Policías salvaron la vida de una beba de apenas dos semanas

Personal de la Subcomisaria de Pavón que se encontraba en Villa Constitución por un trámite de rutina asistió a una joven pareja cuya hija tenía las vías respiratorias obstruidas y lograron salvarle la vida.

EL PERSONAL DE LA SUBCOMISARÍA 2ª DE PAVÓN TUVO UNA INESPERADA Y PROVIDENCIAL ACTUACIÓN EN VILLA CONSTITUCIÓN.

Efectivos de la Subcomisaría 2ª de Pavón salvaron la vida de una beba de apenas 2 semanas de vida que se había ahogado mientras su madre la amamantaba. La actuación de la oficial Valeria Guida fue más que providencial ya que se produjo en Villa Constitución en momentos en que se encontraba en la Comisaría de la Mujer, sita en Bolívar 588, entregando algunas actuaciones de la dependencia en donde reviste, así que su presencia en el lugar era ocasional.

El incidente ocurrió el jueves, alrededor de las 22. Guida, junto al suboficial Daniel Felcaro, arribaron desde Pavón a la Comisaría de la Mujer, la primera ingresó para entregar las actuaciones, en tanto el segundo se quedó en el móvil, el Fiat Cronos recientemente recibido por la Subcomisaría 2ª.

“En un momento escucho que Felcaro comienza a llamarme y gritar: ‘¡Vamos al hospital, vamos al hospital!’”, relató Guida. “Atenta a esto salgo rápido sin entender lo que sucedía. Cuando llego a la puerta logro ver a una pareja en moto, parados al lado del móvil, la femenina con una manta rosa en sus brazos envolviendo un bebe, en gran estado de nerviosismo, llorando y diciendo que su beba se había ahogado y no sabía si respiraba”, recordó la joven oficial.

Sin demorar un segundo, los uniformados subieron al móvil policial a la jovencita y su beba y partieron a toda velocidad hacia el Hospital, con sirena y balizas encendidas. A la vez Felcaro, se comunicó con el 911 para que alertaran al efector de salud sobre la situación mientras que Guida le pidió a la madre que le pasara a la beba.

 

Sin respirar

“Cuando me la entrega me doy cuenta que estaba de color morado, por lo que la coloco boca abajo sobre mi brazo izquierdo, inclinándola levemente hacia abajo y comienzo a darle golpecitos en la espalda con el talón de mi mano derecha intentando reanimarla”, explicó. Mientras se dirigían al Hospital “en todo momento sigo realizando las maniobras de reanimación a la beba, la que seguía quietita y sin llorar”.  

“Antes de llegar al hospital logro sentir que la beba comienza a mover levemente el pecho, comenzando a respirar con dificultad. Siento que tenía como mocos, pero seguía respirando muy suave, aun sin llorar”, continuó Guida. “Cuando llegamos al Samco local, entro corriendo con la beba en brazos hasta la sala de urgencias y se la entrego a la Dra Luciana Broggi, quien queda a cargo de la misma, mientras me quedo al lado de la mamá para contenerla y tratar de tranquilizarla, ya que lloraba desesperada”, indicó.

 

Rápida asistencia

Inmediatamente el cuerpo médico del Hospital se abocó a la tarea de asistir a la beba “permitiéndonos quedarnos en el lugar y que la mama pueda estar cerca de su beba. Pasado unos minutos escuchamos que la bebe comienza a llorar, y la Dra. manifiesta que la beba se encuentra fuera de peligro, que luego le realizaran estudios de rutina”, concluyo Guida. Más tarde la oficial y heroína, se enteró que la beba tiene dos semanas de edad y su nombre es Sofía Máxima Mionis. Los padres le contaron que “se había ahogado tomando el pecho, ya que esta resfriada y con muchos mocos”. 

Así fue como un trámite de rutina, y su capacitación, llevó a una oficial de Policía estar providencialmente en el lugar indicado para salvar una incipiente vida.

A %d blogueros les gusta esto: