Los Tiburones inauguraron el gimnasio cubierto en el complejo integral

Los Tiburones inauguraron el gimnasio  cubierto en el complejo integral
Misión cumplida, los Tiburones ya cuentan con un gimnasio de 800 metros cuadrados cubiertos para actividades deportivas, recreativas y culturales.
Misión cumplida, los Tiburones ya cuentan con un gimnasio de 800 metros cuadrados cubiertos para actividades deportivas, recreativas y culturales.

El viernes, en Arroyo Seco, fue una gran fiesta para el “Proyecto Tiburones”, ya que quedó inaugurado un gimnasio de 800 metros cuadrados cubiertos para actividades deportivas, recreativas y culturales. Fue construido con fondos de la ley de cheques 25730: “Programas para personas con discapacidad” del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales de la Presidencia de la Nación.

Con la presencia de la Dip. Nacional Silvia Simonsini, enviada especialmente por la Ministra Alicia Kirchner; la Ps. Silvia Troccoli, subsecretaria de Inclusión de la Provincia de Santa Fe; autoridades locales y de ciudades vecinas, actuales y electas, y un marco de público imponente, repleta de familiares de “los tiburones”, se llevó a cabo el acto formal de corte de cinta y descubrimiento de placa invitando al público a conocer por dentro ese vistoso espacio que quedó anexado al natatorio que poseen “los Tiburones”.
Como parte del acto inaugural, se presentó una pareja de baile, uno de ellos con discapacidad (Pancho), que serán los Profesores de Danzas Folklóricas a partir de marzo del año que viene, una de las actividades que se desarrollarán en el espacio inaugurado.
En tanto, fue la “Juventud Tiburonera” la que se hizo cargo de los diferentes espacios que se pudieron apreciar dentro del gimnasio, como por ejemplo “de los sentidos”: con los Stand Olfativo, Stand del Tacto, Stand Sonoro, Stand Visual, Stand de Sabores; o “sobre ruedas” donde muchos sintieron la experiencia y las dificultades que se presentan al utilizar una silla de ruedas. También estuvo el espacio “sin manos”, donde se experimentó la realización de actividades de la vida diaria usando la boca y/o los pies como escribir, pintar, manejar el teclado de una computadora y un celular; y “a ciegas” con un circuito en donde los participantes debieron utilizar el bastón blanco con los ojos vendados semejando una situación de calle. Por último, pero no menos importante, “Diálogo gestual y sin escucha” donde los participantes simularon realizar un trámite o una compra con oídos y boca tapados.

Espacio de los “tiburonniños”
El objetivo fue poder brindarles un lugar de juego y de encuentro a los integrantes más pequeños de la familia Tiburona. Propiciando un espacio lúdico donde puedan participar desde los bebés hasta los niños de 4 años aproximadamente, disfrutando, siendo partícipes activos de la inauguración del gimnasio y demostrando el valor de la sociabilización entre pares, desde tempranas edades, como nos lo han hecho notar en nuestros encuentros en el agua.

El gimnasio
La idea principal de este proyecto era construir la segunda Etapa del Complejo Integral para Personas con Discapacidad, y ofrecer así más y mejores servicios a la persona con discapacidad y sus familias y con el mismo concepto con que se desarrollan las actividades en lo ya construido, es decir: que trabajen juntas las personas con y sin discapacidad, en el mismo espacio, en los mismos horarios, con los mismos profesores y con los mismos objetivos.
Esta segunda etapa consta de un gimnasio cubierto con la capacidad de albergar en un mismo lugar el espacio para canchas de básquet, voley, handball, fútbol 5 y espacio para actividades sociales.

Objetivos
Incluir las diferencias sin convertirlas en desigualdades. Esa fue la idea del de la ONG E.N.I.A.S., integrada por padres y familiares de personas con discapacidad, que trabaja en la temática desde hace 20 años. Así se fue forjando una estrategia de intervención, en cuanto a políticas públicas se refiere, que dieron lugar a empezar a ver a la persona con discapacidad no como objeto pasivo, tutelado, sino como sujeto de derechos, permitiéndole adquirir un compromiso con la vida, con su vida, con la familia y con la sociedad.
Una comunidad que reconoce la problemática de la discapacidad como propia, como algo que está ahí, que no hay que tratar de ocultar, puede dar respuestas creativas, innovadoras
Fue una lucha de muchos años lograr este espacio que no solamente beneficia a las personas con discapacidad y sus familias, sino a los asistentes sin discapacidad que ven enriquecidas sus vidas de relación al compartir visiones diferentes de la vida.

 

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *