Esclarecieron el robo a una clínica de fonoaudiología

Dos personas aprehendidas y todos los elementos robados a un establecimiento médico recuperados fue el resultado de un operativo realizado en forma conjunta por la Agencia de Investigación Criminal y Comando Radioeléctrico. Los detenidos son los mismos cuyas imágenes difundió la Fiscalía.

LOS SOSPECHOSOS FUERON DETENIDOS EN EL ALLANAMIENTO A UNA VIVIENDA DE CALLE BROWN AL 700.

El hombre y la mujer buscados por el robo a la clínica fonoaudiológica “Confluir” fueron detenidos el lunes en un operativo efectuado por la Agencia de Investigación Criminal (AIC) con apoyo de personal de la Unidad Regional VI. Las personas aprehendidas coinciden fisonómicamente con las imágenes captadas por cámaras de seguridad y difundidas por la Fiscalía en un intento de lograr que la comunidad aportara datos para identificarlas.

Tal como informó Diario EL SUR en las imágenes se ve a un hombre con gorro claro, camperón oscuro, una remera larga, posiblemente amarilla, pantalones chupines y zapatillas grises; en tanto la mujer viste pantalón oscuro, una remera mangas largas rosa o fucsia y sobre ella una especie de chaleco oscuro y es de contextura robusta.

“Es de importancia que se aporten datos para localizarlos dado que por tareas investigativas estarían sindicadas al hecho de Robo ocurrido el 26 de julio de 2022 entre las 3.30am y 4am aproximadamente en una clínica de fonoaudiología en calle Belgrano 772 de la localidad de Villa Constitución. Entre los elementos sustraídos se encuentran un audiómetro, una radio, una pava eléctrica y diversos elementos de valor”, detallaba el parte de la Fiscalía.

Cabe destacar que los malvivientes ingresaron a la clínica tras violentar la puerta de ingreso y sustrajeron “varios elementos, entre los cuales se encontraba un aparato celular con auriculares, de uso exclusivamente médico, del rubro fonoaudiológico, valuado aproximadamente en 500 mil pesos”, confiaron fuentes policiales. 

 

Investigación

A la par que se difundían las imágenes de los autores del robo, la AIC villense, a cargo del comisario Elías Moreno, continuaba con las pesquisas para dar con ellos. Para ello realizaron un relevamiento en las inmediaciones del lugar del hecho, con diferentes declaraciones testimoniales, como así también el cotejo de cámaras del Sistema de Monitoreo Urbano del Municipio y privadas. Como resultado se obtuvieron datos de los posibles domicilios de los sospechosos, uno situado en calle Belgrano al 600, a una cuadra de la clínica asaltada y el otro en Brown al 700.

Con esta información, los agentes de la AIC lograron dos órdenes de allanamiento para esos domicilios, firmadas por el juez de Primera Instancia en la Penal, Dr. Ignacio Vacca. El lunes, con el apoyo de personal de Comando Radioeléctrico, los investigadores llevaron a cabo un operativo simultáneo, irrumpiendo en ambas viviendas. 

En calle Belgrano el resultado fue negativo, pero en calle Brown dieron con los sospechosos y procedieron a demorarlos. Los aprehendidos fueron identificados como Alan Isaac P., de 24 años y Estefanía Vilma A., de 28. 

Un cadete

Entonces ocurrió algo inusitado. “Al momento en que se estaba llevando a cabo el allanamiento en ambos domicilios, se recibe un llamado telefónico con la información que en la clínica Confluir se habría apersonado un delibery, manifestando tener en su poder diferentes elementos que fueran propiedad de dicho nosocomio, los cuales quería hacer entrega”, informó una fuente policial.

Como consecuencia parte de los efectivos de la AIC se dirigió a la clínica y allí entrevistaron al cadete, quien les manifestó que una mujer “solicitó sus servicios para hacer entrega de un bolso, el cual es examinado por el personal policial, como así también por la propietaria del lugar, pudiendo corroborar en el interior de dicho bolso la totalidad de los elementos denunciados como sustraídos”, detalló el investigador.

 

Hipótesis

“Debido a todo lo recabado a lo largo de la investigación y durante el diligenciamiento de la medida judicial, la hipótesis barajada hasta el momento es que esta pareja allanada, al verse cercad, intentó de forma encubierta, y a través del servicio de cadetería, devolver todos los elementos sustraídos”, estimó.

Como parte de la investigación “también se procedió al secuestro de un teléfono celular propiedad de la progenitora de uno de los detenidos, con el cual habrían realizado la comunicación telefónica para solicitar el servicio de cadeteria”, agregó. 

En tanto los detenidos, por determinación de la fiscal Eugenia Lascialandare, luego de ser debidamente identificados y tras tomársele las huellas dactilares, recuperaron su estado de libertad quedando sujetos al proceso judicial. 

A %d blogueros les gusta esto: