Logo diario sur villa constitución

Marcha en memoria de Solange Villalba

El sábado 1º de febrero se llevará a cabo una marcha de velas al cumplirse dos meses del asesinato de la adolescente empalmense, Solange Villalba. Si bien su asesino, Fernando Lencina, se encuentra confeso y detenido en espera de su proceso, la madre de la víctima, Betiana Arias, anticipó a Diario EL SUR que la manifestación tiene por objeto que el horrendo crimen no caiga en el olvido. En principio se prevé la convocatoria para las 21 de esa fecha y los marchantes caminarían alrededor de la plaza San Martín de Empalme con velas encendidas.
Cabe recordar que el 1º de diciembre de 2013 la joven de 14  años de edad fue asesinada en un campo de Theobald situado sobre el camino rural que une esa localidad con Empalme. El cuerpo de la víctima fue hallado semidesnudo y parcialmente quemado por el dueño del predio alrededor de las 7.30 de ese caluroso domingo. El cadáver se encontraba junto a un camino por el que se ingresa al terreno, aproximadamente a 150 metros del acceso, presentaba un fuerte golpe en la base del cráneo, presuntamente causado con un objeto contundente. También tenía golpes en el rostro y la parte superior del cuerpo incinerada, al igual que la ingle (Diario EL SUR Nº 1090)
El miércoles siguiente la policía detuvo a Fernando Lencina, un remisero de 22 años, quien confesó ser el autor del asesinato de Solange. “Los ribetes escabrosos de este crimen superan todo lo conocido hasta el momento en nuestra zona y las implicancias de la detención de este individuo pueden ir más allá del esclarecimiento de este hecho ya que podría arrojar luz sobre otra muerte violenta que aún es investigada. En ese caso se trata del presunto suicidio, luego descartado como tal, de Iris Gobi, una mujer discapacitada que era la madre de la novia de Lencina en aquel momento. Novia que, al igual que Solange, tenía 14 años” (Diario EL SUR Nº 1091).
Lencina tiene varios antecedentes de reacciones violentas y de agresiones a otras personas. Tras su detención quedó alojado en un calabozo individual, ya que el resto de los reclusos del penal de la Comisaría 1ª amenazaron con lincharlo. Ante la posibilidad que su presencia allí generara mayores inconvenientes fue trasladado a un calabozo de la Comisaría 2ª de Alcorta. Finalmente la semana pasada lo derivaron a la Unidad Penitenciaria N° 11, que está ubicada en la localidad de Piñero, en la intersección de las rutas provinciales Nº 12 y 14.

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.