Golpearon brutalmente a un menor

Golpearon brutalmente a un menor

Una mujer denunció que su hijo de 15 años fue brutalmente golpeado por tres personas mayores de edad que lo confundieron y le exigían que revelara el nombre de quienes supuestamente le habían robado una guitarra y bebidas de un bar situado en Pte. Perón y Bolívar. El violento ataque ocurrió en el baño del predio del Pre Cosquín la noche del domingo, mientras se desarrollaba el certamen musical. La denunciante reclamó por la falta de seguridad en los acontecimientos musicales que se desarrollan en el lugar y aseguró que hizo pública esta situación “para que no les pase a otros”.

“Mi hijo estaba con una familia y cuando se acercó al baño, unos tipos grandes entraron con él, lo encerraron en el baño. Dos se pusieron en la puerta y tres entraron con él”, relató Valeria Altamirano, vecina de barrio Domingo Troilo. “Uno lo agarró del cuello y empezó a insistirle para que le dijera quién le había robado en el bar. Entonces empezaron a pegarle los que estaban al costado, le pegaron piñas, rodillazos. El nene mio es menor, chico de cuerpo y estas personas son mayores, son grandes (de unos 40 años), yo las conozco”.

Valeria Altamirano se quejó por la falta de seguridad en los espectáculos musicales.
Valeria Altamirano se quejó por la falta de seguridad en los espectáculos musicales.

Estos sujetos lo confundieron con otra persona “porque a esta altura ya sabe quiénes fueron (los verdaderos ladrones)”, aseguró Altamirano. Pero en ese momento, durante el Pre Cosquín “lo golpeaban, mi hijo les decía que no sabía nada y lo seguían golpeando”. En tanto familiares y amigos escucharon sus gritos “y quisieron entrar (al baño) para defenderlo pero los que estaba en la puerta no los dejaron. Uno intentó pegar para poder entrar a ayudar a mi hijo pero también le pegaron. Hay muchísimas personas que son testigos de lo que pasó”.

Denuncia

“El nene mio, cuando puede salir, lo vuelven a agarrar afuera, de la ropa, y vuelven a insistir para que les diga quién había sido el que les robó”, agregó Altamirano. “Yo ya hice la denuncia y también hablé con estas personas”. Además, luego de asentar la denuncia correspondiente en la Comisaría 1ª, llevó su hijo al hospital donde le realizaron placas radiográficas y constataron que las lesiones no revestían gravedad aunque por los golpes recibidos, la noche de la agresión, “se descompuso”.

Por otra parte Altamirano aclaró que hizo público lo acontecido “porque siempre pasa lo mismo en la Dos Rutas, hay problemas porque la gente toma muchísimo y no hay ni un policía, ni en los baños, ni en ningún lado. Por ahí patrullan en la esquina, a la vuelta, pero si los buscás, no los encontrás. Y hoy es mi hijo pero mañana puede ser otro”, expresó indignada. Añadió que pese a identificar a los agresores el personal policial le dijo que no podía detenerlos hasta que tomara intervención la Fiscalía. “Imaginate, tenés un hijo todo golpeado, estás sabiendo donde están las personas y no podés hacer nada. Cualquiera hace cualquiera con cualquiera, por lo visto”.

 

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *