Logo diario sur villa constitución

Comerciante denunció que policías le dieron “una paliza”

Un conocido comerciante de nuestra ciudad, Jorge Musso, denunció que fue violentamente reprimido y recibió “una paliza” de parte de personal policial que lo golpeó y arrojó contra el piso en sede de la Comisaría 1ª. El incidente ocurrió cuando fue a exigir que se actuara con mayor presteza ante el robo del automóvil de una conocida a la que acompañó a denunciar la sustracción. Luego de ser reducido por los efectivos quedó detenido e incomunicado. Según el informe de la Jefatura de Relaciones Policiales previamente el hombre había insultado “a viva voz” a los policías, se negó a retirarse de la dependencia y además les arrojó golpes de puño, afirmaciones que Musso negó enfáticamente a Grupo Del Sur.
En su informe la Jefatura de Relaciones Policiales señaló que María José M. se acercó a la Comisaría 1ª alrededor de las 2 del sábado para denunciar que le habían sustraído un automóvil Fiat 147 que había dejado estacionado por Eva Perón a metros de Rivadavia entre las 23.20 del viernes y la hora de la denuncia. “El rodado estaba cerrado con llave y seguros si bien no contaba con alarma”, detalla el parte. “En circunstancias en que la víctima radicaba normalmente su denuncia y sin inconvenientes, irrumpió en la oficina de sumarios un masculino quien comenzó a amenazar al personal policial”, señala el mismo escrito en referencia a Musso.
Allí se agrega que el comerciante exigía “la aparición del vehículo, refiriendo tener contactos e influencias, insultando a viva voz, instándoselo a que se retire cosa que no hizo y lejos de deponer su actitud siguió en la misma tesitura, arrojando golpes de puño lo que hizo necesaria su detención”. Estos dichos fueron desmentidos por Musso quien relató que junto a otras personas, la víctima del robo e integrantes del Coro Estable Municipal se encontraban en un bar de calle Rivadavia y cuando María José M. advirtió la sustracción la acompañaron “solidariamente a la Policía, donde, en forma verbal le exigimos al guardia que, por favor, sitiara Villa para que el auto no saliera de la ciudad”.

Paliza
“El sumariante demora la jugada hora y media, sin decirnos que ya había avisado al Comando (Radioeléctrico). En ningún momento nos informó nada, lo único que yo trataba de hacer era exigirles a ellos, porque es la función que les corresponde, el trabajar y hacerse cargo de problema. Tengo testigos que en ningún momento los agredí verbalmente ni físicamente, como ellos denuncian en el sumario que me hacen a mí. Es más, ellos son testigos de la paliza que me pegaron dentro de la unidad; paliza que me ligo por haber ido a reclamar y haber sido solidario con una vecina de Villa Constitución”, se quejó Musso.
Siguiendo con la línea de su relato contó que “la paliza” a la que hace mención le fue propinada por “cinco o seis” efectivos policiales que “me agarraron por la espalda y me tiraron al piso, las chicas del Coro vieron todo eso”. Como consecuencia “en este momento (por ayer) me encuentro con un dolor profundo en las costillas, no sé si tengo alguna fisura, torcedura de brazo, machucones por todos lados y en la cara que me la golpearon contra el piso”, aseguró Musso. A la vez reiteró que “en ningún momento yo les levanté la mano ni los agredí verbalmente”. Luego de ser reducido “me metieron en un calabozo incomunicado, sin saber mi familia nada de lo que me estaba pasando”.

Impotencia
“En estos momentos no sabes si llamar a la Policía o tenerle miedo, creo que a partir de ahora le voy a tener miedo, es decir no los llamaría en un caso como este”, graficó el comerciante. “Me da mucha pena e impotencia, de no ser por (el senador) Germán Giacomino y (el abogado) Carlos Pagliero, que se movilizaron para sacarme tengo entendido que me iban a tener preso hasta este lunes”. A la vez agregó un dato inquietante al comentar que “tipo 4 de la mañana, metieron preso a un ladrón muy conocido, que se cansó de agredirlos y a las 2 horas lo largaron y yo, que había ido solidariamente por una causa común, me tenían preso y castigado. Realmente la impotencia que sentía y siento no tiene nombre”.

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.