Joven asaltada por motochorros  

Joven asaltada por motochorros   
El asalto ocurrió el martes a las 6, en Mendoza al 400.

Una joven de 29 años fue asaltada por motochorros cuando se aprestaba a ingresar a su trabajo en un centro de salud ubicado en calle Mendoza al 400, los que se llevaron el dinero que tenía preparado para pagar el alquiler de su vivienda. La víctima se acercó a relatar su experiencia a la redacción de Diario EL SUR acompañada de Rocío, una amiga que en enero de 2014 sufrió un violento robo en la misma zona, en San Juan al 400. Por temor ambas prefirieron no dar mayores detalles de sus identidades y pidieron no ser fotografiadas.

El martes, minutos antes de la 6, Maru llegó a su trabajo y cuando se disponía a abrir la puerta aparecieron dos jóvenes en una moto. “Frenan, me llaman. Me dicen: ¡Hey! Me doy vuelta, me acerco dos pasos porque no parecían personas malas y en eso que iba camino hacia ellos el de atrás me dice: -Dame lo que tengas que si me bajo de la moto va a ser peor”. Sin exhibir armas y sin siquiera bajar de la moto, los dos sujetos lograron atemorizar a la joven con su actitud amenazante.

“Atiné a decirles que no tenía el celular y mi primer instinto fue sacar la billetera y darles plata. Tenía 2100 en efectivo y después me di cuenta que les di 1500”, detalló Maru. El motochorro tomó el dinero, “y se van, desaparecen por calle Mendoza como así Colón. Iban en una moto 110, gris clarita”, posiblemente una Yamaha Crypton. En cuanto a los delincuentes los describió como “bien vestidos, jóvenes, no tenían ningún rasgo raro”. Añadió que el robo “fue espontáneo, fueron menos de 30 segundos. Me sentí  amenazada, apurada”.

 

Temor

Como consecuencia “quedé con mucho miedo”, admite Maru además de lamentar que le sustrajeran el dinero que tenía destinado al pago del alquiler “y que me cuesta mucho ganarlo”. Por su parte Rocío dijo que le sugirió “que no haga la denuncia porque cuando a mí me asaltaron no recuperé nada, y lo más triste es que cuando hacen la rueda de reconocimiento tenés que cuidarte de los familiares de estas personas, si es que se les puede llamar personas”.

“Y yo no recuperé nada -continuó Rocío-, en mi casó fue con armas, me robaron moto, celular, cartera. Es algo muy triste porque te quedás con una impotencia y tenés que aprender a vivir con eso porque nadie te va a devolver lo que te robaron”. Cabe recordar que el asalto a Rocío fue informado por Diario El SUR en su edición Nº 1102, del martes 14 de enero de 2014. “Una joven fue asaltada a punta de revólver en pleno centro de la ciudad en la noche del sábado, alrededor de las 21. Tras amenazarla  y reducirla los delincuentes se llevaron la moto en la que circulaba, celulares y otros objetos personales”, informábamos en esa oportunidad.

 

 

 

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: