Logo diario sur villa constitución

Palabra por palabra: Daniela Toranzo

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 15 de junio como el “Día Mundial de Toma de Conciencia contra el Abuso y el Maltrato en la Vejez”, con el objetivo de propiciar una jornada de reflexión sobre los Derechos Humanos y el respeto hacia los adultos mayores, además de alertar sobre conductas inaceptables –como el maltrato físico, emocional o financiero– que se pueden producir de diversas maneras y que debemos prevenir.
Daniela Toranzo, licenciada en Trabajo Social y encargada administrativa del Hogar de Ancianos Municipal “Gral. San Martín”, de Villa Constitución, destaca que esa institución “es una de las políticas sociales que en nuestra ciudad se lleva adelante desde hace casi 30 años, donde podemos garantizar que los ancianos estén cuidados en sus derechos importantes, como alimentación, vivienda y salud”; aunque expresa su interés en que “las familias puedan contener la mayor parte del tiempo a los ancianos en lugar de depositarlos en el Hogar, ya que a veces ni siquiera pasan a saludarlos”.
El abuso y maltrato a las personas que se encuentran en el último ciclo de sus vidas es un problema social que, lejos de decrecer, va en aumento y es más frecuente de lo que puede parecernos. “Nosotros tratamos que no sea solamente un Hogar de Ancianos, nos abrimos a las visitas de la gente, que el abuelo sea contenido por su familia, pero no es fácil, tenemos que estar detrás de esas cosas para que no le duelan las ausencias en fechas importantes o en una internación. El Estado está presente pero el anciano no espera la comida ni el calor, espera la visita de la familia”, remarca Toranzo.
“Nosotros tratamos que el anciano se encuentre bien, trabajamos el tema de la convivencia, festejamos los cumpleaños, organizamos salidas, siempre hay algo nuevo para que pasen una vida cuidados y con todo resuelto”, comenta.

La vida cotidiana
En el Hogar Municipal, los ancianos tienen libertad para desenvolverse como en su propia casa y sus responsables promueven que sigan participando plenamente en las decisiones que afectan a sus vidas. “Muchas veces la gente se ríe porque llaman al Hogar y atiende alguno de nuestros abuelos. Es su casa y pueden hacerlo, en particular cuando el personal está ocupado en otras cuestiones. Es genial que puedan participar en las acciones diarias de la vida cotidiana, como hacer un mandado, ir a la farmacia, eso es algo que también se lo permitimos”, explica la encargada.
En la actualidad viven en el Hogar ocho abuelos y dos abuelas. “Es un lindo número, se puede trabajar bien con ellos; uno está en sillas de ruedas pero los demás son autoválidos, necesitan apoyo para el baño y la higiene pero resuelven por sí solos las cuestiones básicas”, subraya.

Edificio propio
Toranzo celebra que la construcción del edificio propio –sobre calle Mendoza al 800– se encuentre “muy avanzada”. “La gente está ayudando enormemente y colabora con la Cooperadora del Hogar para que se pueda edificar pronto. Queremos estar en un hogar propio y que los abuelos puedan ambientarlo como les guste, con la posibilidad de estar en habitaciones para dos personas”, expresa.
La entrevista concluye con una invitación para que la comunidad se acerque al Hogar y comparta su tiempo con los abuelos. Convencidos que la ancianidad debe merecer el máximo respeto para que la sociedad avance en un clima de convivencia, recordamos una frase del escritor español Víctor Corcoba Herrero: “Triste época la nuestra, que no sólo excluye de la escena social a la gente mayor, sino que también atropella hasta sus sentimientos. En esto no se puede ser permisivo”.

¿Cuál es su palabra favorita?
Hijos.

¿Cuál es la palabra que menos le gusta?
Violencia.

¿Qué es lo que más le causa placer?
Los logros de mis hijos, de 16, 13 y 10 años. Me importa mucho su desarrollo, creo que necesitan ese apoyo y que la sociedad sería diferente si dedicáramos más tiempo a acompañarlos en su crecimiento.

¿Qué es lo que más le desagrada?
Cuando se atenta contra los derechos del niño. El tema de los menores en riesgo es algo que me afecta en lo personal.

¿Cuál es el sonido o ruido que más placer le produce?
La música.

¿Cuál es el sonido o ruido que menos le gusta escuchar?
Los gritos.

¿Cuál es su grosería favorita?
No digo malas palabras.

Aparte de su actividad, ¿qué otra profesión u oficio le hubiese gustado ejercer?
Medicina.

¿Qué profesión nunca ejercería?
No me hubiera gustado ser médico forense.

Si el Cielo existiera y se encontrara a Dios en la puerta ¿Qué le gustaría que Dios le dijera al llegar?
Que con todos mis errores, fui una buena persona.

El cuestionario utilizado en esta sección es el mismo que James Lipton hizo famoso en su programa “Inside the Actors Studio”, pero originalmente fue utilizado por Bernard Pivot en la televisión francesa. Estas preguntas no sólo permiten saber un poco más de alguien, también ayudan a “sacar conversación” o a mostrar algo inusual en una persona que se conoce o se cree conocer.

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.