Asaltaron a mano armada conocido comercio del centro empalmense

Asaltaron a mano armada conocido  comercio del centro empalmense
El kiosco ubicado en la céntrica esquina de San Martín y 25 de Mayo se sumó a las víctimas de robos.
El kiosco ubicado en la céntrica esquina de San Martín y 25 de Mayo se sumó a las víctimas de robos.

Delincuentes armados asaltaron el kiosco Avenida de Empalme, un comercio tradicional de la vecina localidad, situado en la esquina las avenidas San Martín y 25 de Mayo, también conocido como “el kiosco de Juan” (Grosso). El robo calificado sucedió en la madrugada del jueves 24 y por la descripción de los asaltantes la PDI investiga si son los mismos que el viernes 18 atacaron a la familia Marri (ver Diario EL SUR Nº 1304-1305) y si es la misma banda que ya cuenta con otros robos cometidos en nuestra ciudad con una modalidad similar, entre ellos la sustracción de una Ford Fiesta Max y varios objetos de valor perpetrado en una vivienda e barrio Hoppe en el mes de febrero.

Esta banda parece liderada por una joven de nuestra ciudad, identificada como Candela, que actúa junto a otra jovencita, quienes siempre ingresan en primer término y luego, de manera imprevista suelen entrar otros dos o tres sujetos, generalmente portando armas blancas y que no dudan en agredir a la víctimas. Estos individuos serían de San Nicolás al igual que la otra joven que acompaña a la villense. Sus andanzas son conocidas por la policía, tanto nicoleña como villense, pero hasta el momento no se logró dar con su paradero.

En el robo al kiosco de Empalme, cometido alrededor de la 1.30 del jueves, la modalidad fue la misma. Primero ingresaron las dos jovencitas y cuando Juan se encontraba de espaldas a la puerta, fue atacado por la espalda por un desconocido que le colocó un arma. “Estaba de espalda y uno le puso el revólver en la cabeza y le dijo: -No te muevas. No le dieron tiempo a nada”, contó a Diario EL SUR “Bocha”, el hermano de la víctima. “Creo que eran tres y uno que quedó arriba del auto. El auto él no lo vio porque cuando salió ya se había ido, calculo que estaba a la altura de Carlini”, dijo haciendo referencia a un comercio ubicado a unos 20 metros, sobre San Martín.

Dinero y mercadería

Cuando ingresaron los delincuentes Juan se aprontaba a cerrar el negocio, “ya había preparado para pasar el trapo de piso. Y ahí fue cuando le pusieron el revólver en la cabeza y le dijeron: -No te muevas que es un asalto”, remarcó Bocha.”Se metieron acá atrás (del otro lado del mostrador) y manotearon la caja, también se llevaron una caja de huevo Kinder, unos cartones de cigarrillos, unos pan dulce, un poco de plata”, detalló. “Cuando se fueron mi hermano salió pero ya se habían ido”, agregó. Posteriormente Juan radicó la denuncia en la Comisaría 5ª de Empalme y una vez que la Unidad Fiscal de Villa Constitución tomó conocimiento instruyó a la Policía De Investigaciones (PDI) para que inicie las pesquisas.

 

 

 

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *