Logo diario sur villa constitución

González: “Siempre supe que el partido iba a seguir”

El árbitro villense Mariano González sufrió una agresión en el encuentro entre Boca Unidos y Gimnasia y Esgrima La Plata, cuando una piedra proveniente de la hinchada local, le pegó en el pecho y lo dejó en el piso durante los primeros minutos del complemento, en donde ganaba el Lobo 1 a 0 con el tanto de Facundo Pereyra.
La agresión se produjo a los 13’, González cayó al campo de juego y debió ser atendido, tras unos minutos el partido se reanudó. Desde ese momento, los comentarios fueron muchos a través de los medios de comunicación de todo el país, y más de un periodista deportivo expresó que el juez tendría que haber suspendido el encuentro. Tribuna Sur dialogó con González, quien analizó lo sucedido y dejó en claro por qué continuó con el partido. “Seguí las reglas del juego”, sentenció haciendo referencia a esos comentarios en donde decían que lo mejor era la suspensión del partido. “Los que hablan así desconocen el reglamento”, prosiguió citando el artículo 162 (f) del reglamento general de AFA: Por lesión provocada por agresión de cualquier naturaleza al árbitro, árbitro asistente o asistente deportivo y jugadores, siempre y cuando sea fehacientemente comprobada e impida a cualquiera de los mencionados, desempeñarse en la disputa del partido, salvo las que deriven del mismo juego y entre los protagonistas antes señalados. “A mí el piedrazo no me hizo nada, ni siquiera un rasguño. Me sentí bien física, anímica y técnicamente para seguir y no hice más que acatar las indicaciones del reglamento”, agregó y en ese sentido expresó: “La gente que me dice que tenía que suspender el partido me está pidiendo que sea deshonesto, finja, simule una lesión que nunca fue”.
La realidad es que cuando la piedra impacta en su pecho Mariano cae al piso, “eso fue porque la situación me conmocionó, me sorprendió pero siempre estuve bien para continuar, siempre supe que iba a seguir. Además el jefe del operativo de seguridad también me brindó las garantías para seguir. Eso fue todo lo que pasó”.
González reconoció que si el piedrazo impactaba en su rostro hoy la historia sería otra, “pero no pasó, son conjeturas y no puedo basarme en eso, fui ecuánime y por una persona no puedo castigar a todo el mundo”.

Su actuación
En cuanto a su actuación en el partido, González contó que las acciones más polémicas fueron las expulsiones, “pero no necesito ver la repetición para saber que obré bien”. “Sin ver las imágenes y por lo que viví en cancha creo que mi desempeño fue correcto”, agregó.

La violencia
“No somos los árbitros los que tenemos que terminar con la violencia, estamos para conducir un partido, los que tienen que erradicarla es una parte que a nosotros no nos compete”, prosiguió el árbitro explicando que brindó las herramientas necesarias al Tribunal de Disciplina, “y allí está la gente idónea para saber si debe haber sanción o no”.
Consultado sobre su sensación ante la violencia que se ve en las canchas, el árbitro expresó que se trata de un reflejo que se ve en la sociedad argentina, “la gente va a la cancha a descargarse”, dijo pero aclaró que “son los menos, en este caso fue una persona contra las mil que había en la cancha. Es una problema de educación, y yo no sé cuál será la solución pero sé que la gente que está a cargo de esto tiene que empezar a hacer algo”. 

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.