Ariel Gómez: “La hoja en blanco es un desafío apasionante y motivador”

El reconocido y aventurero periodista se explayó acerca de su vocación a la literatura, y sobre cómo la redacción periodística y la literaria se combinan en sus escritos. Contó cómo utiliza todos sus conocimientos y herramientas para fusionarlos creando nuevos universos.

EL RECONOCIDO PERIODISTA ARIEL GÓMEZ DESCUBRE SUS ESCRITOS MEDIANTE SU DESARROLLO AUNQUE SIEMPRE TIENE EN CLARO CUÁL SERÁ SU FINAL.

En una nueva entrega, la Escuela de Oficios y Saberes en su proyecto «La EOS y los Villenses hacedores de cultura» presenta al periodista y escritor de nuestro medio Ariel Fabián Gómez, quien manifestó “firmo mis trabajos con mí nombre, solo uso seudónimo cuando lo requiere la participación en un certamen”.

Seguidamente Gómez se explayó “cuentan que nací un caluroso -y luego lluvioso- domingo 23 de enero, a las 18.30, en la Clínica del Dr. Roggero en el centro de Villa Constitución”. Aunque luego contó que “desde hace poco más de 10 años resido en Empalme Villa Constitución”. “Como digo siempre, cuando en algún escenario presento artistas de esta zona, es un lugar donde el litoral del Paraná se da la mano con la pampa gringa, y eso define nuestro perfil cultural”, expresó.

 

Ariel y la literatura

En esta línea contó “mi padre siempre fue un lector voraz y omnívoro, yo heredé esa pasión y desde que tengo memoria siempre leí, de todo, sin importar géneros ni temática. Pero si tengo que mencionar el primer libro que me dejó una huella profunda, fue “Crónicas marcianas” de Ray Bradbury, que me abrió las puertas a la ciencia ficción, uno de los géneros que más disfruto. Entre mis autores favoritos se encuentran Borges, Horacio Quiroga, Cortazar, Isacc Asimov, Larry Niven, y varios más, un universo vasto y heterogéneo”.

Sin embargo, confesó “No tengo muy en claro cuáles fueron mis inicios en la escritura; escribí desde siempre y ya en la escuela primaria me destacaba por mi prosa”.

“Más tarde adquirí la noción de la escritura como herramienta a partir del regreso de la democracia y mi participación en distintos proyectos sociales y políticos”, confesó y agregó “Luego, durante la década del 90 formé parte del Taller de Lecto Escritura Creativa que coordinaba Miguel Catalá en la Biblioteca Popular “María Perrissol”, con el cual pusimos en marcha el proyecto ‘Huellas’, con el que llegamos a editar varios libros y una revista”.

 

Desde lo social a lo fantástico

Por otra parte, afirmó que “no tengo un género determinado, depende de cada etapa de mi vida, voy desde lo social a lo fantástico, aunque admito que no soy muy prolífico, puede que tenga más poemas que relatos o cuentos”. Aunque declaró que “al ser periodista gráfico, gran parte del día la paso escribiendo por trabajo y eso me quita ganas y tiempo para escribir por placer”.

“En cuanto a mi formación, cursé la carrera de Técnico Superior en Periodismo y asistí a una gran cantidad de cursos y talleres vinculados a esta actividad como así también a la educación, es decir, mi escritura está fuertemente asentada sobre las bases de la redacción periodística, aunque también a mis notas periodísticas les doy un toque literario”, dijo.

 

El escritor y la creación

Desde otra perspectiva, Gómez resaltó “a la hoja en blanco, no le tengo miedo, me siento como un Dios ante un universo a crear, es todo un desafío, apasionante y motivador. Creo en la inspiración, pero estoy convencido que solo es el disparador, la chispa que enciende el fuego, después hay que cortar la leña y alimentarlo”.

Entones comentó “no tengo un ritual para escribir pero me gusta hacerlo contra reloj, como en el cierre de edición de un diario, necesito de esa tensión, por eso para los certámenes lo hago a último momento”. 

“En cuanto a influencias, la única clara es la de Horacio Quiroga a través de su Decálogo del buen cuentista. Y reconozco cierta dureza y limpieza como la de Isaac Asimov”, declaró. 

Al respecto se explayó “todos mis escritos parten de la realidad, hasta los más fantásticos, me gusta trabajar la evolución de un hecho anómalo desde un inicio trivial. Luego dejo que la historia fluya y crezca sola, la voy descubriendo a medida que se desarrolla aunque siempre tengo en claro a dónde quiero llegar. Es decir, conozco el destino pero no el camino, por eso lo más probable que cambie el recorrido pero no el final». 

 

Su trayectoria y el futuro

“Las obras que tengo publicadas se encuentran en distintas antologías, pero nunca publiqué un libro propio. Por lo general me gusta el papel más que lo digital y soy bastante vago como para la autopublicación”, reveló.

En otro orden evaluó que “indudablemente la mejor forma de promocionar algo hoy día son las redes sociales, en especial los podcast”. 

“Sobre proyectos, no tengo ninguno en particular en cuanto a la escritura, por ahora es seguir trabajando como periodista, aunque tengo un par de argumentos en la cabeza como para novelas sobre hechos policiales acontecidos en la zona y sobre los que trabajé para Diario EL SUR”, adelantó Gómez.

En tanto concluyó “nunca intenté vivir de la literatura, por lo que no sé si es posible, por lo pronto vivo del periodismo”.

A %d blogueros les gusta esto: