Hallaron en un campo de Molina más de 84 kilos de cocaína

Cazadores que caminaban por una zona rural cercana al arroyo Del Medio, en jurisdicción de J. B. Molina, se toparon el domingo por la tarde con dos enormes bultos de nailon. Llamaron la Policía y resultó que los envoltorios contenían 82 panes de clorhidrato de cocaína de máxima pureza. Es el hallazgo de este tipo de estupefacientes más importante en la historia de la Unidad Regional VI.

EL HALLAZGO DE LOS PANES DE COCAÍNA FUE EL MÁS IMPORTANTE EN EL DEPARTAMENTO CONSTITUCIÓN.

Más de 84 kilos de cocaína distribuidos en 82 panes fueron hallados en la zona rural de J. B. Molina el domingo por la tarde. Se trata del cargamento de este tipo de estupefacientes más grande secuestrado en el Departamento Constitución. Si bien el hallazgo no tiene antecedentes en jurisdicción de la Unidad Regional VI no es una novedad en la región, pues como informó Diario EL SUR el pasado 25 de enero, en un campo de Pergamino se detuvo a cuatro personas y se secuestraron 130 kilos de cocaína que habían sido arrojados desde una avioneta.

En el caso de este domingo, alrededor de las 17.30, el Destacamento 4º de General Gelly y la Comisaría 8ª de Molina, fueron alertados por personal del Comando Rural de Pergamino sobre un posible hallazgo de estupefacientes en cercanías del puente que, por sobre el arroyo Del Medio, une Molina con la localidad bonaerense de Conesa. Los policías pergaminenses informaron que unas personas de esa ciudad, mientras cazaban en un campo de la zona (del lado santafesino) encontraron dos bultos, al patearlos para tratar de saber qué contenían, salió del interior un polvo blanquecino y rápidamente se comunicaron con el Comando Rural.

Debido a que el hallazgo fue en territorio santafesino, los policías de Pergamino dieron aviso a sus pares de la Unidad Regional VI que se hicieron cargo del operativo de secuestro. “Se hizo presente personal junto a testigos, encontrando en medio de un campo, aproximadamente a unos 2.6 km de distancia del camino de tierra, dos bultos de grandes dimensiones con un polvo blanco similar a cocaína, el cual dado las dimensiones y la distancia no se pudo trasladar por lo que se solicitó apoyo a la superioridad”, informaron las autoridades policiales. Estos bultos eran envoltorios de nailon color celeste.

En medio del campo

Cabe destacar que el personal policial hizo los dos kilómetros y medio de camino hasta los bultos en forma pedestre ya que no era posible acceder con vehículos, de allí la dificultad para trasladar el cargamento. Finalmente, a las 19.30 llegó el Grupo de Operaciones Tácticas (GOT), cuyo personal colaboró en el distribuir el contenido de los bultos para facilitar su movimiento a la vez que también llegaron agentes de la Brigada Antinarcóticos de la Agencia de Investigación Criminal de Rosario. Finalmente se estableció que se trataba para 82 panes de clorhidrato de cocaína de máxima pureza con un pesaje total de 84 kilos con 72 gramos. 

Ayer por la mañana, el jefe de la Unidad Regional VI, director de Policía Marcelo Mendoza, brindó una conferencia de prensa y manifestó su satisfacción por el golpe dado al narcotráfico con este secuestro cuyo valor se estima en unos 420 mil dólares puesto que el kilo de cocaína se comercializaría a unos 5 mil dólares. A la vez explicó que los bultos se encontraron “en unos pastizales, de difícil ingreso del personal policial y de vehículos. No había señal de teléfono, así que trabajaron varias horas en el lugar hasta que lo pudieron traer a J. B. Molina. Allí se realizó bien la contabilización de todo y la muestra de química”. 

Agregó Mendoza  que tomó intervención el Juzgado Federal Nº 4 a cargo del Dr. Marcelo Bailaque. Por otra parte se desconoce la razón por la que los bultos quedaron en el lugar y no se acercaron los destinatarios a buscarlos. 

El antecedente de Pergamino

En el caso de enero, fueron detenidas 4 personas en el momento de intentar recuperar los estupefacientes. “La madrugada del 19 de enero de este año, personal de la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de Pergamino fue parte de un operativo en las inmediaciones de un campo que había sido identificado como el lugar donde se descargaría el material”, informó en su momento Diario EL SUR.

Cerca de las cinco de la mañana de ese día, se detectó en el campo una camioneta Amarok con cuatro hombres dentro, al mismo tiempo que se observó a la mujer investigada con otras dos personas a la vera de la autopista Pergamino-Buenos Aires. Una hora después, el personal de la Delegación observó una avioneta color oscura que, a alta velocidad, pasó unas cuatro veces sobre la zona y arrojó varios paquetes.

Tras esta situación, el personal policial detuvo a cuatro personas involucradas, mientras que otros tres hombres lograron escapar metiéndose dentro de un maizal. Además del secuestro de 130 kilos de cocaína, se incautaron dos camionetas y teléfonos celulares.

La causa comenzó con la información que aportó la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de Pergamino sobre una serie de personas que serían de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que recorrían la localidad en búsqueda de sitios propicios para recoger bultos que serían arrojados desde el aire. A partir de este dato, la Fiscalía comenzó una investigación donde se pudo establecer la existencia de una banda que se dedicaba a la comercialización de cocaína y cuyas actividades se centraban en el Barrio 1-11-14 de la Ciudad de Buenos Aires.

Con este antecedente, se estima que el hallazgo del domingo en J. B. Molina podría estar relacionado con la actividad de esta misma banda.

A %d blogueros les gusta esto: