Logo diario sur villa constitución

El conflicto municipal sigue sin resolverse

En el marco de las negociaciones por el pago de un bono navideño, los empleados municipales vienen realizando medidas de fuerza, denominadas por ello como “quites de colaboración”, donde si bien asisten a los lugares de trabajo y cumplen con los horarios de entrada y salida, no realizan ninguna actividad. Dichas medidas de fuerza, comenzaron con una duración de 24 horas, pero en las últimas dos ocasiones, se extendieron por el plazo de cuatro y cinco días, abarcando el fin de semana.
Esta medida, llevada adelante por el Sindicato Independiente de Empleados Municipales, suscitó condicionamientos por parte del ejecutivo para el pago de dicho bono, pidiendo como contraprestación a la erogación, la devolución de las horas no trabajadas durante las medidas de fuerza. Al no llegar a un acuerdo, los empleados municipales decidieron, en la jornada del pasado jueves, comenzar con un nuevo quite de colaboración, reforzando el reclamo con una movilización hacia las puertas de la municipalidad prevista  para ayer a las 9 de la mañana.
El sábado autoridades del Ejecutivo Municipal se comunicaron con dirigentes gremiales y acordaron una reunión para ayer en el  mismo horario en que estaba prevista la manifestación de los trabajadores frente al Palacio Municipal. La idea era dejar sin efecto la movilización mientras durase el encuentro, pero los trabajadores decidieron concentrarse igual sobre calle Irigoyen e hicieron sentir su presencia con la continua explosión de pirotecnia.
 
Malestar
Desde un principio causó un hondo malestar que el secretario de Hacienda, Mario Serra y el intendente, Horacio Vaquié, solo aceptaran reunirse con el Secretario General del SIEM, Raúl Rivas, sin permitir el acceso a otros miembros de comisión directiva, comisión interna y cuerpo de delegados. “Esto es una forreada”, repetían los delegados en un clima de creciente inquietud.
Luego de una hora y media la reunión pasó a una especie de cuarto intermedio para hoy, a las 9, porque el Ejecutivo se negó a formalizar cualquier acuerdo en el transcurso de una medida de fuerza, y como esta finalizaba anoche a las 22, se postergaron las discusiones para esta mañana. Hoy los municipales retomarán sus tareas, expectantes ante el posible resultado de las negociaciones. En tanto los delegados coincidían ayer en una postura: “No queremos negociar más con Serra” y aseguraban: “Esto va a tener un costo político muy grande para el gobierno municipal”.
 
Cansados
“Vamos a trabajar de acá hasta el viernes para demostrarle a la comunidad que el problema no es con ellos, que no los vamos a dejar sin servicios, que acá nuestro problema es con el gobierno municipal. Que si no saben gobernar, que se vayan”, expresó una delegada a Diario EL SUR. Acto seguido otros delegados enumeraron las carencias que deben afrontar en su labor diaria: falta de ventiladores en el CIC, baños en mal estado, dependencias con serios problemas de infraestructura”, entre otras. “El malestar es muy grande, estamos cansados de forreadas”, sintetizaron.

Sindicato Independiente
Quite de colaboración y reclamos
Oscar Jauregui, miembro de la comisión directiva del SIEM, comentó a este medio el viernes por la mañana que, ante el mantenimiento de las exigencias por parte del Ejecutivo, en la tarde del jueves realizaron una reunión, que no estaba prevista, para comunicar lo acontecido en el último encuentro con el Intendente y el Secretario de Hacienda. En vistas de que  “el Ejecutivo se mantiene en la tesitura que venía tomando, llegamos a la conclusión de realizar un quite de colaboración que comenzó a regir desde las 22 del jueves 23  y se extiende hasta la misma hora del lunes 27”, afirmó.
En este contexto, los gremialistas comentaron que han tenido contacto con diferentes autoridades, y que las mismas han estado de acuerdo con su reclamo, “Hemos tenido conversaciones con el senador Giacomino  y el Presidente del Concejo,  y nos han expresado su acuerdo con que se abone la suma, teniendo en cuenta que el dinero está.
Según lo expresado por los representantes sindicales, el quite de colaboración gira sobre los siguientes ejes: falta de entrega de mudas de ropa de trabajo en los tiempos legales; deficientes sanitarios y demora en la reparación de los mismos; falta de elementos de seguridad; pretensión del DEM de devolución de horas no correspondiente; deficiente mantenimiento del parque automotor y falta de pago del bono solidario de 1.000 pesos.
“Confiamos en que se va a solucionar y no pensamos mayores medidas de fuerza”, concluyó Jauregui.
 
Mario Serra
La posición del Ejecutivo
En representación del gobierno municipal, el Secretario de Hacienda, Mario Serra, dejó en claro la posición del ejecutivo ante esta cuestión. “En primer lugar, hay que aclarar que  el pago del bono está acordado, incluso nos habíamos puesto de acuerdo en las pautas”, afirmó el funcionario. Y agregó, “el municipio le pidió colaboración al gremio, porque en su momento realizaron un paro apresurado. Pedimos que colaboren con la municipalidad y los empleados compensen esas horas no trabajadas”.
Según Serra, el gremio muestra actitudes completamente “inflexibles”, aún cuando el Ejecutivo ha querido negociar. “Con el ánimo de zanjar esta situación, les propusimos que devuelvan la mitad de las horas,  pero siguieron en la misma posición”. En este sentido,  afirmó que con las últimas medidas se da por tierra la iniciativa del Ejecutivo, “nuestra propuesta queda descartada, porque sumando las horas no trabajadas el total es de 24. Más de una vez hemos hecho este tipo de proposición, casi salomónica, buscando un punto medio, pidiéndoles a los empleados que devuelvan algunas horas y todo continúe su marcha, pero en este caso, no quieren aceptar”.
Además, el titular de la Secretaría de Hacienda sostuvo que hace tiempo que nota  una actitud proclive a tomar medidas apresuradas y escasamente consultadas con los afiliados, por parte del sindicato.”Yo hablo con los empleados y me manifiestan que no se los consulta, en el mejor de los casos las reuniones las hace la comisión directiva y algunos delegados. Hay muchos empleados que me manifiestan que no están acuerdo”. Y agregó, “en algún momento este tipo de decisiones las tomaban en asamblea, pero hace rato que no veo que las hagan, quizá porque tienen miedo de escuchar lo que les dicen las bases. Ellos, cuando vienen a negociar hablan de las bases, en referencia a los afiliados del gremio, pero evidentemente no las consultan demasiado”.
Por último, afirmó que las acciones de aquí en adelante, y en tanto la posición de los municipales siga inmutable, será el descuento de todas las horas no trabajadas. En esta decisión “pesará mucho la opinión del intendente”, concluyó.
 
 
 

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.