Emotivo homenaje a Jorge Berti

Emotivo homenaje a Jorge Berti

Sus alumnos de la Escuela Técnica lo despidieron con un acto en donde la nostalgia y la emoción fueron los principales protagonistas. “Gracias por enseñarnos con el ejemplo, por estar en cada detalle, por dedicar tu vida entera a nosotros, por prepararnos para la vida, por ser un hombre de bien, por dejar tu huella en cada uno de los nuestros corazones”, expresaron los chicos.

 

El pasado lunes 10 de agosto por la tarde el intendente electo, Prof. Jorge Berti, recibió un emotivo y cálido homenaje por parte de sus alumnos y la comunidad educativa de la Escuela Técnico Profesional Nº 669.

El auditorio de la UOM local, se vistió de gala para contener a quienes asistieron a esta despedida planeada por su loable trayectoria como director de la Escuela Técnica.

La idea de este acto, como así también la organización, nació de la voluntad y decisión de los alumnos de 5º año, quienes lo plasmaron en forma amena, totalmente impecable y con un alto contenido de afecto.

Las lágrimas de emoción fueron un común denominador en la tarde del lunes, no sólo brotadas por el gran homenajeado sino por todo el auditorio que se conmovió con cada palabra de agradecimiento, con cada reconocimiento y sobre todo con el gran cariño que reinó durante el homenaje.

Estuvieron presentes alumnos, personal de la institución, padres, docentes jubilados, familiares y amigos.

Además de las palabras y reconocimientos, hubo tiempo para el toque artístico ya que los alumnos también cantaron y realizaron una presentación de expresión corporal.

“Muy bien por los fabulosos jóvenes que sienten con el corazón, que supieron recibir y no dudaron en agradecer. Muy bien por Jorge, por generar en ellos cosas tan nobles”, expresaron emocionados desde la comunidad educativa.

 

La emotiva carta

Jorge: desde que nació la idea de agradecerte nos fuimos encontrando con muchísima gente que confirmaba y hacía crecer nuestro pensamiento y sentimiento: además de tener un gran director, también teníamos una gran persona, digna de imitar, y eso nos enorgullecía y nos enorgullecerá siempre.

A medida que avanzamos para llegar al día de hoy, dentro nuestro se desataban huracanes de emociones, pasábamos del llanto a la risa, nos acordábamos del clásico “Batallón de la Escuela Técnica, ¡Buenas Tardes!” y nos invadía la nostalgia. También de la “Vuelta triunfal” tras meter un gol en el último torneo y nos resultaba imposible no recordarlo entre risas y alegría, porque nos dimos cuenta que lo disfrutabas, que era la alegría de una nueva cosecha.

Y eso es lo que está sucediendo hoy, estás recogiendo parte de todo lo que bien sembraste, desde la humildad, la integridad, la diligencia, el compañerismo, la disciplina, el esfuerzo y el amor, sin esperar más retribuciones que el éxito de tu empresa, éxito generalmente colectivo. Primero con la escuela, llevándola junto a un equipo a un lugar de prestigio (que prometemos cuidar); luego con tus alumnos, a quienes nos repetías más de una vez: “Los quiero como si fueran mis hijos” y eras eso, un papá, te tomabas y te tomás el tiempo de aconsejar, apuntalar, acompañar, guiar, y hoy tenés el nuevo desafío: la ciudad.

Por eso hoy te queremos decir un “gracias gigante”. Gracias por enseñarnos con el ejemplo, por estar en cada detalle, por dedicar tu vida entera a nosotros, por prepararnos para la vida, por ser un hombre de bien, por dejar tu huella en cada uno de los nuestros corazones y te deseamos para este nuevo rumbo que tomás, el mayor de los éxitos y nuestra confianza, esperando que como te condujiste con y entre nosotros, también lo hagas en nuestra Villa Constitución.

Te queremos muchísimo, te vamos a extrañar, pero sabés que siempre te vamos a apoyar.

Hasta siempre! Tus alumnos.DSC_5911

“Gracias con todo mi corazón”

A todos los alumnos con los que he compartido la vida, a sus familias, a mis compañeros de trabajo de tantos años, a mi familia, a mi amada hija y fundamentalmente a cada uno de los chicos que trabajaron para acariciarme el alma, y conmover cada célula de mi cuerpo en la despedida del lunes pasado quisiera decirles: gracias con todo mi corazón… que “uno no está donde el cuerpo sino donde habita el alma” y que mi esencia permanecerá por siempre en cada uno de ustedes y en cada rincón de mi querida escuela. Estar de paso en esta tierra prestada y haber compartido tanto afecto, respeto, compromiso y sueños… hace que la vida haya tenido sentido. Espero que este maestro salido “De la Técnica”, que en un tiempo asumirá responsabilidades en nuestra ciudad con la firme convicción y el entusiasmo de que todo está por hacerse y que entre todos lo vamos a hacer definitivamente bien… responda humildemente a lo que tantos ciudadanos esperan. Abrazo sentido y más apretado que nunca a todos y a cada uno.

Ariel Gómez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *