Gran cierre anual de talleres y jardines comunales de Pavón

Gran cierre anual de talleres y jardines comunales de Pavón

El domingo por la noche en la plaza Batalla de Pavón la comunidad pavonense volvió a vivenciar una emotiva y festiva jornada donde se expusieron todas las producciones realizadas en el año y tanto niños como adultos recibieron sus diplomas.

La plaza Batalla de Pavón volvió a ser el escenario de otro cierre de año de los talleres de Cultura y de los Jardines comunales de la localidad en la noche del pasado domingo.

Con una gran concurrencia, los niños y las niñas que asisten a los jardines comunales de la localidad fueron protagonistas de la noche al recibir su carpeta con los trabajos realizados durante el año y la entrega posterior de su correspondiente diploma. Por otra parte, desde la comuna hicieron lo propio con los alumnos que cursaron los diferentes cursos y talleres que llevó adelante el área de Cultura.

Cabe señalar que todas las producciones resultantes del trabajo y esfuerzo de los estudiantes fueron exhibidas durante el acto que finalizó con intervenciones musicales de los más pequeños. Cabe recordar que Pavón cuenta con un jardín de infantes comunal en cada barrio. “Rayito de Sol” en Mitre, “Ilusiones” en el Centro y “Rincón de Colores”, en Rincón de Pavón.

Educación y arraigo

Al respecto, el jefe comunal, José “Pepe” López expresó: “la verdad que para nosotros el cierre de los Jardines comunales y los talleres de Cultura es una fiesta muy arraigada, muy de corazón. Cuando se iniciaron los jardines comunales, allá por el año 2004, lo primero que se pensó es que los chicos de nuestra comunidad empiecen el proceso de sociabilización previo a la sala de 4 y de 5 años. Está bueno que se haga desde la comuna y que se haga puntualmente en los tres barrios, porque hacerlo en un solo lugar y los de otros barrios se tengan que mover, lo que puede ser un impedimento”.

“Hacerlo en los tres barrios nos da la cercanía para que los chicos de los jardines puedan estar presentes y con una cuota accesible, para que tampoco la condición económica sea un impedimento para que los chicos ingresen al primer proceso de socialización de los jardines comunales”, agregó.

En tanto manifestó: “pensar que estos chicos de distintos barrios fueron parte de su primera experiencia van a venir a la escuela primaria, van a hacer sala de 4 y sala de 5 y toda la escuela primaria juntos y por suerte en nuestra localidad podemos decir con mucha alegría que ya a fin de año se anotaron 20 chicos en el segundo curso de la secundaria, o sea que también van a pasar la secundaria en la localidad”.

“Todo eso genera un arraigo, el amor hacia la localidad, genera que en los barrios no haya competencias, sino que entendamos que por una cuestión geográfica tenemos un pueblo dividido en tres barrios pero que somos una comunidad, a la cual pertenecemos”, destacó López.

Cerrar la primera etapa

En tanto, la docente Melina Giardiná declaró: ” Hace ya un tiempo atrás, abríamos las puertas de nuestras salitas de estos 3 jardines comunales que tanta alegría nos ha dado. Algunos traían caritas de sueño, otros gestos enojados porque no querían separarse de papá y mamá, a otros se le escaparon unas lagrimitas, también estaban los que no paraban de moverse y charlar, los que traían algún juguete que los hacía sentirse cerca de casa, los que estrenaban por primera vez el uniforme y esa mochila que tanto los caracteriza a cada uno”.

“De a poquito, día a día, nos fueron regalando sus sonrisas, nos contaron algún secreto, compartieron con nosotros sus fantasías e hicieron del jardín un lugar muy especial, nuestro lugar. Pasamos hermosos momentos juntos, jugamos, cantamos, aprendimos muchas cosas, pero sobre todo crecimos, y en este crecer llegamos a este día, en donde el “Hola niños y niñas” debe transformarse en un hasta siempre”, manifestó.

Mientras que resaltó “la primer etapa de sus vidas hoy se cierra como en un cuento, con muchos personajes y con un final feliz y aunque se nos escapen algunas lágrimas y nos da tristeza, sabemos que van a estar muy bien y que van a seguir disfrutando de las demás etapas que continúan en sus caminos”.

“Es difícil despedirlos porque compartimos muchísimos momentos y los vimos crecer y madurar. Pudimos ser participes de sus alegrías, tristezas, enojos, miedos, caprichos, peleas”, afirmó y seguidamente señaló “pudimos abrazarlos cada vez que lo necesitaban para hacerles sentir todo lo que los queremos, pudimos darles todos los besos que quisimos, cuantas veces lo necesitaron, y secarles las lágrimas cuando algo andaba mal”.

Nuevos desafíos

Sin embargo, la docente reafirmó “hoy, ya no vamos a volver a ser los personajes principales de sus cuentos, porque toca seguir construyendo caminos. La historia llega a su fin y el libro se cierra, pero sabemos que pronto van a encontrar otros nuevos personajes que puedan ofrecerles todo lo que ustedes necesiten y entonces ahí el libro de sus vidas, el libro de los recuerdos volverá a abrirse, pero esta vez en otra página, porque todo será mágico pero distinto.” 

“EI cuento comenzará en otro lugar, o en este mismo y con otros personajes. Hoy, las señoritas revivimos un montón de sentimientos. Alegría, por ver cómo han crecido, como cada día se han hecho más independientes. Orgullo de sentir que transitaron este mágico camino del jardín con mucho amor y felicidad y también por qué no, algo de tristeza y nostalgia, porque es una etapa que debe culminar para abrir nuevas puertas”, expuso.

Luego finalizó “nos quedarán en nuestros corazones recuerdos imborrables, caricias, besos y esos abrazos difíciles de olvidar, dibujitos en pedazos de papel y esos “seño te quiero”, que no dejaban de pronunciarse una y otra vez. Sabemos que los vamos a extrañar un montón y que si miramos atrás podemos ver cada una de sus caritas dulces y esas miradas que nos transmitieron tanto. Gracias por permitirnos vivir junto a ustedes en el maravilloso mundo de la niñez donde el asombro es cosa de todos los días y la risa nos invade todo el cuerpo transformándose en continua alegría”.

Redacción Diario EL SUR