Logo diario sur villa constitución

La laguna de Melincué se llenó de Tiburones

No hubo mal tiempo que opacara esta experiencia. Como suele suceder cada vez que estos chicos están cerca, un microclima se apodera del lugar, y la lluvia que comenzó el sábado y se extendió durante el domingo en gran parte de la región, no asomó por el Club Náutico, sede del encuentro. La laguna de Melincué tenía a lo lejos un cielo amenazante, pero cada vez que ellos festejaban llegar a la meta el sol salía para también abrazarlos. Estamos hablando de la 15ª experiencia de nado (5ª integrada), que los míticos y adorados Tiburones del Paraná vivieron el domingo en la laguna de Melincué.
Todo estaba previsto desde el día anterior, desde el complejo de Arroyo Seco partieron en caravana y llegaron hasta el Club Náutico de Melincué en donde pasaron la noche, fogón, cena y baile de por medio. Allí, personas con y sin discapacidad juntas, celebraron juntas el valor de la diversidad, se encontraron para reflexionar y dialogar sobre los temas que preocupan: inclusión, discriminación, los miedos, abordando la discapacidad como una cuestión de Derechos Humanos.

Todo listo
El domingo, también amaneció con tiempo inestable, pero tal como sucedió el año pasado en Colón, esas nubes sabían que no debían opacar tanto esfuerzo puesto en esta experiencia. Un gran cartel les agradecía su presencia, y les daba la bienvenida, y cerca del mediodía cuando todo era una mancha blanca con bordes verdes fosforescentes (así fue la casaca que utilizaron este año), la laguna los empezó a esperar formando un oleaje que mostraba también la ansiedad de ella de sentirlos cerca.
El presidente comunal del pueblo les dio la bienvenida oficial por altoparlantes y contó emocionado que desde 1972 que la laguna no tenía una actividad como esta, por lo que agradeció una y otra vez a los Tiburones por devolverle la alegría a esas aguas inquietas que esperaban deseosas el inicio. “Acá han nadado mojarritas, pejerreyes, palometas por abajo del agua. Por arriba hemos visto patos, flamencos; pero hoy es un punto de inflexión para toda la gente que quiera nadar en Melincué, porque desde hoy van a tener mucho cuidado porque nadan tiburones”, enfatizó.

Inclusión
Una y otra vez repetiremos la importancia de esta palabra, el valor que tiene y la necesidad de entender lo que significa cada vez que la utilizamos. La experiencia de nado es importante, pero lleva consigo algo más grande, y en esta oportunidad lo hace a través del lema elegido para este año: “No se trata de eliminar las diferencias, sino de unirnos sin modificarlas”. Cuando hablamos de más de 200 atletas con y sin discapacidad nadando juntos, hacemos referencia no sólo a la actividad física, sino a la importancia de celebrar el valor de la diversidad y como reza el proyecto llevado a cabo con la escuela “Juan Pizzurno”, tomar a la discapacidad como una cuestión de Derechos Humanos.

La 15ª experiencia
Esta experiencia de nado en aguas abiertas fue además la 5ª integrada, y estuvo organizada en conjunto por E.N.I.A.S. (ONG de Los Tiburones), la Escuela de Enseñanza Media Nº 425 “Pablo Pizurno” y el Gobierno de la Comuna de Melincué. Comenzó alrededor de las 13, sobre la orilla un gran arco que rezaba IncluiMElincué les daba la bienvenida y desde allí podía verse el otro extremo, el viejo hotel que aguardaba por los atletas que iban a cumplir con la distancia principal de 6 kilómetros. Desde aquella construcción salieron ellos, al tiempo que desde las costas del Club Náutica, bengalas de distintos colores marcaban el inicio de la actividad.
Por megáfono iban llamando a los grupos que debían arrojarse al agua (que por momentos por su sabor salado y su oleaje se asemejaba a un mar). Así comenzaron a cumplir con las distintas pruebas. Fue emocionante verlos entrar y salir, festejando, llorando, abrazados y emocionados por estar allí, donde aman, en el agua. Los “microtiburones”, bebés desde los 8 meses a 2 años nadaron 100 metros. Los “minitiburones”, niños y niñas de 4 a 6 años, 500. Los más grandes cumplieron con pruebas un poco más largas: 1, 2 y 3 kilómetros. Y un grupo partió desde el viejo hotel llegando a los 6 mil metros de prueba. Fue con su arribo que las horas de aguas abiertas culminaron. Y lo hizo con la misma emoción con la que comenzó, una vez más el objetivo estaba cumplido. Tomados de la mano, los atletas de la prueba principal arribaron hasta la meta, donde fueron recibidos con gritos y aplausos.
Las lágrimas no dejaron de escaparse, pero fueron lágrimas lindas, de felicidad, de satisfacción por la meta cumplida.

Premios y baile
Luego, todos se trasladaron hasta el camping, y se instalaron en las inmediaciones del escenario en donde se desarrolló la entrega de premios (unas hermosas medallas con un tiburón tallado), y posteriormente el baile de la victoria con espuma incluida. En la ceremonia estuvo presente el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti que arribó pasadas las 16 acompañado por el secretario de Turismo, Martín Bulos, la subsecretaria de Inclusión para Personas con Discapacidad, Silvia Tróccoli; el subsecretario de Deporte, Pablo Catán; el coordinador Regional de la Región 5, Oscar Pieroni; la delegada regional de Educación Región VII, María Cristina Fariolli También estuvieron presentes el senador por el departamento Rosario, Miguel Lifschitz; el senador por el departamento General López, Lisandro Enrico; el diputado provincial Joaquín Blanco y el intendente de Arroyo Seco, Darío Gres que compartió toda la jornada con los Tiburones.

Proyecto 2013
Cabe recordar que con la experiencia de nado, finalizaron las actividades que han realizado en conjunto con la Escuela de Enseñanza Media Nº 425 “Pablo A. Pizzurno” de Melincué, todas ellas enmarcadas en el Proyecto 2013: “Tiburones” en la laguna de Melincué.
Durante el 2012 han hecho: charlas, debates, conferencias, muestras, jornadas de reflexión.
Se realizó durante el año una intensa actividad académica, social, de difusión y deportivas, para abordar esta problemática desde la óptica de los derechos humanos, en concordancia con los 6 años desde que Naciones Unidas proclamara la Convención Internacional sobre los Derechos de la Persona con Discapacidad, el primer tratado del tercer milenio y al cual Argentina adhirió a través de la Ley 26.378.
“Nuestro sueño está llegando a su fin, así termina un año lleno de actividades y sobre todo de enseñanzas que hemos tenido de la mano de los Tiburones, por eso espero que no termine acá, que sea el comienzo de muchas visitas, de una gran amistad porque ya son parte de nuestra familia”, expresó el presidente comunal Gabriel Rébora.

“Un gran corazón”
Adriana Farías, la presidente de la Escuela de Natación Integral Arroyo Seco (E.N.I.A.S.), agradeció al pueblo de Melincué por esperarlos con los brazos abiertos y por todos estos meses de trabajo en conjunto, “vamos a extrañar esta organización porque siempre se crean vínculos afectivos. Este lugar no estaba adaptado para las necesidades de todas las personas y se hizo un trabajo maravilloso”, expresó y destacó el trabajo en los baños que fueron adaptados “exclusivamente para nosotros”, por eso agradeció profundamente.

Los anfitriones
Por su parte, Ramiro Barreyro, director de la escuela “Pablo Pizzurno”, se mostró emocionado y dejando escapar algunas lágrimas expresó: “Los Tiburones realizan un evento anual, que nos hayan visitado a nosotros es inolvidable, gracias por todo”.
“Les abrimos la puerta de nuestra casa, ya son parte de nuestra familia. Vamos a seguir adaptando este camping, el pueblo, la plaza, todo lo que sea necesario para recibirlos”, comenzó su discurso, el presidente comunal, Rébora y la lluvia de aplausos no se hizo esperar. “Es el comienzo de algo muy lindo, de una amistad muy grande y estoy seguro que van a volver”, finalizó.

El Gobernador
“Acá tienen que estar los Tiburones, porque vinimos a homenajearlos a ellos”, inició su discurso el gobernador Bonfatti señalando el escenario en donde las autoridades estaban ubicadas. Luego agradeció a Adriana (Farías) y a “Patricio (Huega), por su persistencia y lucha de tantos años”. Al nombrar al mentor de los Tiburones, los aplausos y los gritos fueron aún más fuertes, en reconocimiento a todo el amor que Patricio vierte en cada uno de ellos. “También agradezco a todos los papás, mamás, familiares, por el trabajo que hacen todos los días”. Además, Bonfatti destacó que su gobierno apuesta a una sociedad inclusiva, “en donde todos tengas las mismas posibilidades. Lamentablemente hay que luchar para generar conciencia, porque no todos la tenemos. Todos tenemos la necesidad de la igualdad ante los derechos”. Por último se mostró orgulloso por “estos santafesinos que luchan cada día por la igualdad de derechos” y reconoció en Patricio y los Tiburones a todas las instituciones que trabajan igual.

Celebra la vida
Así, una nueva experiencia a nado llegó a su fin, una más que tiene como objetivo celebrar la vida, luchar por la inclusión, entender finalmente que la discapacidad es una cuestión de Derechos Humanos. Así, nuestros queridos Tiburones del Paraná nos dieron otra valiosa lección: “Ser Tiburones, nadar en emociones y brindar los corazones”. 

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.