Logo diario sur villa constitución

Moreira buscar crecer

Rodrigo Moreira posando con la camiseta de la Selección juvenil Argentina.

Rodrigo Moreira empezó a jugar al fútbol a los cinco años en el club Deportivo Constitución. Allí permaneció durante cuatro años. Luego tuvo un breve pasó por  San Lorenzo. Tras cinco años jugando al fútbol decidió abandonarlo y probar con natación. En el deporte acuático compitió durante tres temporadas y, finalmente, con trece años de edad optó por regresar al fútbol en Porvenir Talleres. Allí jugó un tiempo y le empezaron  a llegar las pruebas en los equipos profesionales. La primera posibilidad la tuvo en el Club Atlético River Plate y no tuvo la mejor suerte. Confiaba en sus condiciones y siguió intentando hasta que apareció la segunda chance. Independiente de Avellaneda le daba una oportunidad y él no la iba a desaprovechar. El Rojo le abrió las puertas del club y allí comenzó  a gustarle más el fútbol. Dejó la posición de mediocampista central que tenía en la Liga Regional del Sud y pasó a ocupar la zaga central. Rápidamente comenzó a lucirse en las inferiores de AFA y le llegó la citación a la Selección Argentina Sub-15 por parte de Miguel Ángel Lemme quien trabajaba con Humberto Grondona. Tras algunos torneos en esa categoría le surgió la posibilidad de ser convocado a la Sub-17 .  Siguió haciendo bien su trabajo en inferiores y con el transcurrir de los años le llegó el  llamado para el selectivo Sub-20. Allí compartió cancha con muy buenos jóvenes valores. Algunos de sus compañeros fueron Augusto Batalla, Emanuel Mammana, Leandro Vega, Nicolás Tripichio, Andrés Cubas, Cristian Pavón, Sebastián Driussi, Giovanni Simeone, Ángel Correa, Tomás Martínez, Facundo Monteseirín y Tiago Casasola. Con la Selección Argentina Sub-20 logró el campeonato en el Sudamericano de la categoría que le dio el pasaje al Mundial de Nueva Zelanda. En el Mundial Sub-20 no tuvieron una buena actuación en lo grupal. Fuera de lo futbolístico Moreira  destacó la experiencia de haber conocido un lugar paradisíaco como Bora Bora en Tahiti. Allí fueron a hacer la preparación para el Mundial Sub-20.

Cuando le consultamos sobre su opinión por el arquero de River Plate Augusto Batalla,lo definió como un arquero  y compañero excelente. Con buena personalidad y que cuenta con el plus de tener una buena familia y una novia que lo apoya. Consideró no tener dudas que Batalla recompondrá su imagen con la gente Millonaria.

Moreira defendiendo los colores del Ciruja tucumano.

Metiéndonos en su actualidad en San Martín de Tucumán contó que no dudó en aceptar el desafío cuando su novia le dio el visto bueno para vivir en Tucumán. Dijo haberse encontrado con un club ordenado en lo económico y con una hinchada que brinda mucho apoyo. Además manifestó sentirse muy a gusto con el plantel ya que fue muy bien recibido.

Contó que no pesó en nada la presencia en el plantel tucumano del arquero villense César Taborda para aceptar la propuesta de San Martín. Dice que lo impresionó su compañero Gonzalo Rodríguez  por su técnica, habilidad y velocidad. Destacó que se siente muy a gusto con su entrenador Diego Cagna. Dice que se involucra mucho con el jugador y que siempre los está alentando. Manifestó que Cagna les pide que salgan jugando, que arriesguen sin hacer locuras, que presionen, que se diviertan y que traten de ser efectivos cuando están cerca del arco rival. Opina que todavía tienen mucho por mejorar, que no han tenido suerte porque hubo partidos que jugaron muy bien y no los pudieron ganar. Todavía sueña con lograr el ascenso a pesar de estar hoy a once puntos de la última plaza para jugar en Primera División.

Marcó diferencias entre la Primera y la B Nacional. Dice que en la máxima categoría del fútbol argentino hay más espacios para jugar. Que los pases son mejores porque hay mayor calidad y que en la segunda división no ayuda el mal estado de los campos de juego. Reconoció que en la B se juega a correr, meter y tratar de ganar la segunda pelota.

Moreira comentó que no es fácil jugar en independiente porque el murmullo de los hinchas se siente en el Libertadores de América y eso le juega en contra a sus propios jugadores.  Sueña con volver al Rojo cuando se termine a mitad de año su préstamo con San Martín de Tucumán y así poder devolverle algo al club que lo formó como jugador profesional.

 

 

 

 

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.