Logo diario sur villa constitución

Dramática persecución de dos jóvenes fugados

Verónica Almada, la joven de 12 años desaparecida sobre el mediodía del miércoles fue hallada finalmente en la madrugada del viernes cuando circulaba en el auto de quien sería su novio y, tal como sospechaban sus familiares, se encontraba con él desde el momento de su desaparición. Se trata de un joven de 19 años, de nombre Alejandro y que vive a dos cuadras de la casa de Verónica. Este puso en serio riesgo la vida de ambos al tratar de huir de la Policía en una alocada carrera que se inició en nuestra ciudad y que finalizó en Arroyo Seco cuando por un desperfecto mecánico pudo ser detenido por efectivos policiales de esa ciudad que los esperaban mientras iban en su persecución móviles de Villa Constitución, Empalme y Pavón.
La historia que alarmó a la comunidad villense se inició el miércoles cuando Norma Andino, la madre adoptiva de Verónica, con quien vive desde que tenía meses de edad, denunció que no habría regresado de la EET de Empalme adonde asiste al primer año. En su declaración ante la Comisaría 1ª de nuestra ciudad indicó que sospechaba que se encontraba con Alejandro pero que este no respondía a sus llamados. Pronto circuló por las redes sociales la foto del auto en el que estarían movilizándose, un Corsa de vidrios polarizados y que posiblemente se dirigían a Buenos Aires ya que el joven, que también es adoptado, había manifestado que iría a buscar a su padre biológico.
Ante esa eventualidad se dio aviso a fuerzas federales y de la policía bonaerense mientras se intensificaban las pesquisas a la vez que la foto de Verónica y al auto en el que se movilizaban circulaba por internet. Toda la ciudad estaba alarmada por la situación y aguardaba atenta a cualquier novedad. Fue así como alrededor de las 20 del jueves la policía comenzó a recibir llamados telefónicos dando cuenta que el Corsa había sido visto en diversos lugares de la ciudad, aunque el intenso patrullaje no podía dar con él, hasta que cerca de las 4 del viernes un móvil lo avistó en calle San Martín, en el centro de la ciudad. Cuando se le dio la voz de alto Alejandro lejos de acatarla aceleró el auto y comenzó una dramática huida a alta velocidad.

Loca carrera
Cuando tomó ruta 21 los uniformados dieron la alerta a la Comisaría 5ª de Empalme y a la Subcomisaría 2ª de Pavón para iniciar un operativo cerrojo. El personal de Empalme incluso cruzó su móvil sobre la ruta a la altura del cruce de vías. Una testigo que se encontraba en un remisera ubicada frente a ese lugar relató a Diario EL SUR que el Corsa pasó a gran velocidad y que su conductor realizó una arriesgada maniobra para esquivar el obstáculo y siguió su alocada carrera. Una fuente policial confió que llegaron a poner los móviles a 190 km sin poder alcanzarlo y que el joven superaba los lomos de burro sin disminuir la velocidad. Esto habría causado daños en la caja de cambios y eso le permitió a la policía interceptarlo cuando ingresó a Arroyo Seco donde finalmente ambos jóvenes fueron demorados.
El procedimiento de Arroyo Seco se llevó a cabo en jurisdicción judicial de Rosario por lo que se abrió una causa que está en manos de un magistrado de los tribunales rosarinos. Se esperaba que las actuaciones fueran derivadas al juzgado villense donde la causa está caratulada como “Rapto impropio”, es decir aquel que se comete “con fines libidinosos de una mujer honesta mayor de doce y menor de quince años, con su consentimiento”.

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.