La bajante del río Paraná continuará durante el verano

El Instituto Nacional del Agua (INA) advierte que la disminución de los caudales entrantes al tramo argentino del río Paraná provoca que los niveles fluviales se mantengan en la franja de “aguas bajas”. “La tendencia climática al 31 de marzo 2022 es desfavorable”, alertó el organismo.

EL RÍO TUVO UN REPUNTE EL JUEVES EN VILLA CONSTITUCIÓN PERO SE ESPERA UN NUEVO DESCENSO EN LOS PRÓXIMOS DÍAS.

El 2022 se inició con una bajante del Paraná que perdura desde inicios del 2019 y que está por marcar un récord de 3 años de permanencia, situación que no tiene precedentes. Si bien los niveles del río pueden compararse al histórico descenso de las aguas de 1944 su extensión en el tiempo es totalmente inusual y los pronósticos no son nada alentadores puesto que se estima que este panorama se prolongará durante el verano. Ayer el hidrómetro local marcó apenas 55 centímetros, aunque el martes estuvo 15 centímetros debajo del 0. 

“La fuerte variabilidad climática regional, presente en la cuenca del Plata en los últimos quince años, se manifestó desde la segunda mitad del año 2019, comenzando por la cuenca del río Paraguay. Desde entonces prevalecieron las tendencias descendentes en todos los grandes ríos de la cuenca, con una sensible disminución de los aportes de los afluentes menores”, explica Juan Borús, subgerente de Sistemas de Información y Alerta Hidrológico, en el sitio del Instituto Nacional del Agua (INA).

“Esta disminución del caudal tiene un impacto directo en el abastecimiento de agua para consumo humano, la generación de energía y la navegación, entre otros. Manteniéndose el período de sequía se dificulta la reproducción y alimentación de la fauna y se condiciona fuertemente toda la logística relacionada con el mantenimiento de la vía fluvial y la logística de la navegación, además de los procesos de potabilización del agua urbana”, agrega el funcionario.

El Instituto Nacional del Agua (INA) tiene en su página web un espacio dedicado exclusivamente a la “Bajante extraordinaria del Paraná” con toda la información y análisis de la situación, algunos informes se actualizan en forma diaria y otros semanalmente. Según sus datos, al día de ayer, prevalecía “una condición general de disminución de los caudales entrantes al tramo argentino del río Paraná. Los niveles fluviales continuarán en la franja de aguas bajas. La tendencia climática al 31/mar/2022 es desfavorable”.

Para dimensionar la situación, más allá de ser evidente a simple vista, vale la pena repasar los siguientes datos del INA que toma como parámetro algunos puertos de nuestro país sobre el río Paraná:

ESTACIONES Nivel 05/01/2022 Altura media de enero (1966/2020) Límite de aguas bajas Nivel de alerta por crecida
Corrientes 0,24 3,95 3,00 6,50
Barranqueras 0,21 3,98 3,20 6,00
Goya 0,70 3,96 2,60 5,20
Reconquista 0,68 3,68 2,30 5,10
La Paz 0,29 0,27 3,20 5,80
Paraná -0,40 3,23 2,30 4,70
Santa Fe -0,15 3,55 2,60 5,30
Rosario -0,19 3,24 2,40 5,00

 

En cuanto a Villa Constitución, las estimaciones del INA, hasta el domingo, es que se dará un nuevo descenso, estimando que el 9 de enero el nivel podría ubicarse 32 centímetros por debajo del 0.

 

A lo largo del litoral

En cuanto al panorama general del río Paraná en territorio argentino, según los datos del INA del último miércoles “Durante la última semana no se registraron precipitaciones significativas sobre la cuenca de aporte al tramo. Está previsto que durante la semana próxima persistan estas condiciones”.

En el tramo Corrientes / Barranqueras el nivel aumentó y presentó oscilaciones durante la semana, registró un valor máximo próximo a 0,28 m y 0,35 m respectivamente a mitad de semana. Desde entonces registra un gradual descenso. El miércoles tenía una altura en torno a 0,24 m y 0,20 m. “Estos niveles resultan 3,00 m por debajo del límite de aguas bajas. El promedio semanal: 0,24 m se encuentra 3,74 m por debajo del promedio mensual de enero de los últimos 25 años. Continuará permaneciendo en la franja de aguas bajas. Es probable que durante la semana aumente levemente en el rango [0,30 m – 0,65 m]. La futura evolución dependerá fuertemente de la evolución de las lluvias en la región, especialmente en la parte de la cuenca de aporte de respuesta más rápida (cuenca del río Iguazú, cuenca próxima al embalse de Itaipú y cuenca de aporte al tramo misionero-paraguayo). De no ocurrir estas lluvias, la tendencia sería descendente y persistente.

Otro de los tramos analizados corresponde al puerto correntino de Goya, donde el nivel registraba esta semana  una tendencia ascendente desde el 1 de enero (aumentó aproximadamente 0,20 m). El miércoles la cota estaba próxima a 0,70 m. Este valor se encuentra 1,90 m por debajo del límite de aguas bajas. El promedio semanal observado: 0,63 m se encuentra 3,34 m por debajo del promedio mensual de enero desde 1997. Continuará con el mismo comportamiento, en leve ascenso, durante la próxima semana, con niveles hacia 0,75 m.

 

Entre Ríos

En el puerto entrerriano de La Paz el nivel disminuyó 0,11 m desde el 2 de enero con tendencia descendente. El miércoles presentaba una cota próxima a 0,29 m. Se encuentra a 2,91 m de la franja de aguas bajas. El promedio semanal: 0,40 m se ubica 3,87 m por debajo del promedio de enero desde 1997. Se espera que continúe con oscilaciones, manteniendo un nivel próximo a 0,30 m la próxima semana.

 

En Santa Fe

Ya en territorio santafesino, la situación es más crítica. En el puerto de Santa Fe el nivel se mantuvo en franco descenso durante toda la semana (disminuyó 0, 65 m). El miércoles  mantenía una cota alrededor de 0,15 m por debajo del cero de escala (-0,15 m). Este valor permanecía 2,60 m por debajo de la franja de aguas bajas. El promedio de esta semana se ubica alrededor de 0,23 m, permanece 3,38 m por debajo del promedio mensual de enero desde 1997. Es probable que se produzca un leve aumento en los próximos días, sin embargo continuaría alrededor del cero de escala.

En Rosario el nivel registró un descenso de aproximadamente 0,25 m a lo largo de la semana. El miércoles presentaba un nivel en torno a -0,19 m (0,19 m por debajo del cero de escala). El promedio semanal era en disminución, se observó por debajo de cero. Se ubica 3,24 m por debajo del promedio de enero desde 1997. Durante la próxima semana permanecerá oscilante en el rango [-0,30 m – 0,10 m].

 

EL DATO

El Instituto Nacional del Agua estima que el domingo el nivel del río en nuestra ciudad estará 32 centímetros por debajo del 0.

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Un joven murió electrocutado 2 Comerciante villense falleció en un siniestro vial en Bigand 3 Fiesta clandestina y alcoholizado 4 Detuvieron dos hombres por distintos casos de abuso sexual 5 Masiva manifestación exigiendo la detención de un presunto abusador
A %d blogueros les gusta esto: