KICK BOXING // Puños internacionales en alto

KICK BOXING // Puños internacionales en alto
Imagen que dice todo. Cinturones relucientes como el logro obtenido. Nuevas puertas se abren fuera del país.
Imagen que dice todo. Cinturones relucientes como el logro obtenido. Nuevas puertas se abren fuera del país.

La Asociación Internacional de Lucha y Artes Marciales convocó a los mejores exponentes brasileros de kick boxing en Pouso Alegre. Sólo hubo dos argentinos citados para protagonizar el plato fuerte, el clásico sudamericano como peleas de semifondo y fondo.

Entre tantas expectativas los villenses fueron las grandes estrellas de ese gran sábado que los presentó al mundo, como ganadores y rivales a tener en cuenta, con los puños en alto vencedores y llenos de hambre por más.

Damián Heiz y Daniel Bregant ganaron dos peleones con reglas cambiadas a las acostumbradas, ante rivales más corpulentos, frente a la fatiga de una jornada que se había extendido de más. Pero nada los desenfocó de su objetivo y todo valió la pena. El final fue con consagración.

“Aproveché la oportunidad”

Heiz llegó a Brasil con sólo dos peleas hechas. Las eventualidades, la suerte que esta vez jugó a favor lo colocó sobre el tatami, y a pelear.

“No sabíamos que iba a haber una pelea para mí. Iban a pelear Daniel y Sebastián López, un profesor que iba con nosotros pero se lesionó entrenando, su lugar quedó vacante y ahí apareció la chance. Como venía entrenando y estaba bien física y técnicamente, acepté. Empecé complicado saliendo dos veces del tatami. Si salís tres perdés el round. Me pusieron un nocaut en la nuca que no era reglamentario pero aún así la pude remontar. Reaccioné. Gané el segundo al salir a atropellarlo, a tomar el ritmo de la pelea y al dejarlo sin aire, sin guardia, le entraron varias manos que le tiré y fue cuando se sentó. No seguía más. Cuando desde el rincón Daniel me grita ‘ganaste’, no lo podía creer”.

Como decíamos, cuando la suerte juega a favor, el resto depende de uno y Heiz así lo capitalizó.

“Nunca me proyecté a pelear afuera del país. Creo que hay otros competidores que tal vez se lo merecen más que yo por el tiempo que hace que están esto y aún nunca pelearon afuera, pero apareció la oportunidad y la aproveché. Lo único que quiero ahora es seguir sumando victorias.”

“Cumplí un gran deseo”

Daniel Bregant fue el primero de los villenses en ponerse en guardia. Salió decidido a dar todo y traerse ese título por el que tanto se preparó.

“Mi competidor era media cabeza más grande que yo y tenía dos kilos más. Con Pablo vimos que había que trabajar a distancia y pegar primero, porque es verdad que se pega dos veces. En el inicio le conecté varias lows, mi arma más fuerte, las sintió y seguí trabajando en esa zona. Al arrancar sentido no se arrimó tanto y lo saqué tres veces del tatami. El segundo asalto fue más parejo pero luego de una combinación le conecté otra low que casi lo dejó afuera, pero se repuso en el conteo 8. Fue cuando Pablo me dijo que le tirara a la cabeza por el cambio de guardia que había hecho, entró varias high kick y le gané bien. Después de tantas horas de espera fue un alivio, una felicidad enorme que no se puede describir.”

Esto puede ser el inicio de nuevas oportunidades. También fue cumplir un gran anhelo, que ya es mucho.

“Hace tiempo que veníamos viendo la posibilidad de hacer una pelea fuera del país. Fue cumplir un gran deseo y de la mejor manera. Ahora vamos a seguir entrenando fuerte y a la espera de otras propuestas, tal vez en Buenos Aires que hay muchos títulos dando vuelta, y también afuera, esperando nuevas citas.”

“El mejor cierre de año”

Pablo Kirilenko fue el primer kickboxer villense en representar la ciudad y el país en tierras extranjeras. Sabe de estas sensaciones, del significado de representar una tierra.

“Es un paso gigante. Todo deportista sueña con ir afuera a competir y que se nos haya dado esa oportunidad es para agradecer. Personalmente estoy orgulloso de mis alumnos y son orgullo para toda la escuela y la ciudad. El tiempo va dando recompensa al sacrificio que venimos haciendo. Ya llevamos un año y ocho meses en funcionamiento y estamos cerrando un año excelente a nivel competitivo con 15 peleas hechas de las que sólo se perdieron dos de manera dudosa, hubo dos empates y cinco nocaut. Se va un año gigante con estos dos títulos como broche de oro.”

El trabajo del deportista amateur va más allá de lo técnicamente deportivo como entrenar, salir a correr o ir al gimnasio. Su espíritu es para ponderar una forma de vida basada en el trabajo en equipo y en constante sacrificio.

“La escuela Villa Extreme es un gran equipo así que entre todos armamos diferentes actividades de recaudación para los chicos. Hicimos polladas y con esa recaudación nos pagamos el viaje. Hicimos rifas con diferentes premios entregando una bicicleta para el ganador gracias a la gentileza de Bicicletería Rodríguez que donó un rodado; la Concejal Carla Bertero donó una Minipimer y fue el segundo premio, una orden de compra de Raffi como tercer premio y una cena para cuatro personas de la Rotisería Sazón como cuarto premio. A todos ellos y a todos los sponsors que nos dieron una mano enorme les tenemos que decir gracias. Gracias a ellos pudimos llevar estos dos animalitos a Brasil y terminar el 2015 con estos logros, el broche de oro.”

 

 

 

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *