Logo diario sur villa constitución

Atlético pintó el clásico de verde

Atlético festejó el clásico ante Empalme Central.

En su última presentación oficial en el 2017, Atlético le regaló una alegría a su gente y pintó el clásico de verde. Ya eliminado, enfrentó a su eterno rival, que llegaba clasificado y con la posibilidad de seguir escalando posiciones en la tabla. El Canalla arrancó ganando y parecía que la fiesta era completa, pero Atlético jugó un gran partido para revertir la historia y llevarse un triunfo que le pone el mejor cierre a un año de transición y con muchos aspectos futbolísticos positivos, más allá de no poder estar presente en el reducido.

El clásico de este domingo se trataba de un partido aparte, donde el honor de imponerse ante el eterno rival valía más que tres puntos que resultaban intrascendente para Atlético, pero que podían cambiar el desenlace de Empalme Central en el certamen, que podía pasar de enfrentar a Unión a jugar con Central Argentino en el reducido si es que se quedaba con la victoria.

Más allá de que en el campeonato quedaba por definir, la gente acompañó en gran número. Como cada vez que se enfrentan los dos equipos emblemáticos de la localidad, el marco fue imponente y los colores y cánticos colmaron una tarde que se prestaba para ver fútbol.

Pasadas las 15.10 comenzó el encuentro, con los equipos que no se guardaron nada y salieron a quedarse con la victoria. Dos formaciones ofensivas pensando más en el arco rival que en resguardar la valla propia y con ese punto de partida, el encuentro no podía no tener un trámite entretenido.

Sin embargo, el primer cuarto de hora pasó sin pena ni gloria y lejos de los arcos. A pesar de las intenciones ofensivas que mostraban ambos conjuntos, a los dos les costaba ser profundos e inquietar al guardameta rival.

Con el correr de los minutos, Empalme Central comenzó a plantarse mejor en campo contrario y a manejar la pelota con mayor criterio, mientras que Atlético intentaba apostar a la velocidad de su ofensiva y a precisión de sus volantes, replegándose un poco más. De esta manera, el equipo visitante comenzó a ganar terreno y  consiguió la apertura del marcador.

Cuando se jugaba casi media hora de la primera mitad, llegó la emoción que abrió el marcador. Una buena jugada por el sector izquierdo encontró a Ángel Ayunta, que tras una buena combinación recibió un pase atrás y como venía sacó un remate cruzado imposible para Mariano Botti y desató la alegría de la parcialidad del Canalla. A partir de ese momento, comenzó un nuevo partido, con Central mejor parado en el campo y con el Verde que empezó a tener la obligación de ir a revertir la historia.

El Verde fue, pero llamativamente encontró la igualdad tras un error del equipo que venía ganando el encuentro: el arquero, Nahuel Torres, recibió un pase atrás y quiso salir jugando, pero la pelota fue interceptada por Lucio Flores, que casi sin ángulo elevó el remate por encima del guardameta con maestría y con una vaselina que denotó mucha clase puso la igualdad, dejando una historia completamente abierta de cara a la segunda mitad.

El encuentro tuvo un expulsado por bando que fue cambiando el trámite del encuentro. Del lado de Atlético, Facundo Ramírez recibió la segunda amonestación en una jugada que  fue a presionar arriba y cometió una falta en plena salida de Central. En tanto, del lado visitante el que dejó el campo de juego antes por doble amarilla fue César González tras una fuerte entrada desde atrás.

El partido continuaba con un trámite parejo durante la segunda mitad. Central iba por una victoria que lo deje en el sexto lugar de la tabla de posiciones y el ingreso de Lisandro Pereyra le dio más fútbol. La victoria pudo haber llegado con un remate de Franco Quevedo desde afuera del área, que con mucho espacio sacó un remate rasante que se fue muy cerca del palo derecho de Botti.

Pero el que tuvo el disparo del final, y no lo desaprovechó, fue Atlético. El Verde encontró espacios en una contra donde tenía superioridad numérica y combinó velocidad y precisión para asistir a Gonzalo Estévez, que inició una corrida impresionante desde la mitad de la cancha y llegó por el sector derecho para recibir sólo. Apenas le llegó la pelota, Chipi clavó el pie bien por debajo de una forma magnífica logrando que la misma se elevara lentamente y comenzara a recorrer un trayecto que la transportaba hacia la red ante la incrédula mirada del arquero, que se encontraba a mitad de camino.

Cuando la pelota tocó la red, la locura se desató. Estalló la tribuna local. No hubo jugador que no se acercara a Estévez a abrazarlo para sentir que el clásico se quedaba en casa, y para felicitarlo por la locura que había hecho. Golazo inolvidable para la figura del encuentro, que pese a estar exhausto nunca dejó de correr.

Pese a que el Canalla buscó la igualdad, se encontró con un Atlético más ordenado que se aferró al triunfo y lo defendió con coraje. Fue una gran victoria para el Verde, que cerró un año de formación con muchos chicos en el equipo titular que comienzan a darle forma al conjunto que vendrá. En tanto, Central sigue con la ilusión viva y el próximo fin de semana recibirá a Unión en el arranque del reducido.

 

Ficha del partido


A.Empalme        2             E.Central             1

Goles: Lucio Flores, Gonzalo Estévez (AE) Ángel Ayunta (EC)
Terna arbitral: Matías Santiago, Ignacio González y Leonel Franco.

 

 

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Categorias

Subscribite a nuestro newsletter

Recibi un resumen de las noticias mas importantes y la edición digital.