Logo diario sur villa constitución

Empleados asaltados a punta de revólver

Tres delincuentes armados asaltaron a los empleados del supermercado “Don Santiago”, ubicado sobre ruta 21 y calle Islas Malvinas, en barrio Neumann. El atracó fue perpetrado minutos antes de las 21 del martes cuando los víctimas finalizaron su labor y se retiraban por una puerta lateral. Los hampones no lograron su objetivo de llevarse la recaudación del negocio pero huyeron con la moto de uno de los asaltados y con dinero y efectos personales.
“Fuimos asaltados cuando cerrábamos el negocio, fuimos atacados cuando estábamos saliendo por tres personas encapuchadas que buscaban plata”, relató Georgina, propietaria del supermercado. “Yo justo estaba activando la alarma y quedé del lado de adentro con la alarma activada y a uno de mis compañeros le robaron la moto y le sacaron el bolso y a la otra chica le sacaron la cartera con todos los documentos de los chicos y el cobro de la asignación”, detalló. “Aparecieron del lado de la entrada, nosotros siempre salimos por el costadito, entonces cuando el chico subió a la moto para irse ahí lo agarraron, le dijeron que se baje, que querían la plata”. Uno de los malvivientes era “alto, de unos 20, 22 años y los otros unos pibitos de unos 17 o 18 años”.

“Metele un tiro”

Una vez que el joven, quien se desempeña como carnicero del supermercado, descendió de la moto “lo arrinconaron contra la pared y le apuntaron, le gatillaron pero no lo golpearon”, señaló Georgina. Los delincuentes “llevaban gorra y una cuellera levantada hasta arriba, yo alcancé a ver a uno que tenía dos pistolas de caño largo y cuando lo vi cerré la puerta, trabé y se activó la alarma”. Los malvivientes pretendían ingresar al local comercial “ellos querían entrar, pero como yo trabé la puerta y se activo la alarma le decían a mi compañera que yo le abra, pero de adentro no escuchaba nada”. En tanto la carnicero “le gatillaron tres veces en la cabeza pidiéndole la plata. Permanentemente lo amenazaban, decían: ‘Metele un tiro, metele un tiro’. Estaban desesperados que querían la plata. Pero como le habían sacado todo a Laura, mi compañera, agarraron la moto, se subieron los tres y se fueron para el lado de Empalme”.

Ola de robos
“El viernes también casi nos roban porque entró uno en actitud sospechosa, yo me fui para el fondo y llamé a la Policía, pero como eran las 8 de la noche y se empezó a llenar de gente”, añadió Georgina.
Este delincuente lejos de huir “se cruzó y robó en la garita de enfrente donde roban siempre a la gente, después de las 7 de la tarde no pueden estar. Le robó a una chica y se fue, a los 15 minutos llegó el móvil pero ya no tenían que hacer. Eso fue el viernes, el sábado al mediodía tuvimos a otra persona parada en una moto, mirando para adentro del negocio, hablando por teléfono en una actitud sospechosa también, llamamos a la Policía, le dimos los datos pero no lo pudieron agarrar”. 

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.