Logo diario sur villa constitución

En 2020 bajó la cantidad de armas policiales pérdidas

DESDE EL MINISTERIO DE SEGURIDAD ASEGURARON QUE SE LLEVAN ADELANTE RIGUROSOS CONTROLES DEL ARMAMENTO.

Durante el 2020, la Agencia Provincial de Prevención de la Violencia con Armas de Fuego (APVAF), creada con el objeto de reducir la circulación de armas ilegales, y la Agencia de Control Policial (ACP), realizaron rigurosas auditorías e inspecciones en las armerías centrales de la Policía de la provincia; las que arrojaron cómo resultado el extravío de 36 armas policiales entre enero y noviembre de este año.

Entre 2014 y 2019 fueron sustraídas (o extraviadas) 502 armas entre cortas y largas, es decir, aproximadamente cada cuatro días un o una policía de la provincia perdía o le robaban el arma de fuego de servicio. En dicho número, están comprendidos los faltantes en los arsenales policiales, donde se almacenan pistolas, escopetas, municiones, chalecos y demás equipamiento.

Desde el año 2015, cuando se llegó a 121 armas cortas y largas sustraídas o extraviadas, la curva fue menguando progresivamente. En comparación, la filtración de armas institucionales en el año actual sufrió una disminución significativa en relación a los años anteriores: un número tres veces menor que en 2015, y aproximadamente 30% menos que 2019.

En síntesis, se denunciaron como perdidas o sustraídas a personal policial 91 en 2014, 121 en 2015, 102 en 2016, 74 en 2017, 63 en 2018, 51 en 2019 y 36 entre los meses de enero y noviembre de 2020. La indagación sobre los robos de armas oficiales se realiza según el procedimiento fijado en el “Reglamento para sumarios administrativos de la Policía de la Provincia de Santa Fe”, aprobado en 1977 mediante el Decreto N° 4.055.

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.