Logo diario sur villa constitución

Investigan qué causó la muerte de un adolescente de 16 años

EL ADOLESCENTE INGRESÓ AL HOSPITAL EL 30 DE DICIEMBRE Y FALLECIÓ EL 24 DE ENERO.

“Es una causa muy compleja”, expresó la fiscal Analía Saravalli al referirse a la investigación que está llevando adelante por la muerte en el Hospital Samco de Ángel C. un joven de 16 años que ingresó al efector de salud como consecuencia de sus adicciones el 30 de diciembre y falleció el domingo 24 de enero. Según una denuncia efectuada por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) en ese lapso el adolescente, por momentos permaneció sedado y amarrado a una cama. Pero este fatal desenlace tiene una historia que comenzó varios años atrás.

“Era un chico muy dulce pero cuando empezó a consumir su carácter fue cambiando”, contó un familiar a Diario EL SUR. Es que Ángel sufrió desde temprana edad una serie de hechos que los fueron condicionando hasta que llegó al consumo de estupefacientes. La muerte de su padre a causa de un cáncer no solo significó un duro golpe anímico sino que además provocó el desmembramiento de la familia, por lo que creció en un estado de extrema vulnerabilidad junto a su madre, que hizo lo que pudo por contenerlo, dentro de las limitaciones que imponía su magra situación económica.

Del consumo de diversas sustancias pasó a cometer una serie de hechos delictivos como robos y hurtos. El 26 septiembre de 2018, Diario EL SUR informaba que “Durante el fin de semana un menor de 13 años de edad fue apresado en 4 oportunidades por hechos de daños y robo cometidos en cercanías de su domicilio situado en Pampa y General López”.  Con la perspectiva que da la distancia y los trágicos acontecimientos que culminaron el domingo, tal vez esa precoz saga delictiva era un pedido de ayuda de parte de Ángel que nadie entendió y para el que la sociedad no tuvo respuesta.

EN DICIEMBRE LA FISCALÍA REGIONAL 2ª EMITIÓ UN PEDIDO DE PARADERO DEL MENOR.

Fugas

Este tipo de hechos se volvieron una constante aunque nunca efectuó delitos violentos o contra las personas, solo escruches. No obstante comenzó a juntarse con otros jóvenes que también tenían problemas con la ley, algunos de los cuales poseían antecedentes por hechos de mayor gravedad e incluso utilizaban armas de fuego. En los últimos meses su madre denunció en reiteradas oportunidades la desaparición del menor y en unos de estos casos se lo encontró en Rosario donde estaba en compañía de un joven villense con un amplio prontuario.

Cabe destacar que las causas por los delitos contra la propiedad en la que estaba involucrado se tramitaban en el Juzgado de Menores, hasta allí no tuvo intervención el Ministerio Público de la Acusación (MPA). Asimismo, su caso lo tomó la Delegación Villa Constitución de la Secretaria Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia. En octubre del 2020 este organismo pidió al Juzgado de Familia que interviniera para determinar que se realizara una evaluación y diagnóstico de Ángel para fijar un tratamiento debido que hasta ese momento no existía ninguna determinación al respecto.

En tanto se acrecentaron las fugas de su hogar.  Las denuncias por su desaparición, la mayoría el año pasado, fueron efectuadas por su madre, Andrea D., de 38 años, en la Unidad Fiscal de Villa Constitución y fue la Agencia de Investigación Criminal (AIC) la encargada de rastrear y recuperar al adolescente. En octubre de 2020 fue internado en el Hospital debido a que a esa altura ya existía una orden judicial, emanada del Juzgado de Familia, para su internación y tratamiento por sus adicciones, surgida del pedido de la Delegación de Niñez.

Esa fue la primera vez que antes la reacción violenta de Ángel se decidió amarrarlo a la cama por sus intentos de agredir al personal del Hospital. Esta medida fue objetada y denunciada por la Delegación de Niñez, no obstante se repitió en otras oportunidades. Luego de cada internación se repitieron las fugas de Ángel y su búsqueda. Incluso el 15 de diciembre la Fiscalía Regional 2ª emitió un comunicado pidiendo “la colaboración de la población para dar con el paradero” de Ángel.

LA FISCAL ANALÍA SARAVALLI LLEVA ADELANTE UNA EXAHUSTIVA INVESTIGACIÓN.

Rutina

El 17 de diciembre el menor fue encontrado y se repitió la rutina por parte de los efectivos de la AIC de informar de su hallazgo a la Fiscalía, el Juzgado de Menores y la Delegación de Niñez, y luego trasladarlo al Hospital para dejarlo internado debido a la orden del Juzgado de Familia. El día 21 se retiró del Hospital y volvió a ausentarse de su domicilio, fue encontrado en Rosario en muy mal estado de salud en la vía pública.

El 24 de diciembre su madre realizó una nueva denuncia por su ausencia. Otra vez la AIC inició su búsqueda la que se extendió a Rosario y Santa Fe debido a distintas informaciones que indicaban que podía hallarse en esas ciudades. El 30 de diciembre fue encontrado en Villa Constitución, en un domicilio de Urquiza y Jujuy. Y se repitió la rutina habitual de informar a todos los organismos y la internación en el Hospital Samco en compañía de su madre y del personal del área de Psiquiatría.

 

Última internación

El personal de la AIC lo trasladó al Hospital, donde ingresó “caminado, en buen estado, ubicado en tiempo y espacio”, afirmó una fuente policial. Incluso los efectivos policiales permanecieron con el  unas dos horas en espera que lo aceptaran. “En ese Nosocomio es recibido por el psiquiatra Leonardo Steiner, el cual ordenó su internación Producto de esto el adolescente se altera, por lo cual lo atan a la cama de pies y manos. Asimismo le dan medicación para sedarlo. Al día siguiente, al momento de despertar, se altera nuevamente debido a las condiciones de internación”, manifiesta en su denuncia la APDH.

Según el documento de la APDH el menor estuvo amarrado y en un constante estado febril durante toda su internación. “En la madrugada del sábado 9 de Enero, Ángel se altera, movilizando al personal de turno y la psiquiatra Bencivenga con miembros de la policía, lo terminan trasladando a terapia intensiva, lo sedan y lo intuban, su fiebre continuaba”, detalla la denuncia. 

“El viernes 15 de Enero, el adolescente tuvo un paro cardíaco, que lo dejó en un coma profundo”, asegura la APDH y califican lo acontecido de “irresponsabilidad profesional, impenda, imprudencia, pudiendo configurar el delito de torturas de quienes estaban a cargo de Ángel Colazo”.

Consultada la directora del efector de Salud, Dra. María del Carmen Soraire, esta señaló que se está llevando adelante una investigación interna de lo sucedido por parte del Ministerio de Salud, además de la judicial que corre por cuenta de la Fiscalía, y que debido al secreto de sumario por el momento no están habilitados para realizar declaraciones. 

De todas maneras trascendió en el ámbito del Hospital que la decisión de amarrar y sedar al joven obedeció a los arrebatos de violencia que tuvo desde el momento de su internación, entre los que señalaron los intentos de agredir al personal de enfermería con un trozo de vidrio y de iniciar un foco de incendio. Esta versión fue confirmada también por familiares de Colazo. Cabe destacar que en todos los casos la Delegación Villa Constitución de la Secretaria Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia objetó esta práctica e incluso por su intervención el día 4 de enero el menor fue desamarrado. 

EN EL MINISTERIO PÚBLICO DE LA ACUSACIÓN EL HERMETISMO SOBRE EL CASO ES ABSOLUTO.

El fallecimiento

En el transcurso de su internación el estado de salud del adolescente se agravó y en la tarde del domingo pasado se produjo su deceso en la Unidad de Terapia Intensiva donde se encontraba con asistencia respiratoria mecánica. “Habría sufrido un paro cardiorrespiratorio en razón que presentaba muerte cerebral diagnosticada por el CUDAIO el 21 de enero”, confió una fuente policial. Como consecuencia esa misma noche personal de la AIC allanó el Hospital para secuestrar la historia clínica de Colazo. También ese día se pidió la autorización de su madre para realizarle una extracción de sangre destinada a un examen toxicológico.

En tanto el miércoles por la mañana se llevó adelante otro allanamiento para realizar el secuestro de las imágenes de las cámaras de seguridad en el tiempo que el adolescente estuvo internado. Por el momento la investigación está en sus inicios y como manifestó la fiscal Analía Saravalli, es una causa compleja donde se tratará de determinar qué ocurrió entre el 30 de diciembre y el 21 de enero para que el adolescente que ingresó caminando al Hospital, terminara con una muerte cerebral. Ese es el principal punto a dilucidar. Por el momento se trata de una “muerte dudosa”.

 

CONCEJO MUNICIPAL

PEDIDO DE AUDIENCIA

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) tomó conocimiento de este caso y realizó una fuerte denuncia, e incluso pidió una audiencia en el Concejo Municipal. “Ponemos en conocimiento que, en el día de ayer falleció Ángel C., joven de 16 años, oriundo de la ciudad de Villa Constitución, quien se encontraba internado en estado crítico en la terapia intensiva del Hospital S.A.M.Co. de Villa Constitución. Cabe resaltar que en la noche del miércoles 30 de diciembre de 2020, miembros de la policía local trasladan a Ángel C. al Hospital de Villa Constitución. En dicho establecimiento de salud es recibido por el psiquiatra Leonardo Steiner, el cual ordenó su internación. El adolescente fue atado de pies y manos, permaneciendo en esa situación durante el lapso de 5 días. Indefectiblemente este accionar estatal -que debería ser de contención a adolescentes con problemática social-, empeoró y puso en peligro la vida de Ángel: el viernes 15 de Enero, el adolescente tuvo un paro cardíaco, que lo dejó en un coma profundo”, señala la presentación de la organización ante el cuerpo de concejales.

 

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.