranquilidad. Recen, recen mucho que eso es lo que nos va a dar fuerzas, pídanle a Dios que es el único que nos protege”.

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.