Nuevo robo y vandalismo en el Jardín de Infantes “San Gabriel”

Un menor de edad, cuyas acciones quedaron registradas por las cámaras de seguridad, ingresó al establecimiento educativo y se llevó el motor de una heladera y una canilla, causando una gran pérdida de agua.

LOS HECHOS DE ROBO Y VANDALISMO SON UNA CONSTANTE EN EL JARDÍN DE INFANTES.

El Jardín de infantes San Gabriel, de barrio Talleres, sufrió un nuevo robo que tuvo como consecuencias daños en sus instalaciones. Es esta una situación que se reitera, pero en esta oportunidad las imágenes registradas por las cámaras de seguridad del establecimiento educativo revelaron el autor del hecho: un menor de edad ampliamente conocido por sus constantes delitos contra la propiedad.

Los desmanes fueron descubiertos el lunes por la mañana cuando el personal docente cuando llegó para sus tareas habituales. En su denuncia ante las autoridades policiales, detallaron que “el pasado viernes, a las 18 habrían dejado correctamente cerrado el establecimiento y que al ingresar (el lunes) notan una gran cantidad de agua en el piso”.

A simple vista las docentes observaron un gran desorden y notaron que faltaba el motor de una heladera, una pava eléctrica y paquetes de masitas destinados a los alumnos. Asimismo, fue sustraída una canilla de bronce ubicada en cercanías a la puerta de ingreso, de allí el agua vertida en el piso.

 

Ladrón identificado

“Tenemos nombrado un menor en esa causa, está todo en manos del Juez de Menores”, aseguró el jefe de la Unidad Regional VI, director de Policía Marcelo Mendoza. “Lamentablemente tenemos que decir que esos hechos (en establecimientos educativos) son producidos por menores, en muchos de los casos son ex alumnos”, agregó.

“Ya lo hablamos varias veces, la falta de Cultura en ese aspecto. Atacar la escuela, el lugar que a uno le enseña, el jardín de infantes. La verdad que es una locura que no tiene nombre. Pensamos actuar rápido, el Juez de Menores está interviniendo y están a disposición de la justicia todas las actuaciones”, cerró el jefe policial.

A %d blogueros les gusta esto: