Logo diario sur villa constitución

Polémica por una feria que se realizó en las Dos Rutas

LA POSIBILIDAD DE ADQUIRIR MERCADERÍA A BAJO PRECIO CONGREGÓ A UNA IMPORTANTE CONCURRENCIA.

Una doble polémica se instaló en nuestra ciudad con la llegada el miércoles de la denominada “Feria itinerante de las verduras y las carnes”, una iniciativa del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación que contó con el apoyo del Municipio villense. El primero de los conflictos era previsible: el malestar de los comerciantes locales ante lo que consideran una competencia desleal por parte del propio Estado que ofrece mercadería a bajo precio. Y por otra parte, los vecinos que reciben con beneplácito estas propuestas.

La segunda polémica tiene que ver el contexto de pandemia y la violación explícita del DNU nacional del 8 de abril, al que adhirieron el Gobierno Provincial y el local, en el que se expresa que “quedan prohibidas las actividades y reuniones sociales, en espacios públicos al aire libre, con una concurrencia mayor a 20 personas”. La Feria Itinerante se montó en el predio de las Dos Rutas, a partir de las 9, y congregó a una cantidad de público varias veces superior a la permitida. 

De esta manera el propio Estado violó las disposiciones que exige a la ciudadanía que cumpla a raja tabla. Quien estuvo a cargo de esta actividad, el subsecretario de Integración de Personas con Discapacidad, Adultas Mayores y de Comunidades Originarias, Hugo Burguez, celebró la importante convocatoria. “Estamos viendo que hay una gran repercusión, con algunas dificultades, son largas colas, la gente tiene que esperar un tiempo. Esto tiene que ver con la situación social y la necesidad de contar con alimentos con mejores precios”, manifestó a Grupo Del Sur en el transcurso de la feria.

 

Aglomeración

Pese a que las imágenes registradas por la cámara del programa Cierre de Edición mostraron claramente la aglomeración de gente y en algunas la mala utilización de los barbijos, Burguez, al consultársele si no era contraproducente esta convocatoria expresó “No estamos amontonados, estamos manteniendo la distancia y estamos sanitizando con alcohol líquido y todos están usando barbijos”. Y agregó que todo esto se desarrollaba “al aire libre”. Sin embargo el DNU firmado por el presidente es tajante: “quedan prohibidas las actividades y reuniones sociales, en espacios públicos al aire libre, con una concurrencia mayor a 20 personas”.

 

Malestar de los comerciantes

En cuanto al malestar de los comerciantes, cabe acotar que el día anterior el Centro Comercial, Industrial y de la Producción (CCIP), emitió un breve comunicado  manifestando su “preocupación por la implementación de la Feria Itinerante” considerando “que este tipo de acciones afectan directamente de los comerciantes pertenecientes al rubro de los productos que se comercializan, los cuales tributan con sus impuestos contribuyendo a la economía local”.

Al respecto Burguez minimizó las quejas aduciendo en primer término que quienes comercializaban carnes en la feria lo hacían de manera legal y emitiendo tickets con posnet, no así en el rubro verdulería por ser huerteros. Al marcársele que, de todas maneras, el dinero recaudado no quedaría en la ciudad.

Además agregó que los comerciantes se benefician a su vez de los programas sociales. “Villa Constitución, solo de Tarjeta Alimentar nacional, recibe 14 millones de pesos por mes y a esto se le suma que la mayoría de las Asignaciones Universales por Hijo se usan para comprar alimentos, más las tarjetas provinciales, más algún otro programa social. Es una masa de dinero que va a los comercios”.

“Si hay una preocupación del Centro Comercial no debe ser solo sobre esto, sino también discutir si podemos trabajar desde lo local, generando determinada cantidad de productos, que incluyan la carne, a precios populares. Eso va a permitir que estas medidas alternativas que se toman para acercar estos alimentos a los vecinos de Villa Constitución y de todo el país, podamos hacerlo a través de los comercios locales”, remató.

“Los únicos negocios que no cerraron durante la pandemia fueron los supermercados, los minimercados y fueron los comercios. Obviamente que no todos los comercios son iguales, pero evidentemente hay muchos que les ha ido muy bien. Y además por la transferencia de fondos que hizo el Estado a las familias para poder sobrellevar la pérdida de otros tipos de trabajo que no se podían hacer por la pandemia”, puntualizó.

 

Reclamo al Intendente

El debate continúa y ayer el CCIP se reunió con el Ejecutivo, allí le presentó una nota al intendente Jorge Berti. Entre otros puntos, el escrito expresa la “severa preocupación por las Ferias Itinerantes que se implementan en la ciudad, sin tener en cuenta el impacto negativo que esto produce en los comerciantes locales ya que genera una competencia desleal lesionando seriamente las actividades comerciales de carnicerías, verdulerías y/o comercios que se encuentran habilitados para ejercer tal actividad; y por la cual tributan con sus correspondientes impuestos al Municipio”.

“Lamentamos la decisión de la Municipalidad de promover este tipo de acciones que perjudican a quiénes con el pago de sus impuestos contribuyen a la economía local y se esfuerzan no solo en cumplir al momento de abrir las puertas de sus comercios con las exigencias establecidas para la habilitación correspondiente sino que además cumplen con lo estipulado tanto a nivel nacional, provincial como local, en cuanto a los protocolos de higiene y seguridad debido al delicado contexto actual ocasionado por la pandemia de Covid-19; exigencias, que en este tipo de ferias no se respeta debido a la masiva concurrencia de personas que genera”.

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.