Riberas/ Sobran los motivos para festejar

Riberas/  Sobran los motivos para festejar
Caricatura del campeón: Marcángelo ve reflejados todos sus éxitos.
Caricatura del campeón: Marcángelo ve reflejados todos sus éxitos.

La tarde se comenzaba a vestir de gala para una noche fantástica. Desde bien temprano, Ángel Zapata y colaboradores de la subcomisión de vóley del club trabajaban incansablemente para dejar todo en condiciones y pulir hasta el más mínimo detalle: Mesas, sillas, comida, pantalla, sonido, adornos, premios. Todo en condiciones para darle al año el broche de oro que merecía.

La pared de entrada ya evidenciaba otro de los motivos para festejar: Pablo “Pipi” Marcángelo, que entrena 5 categorías femeninas incluidas la primera división y el mami-vóley, cumplía 20 años en el vóley del club, por lo que el prestigioso entrenador viviría una de las noches más emocionantes.

Lentamente la gente se fue acercando para vivir una noche única, llena de pasión y de experiencias registradas en un gran año para el club. 300 personas colmaron el gimnasio de Riberas, pasando por todas las edades y abarcando todas las categorías del vóley ribereño.

La noche tuvo de todo. Se pasaron videos en homenaje a Pipi Marcángelo y su paso por el club y otros que reconocieron el año de las chicas, que no pudo haber sido mejor: Una exitosa temporada con muchísimos chicos del mini-voley que se divirtieron, crecieron y realizaron un encuentro que fue realmente inolvidable de la mano de Valeria Del Castillo.

De las cinco categorías que dirige Marcángelo, tres se coronaron campeonas en sus respectivas categorías y dos se quedaron con el subcampeonato. También se incorporó mami-vóley y las categorías masculinas, que ya planean un buen proyecto de competición para el próximo año.

Además del reconocimiento a “Pipi”, se entregaron los premios a todas las campeonas, hubo variedad de sorteos de premios donados entre lo que se encontraba una camiseta oficial de la Selección Argentina de Vóley. También se hizo una entrega especial a las chicas ternadas para el equipo del año, se hizo la entrega de premios a todas las categorías y hubo medallas especiales para todos los participantes del vóley ribereño.

La emocionante velada fue acompañada con un menú que incluía pollo con ensalada y tuvo la presencia de una banda que tocó temas y todo culminó con la fiesta final, que despide un 2015 lleno de alegrías para el vóley ribereño y espera un nuevo año plagado de desafíos.

Lo que viene

El 2016 está cada vez más cerca y en Riberas no quieren perder el tiempo: ya empezaron a delinear el nuevo año, con objetivos nuevos y la intención de seguir creciendo.

En la liga nicoleña habrá algunos cambios de categorías, por lo que seguramente será uno de los grandes temas a definir. También la inclusión del equipo masculino de primera división, sub-16 y sub-14, que ya se encuentra entrenando y la posibilidad de arrancar antes los trabajos de pretemporada. Todo está por verse: Riberas vivió otro año soñado y lo quiere volver a repetir.

 

 

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *