Detuvieron a tres personas por el homicidio de Eduardo Zupanovich

Detuvieron a tres personas por el homicidio de Eduardo Zupanovich

El miércoles la Policía De Investigaciones, con el apoyo de otras agrupaciones policiales, detuvo a tres sospechosos de integrar la banda que asaltó al vecino de Empalme. Uno de los apresados brindó un valioso testimonio e identificó a los autores de los disparos que terminaron con la vida de la víctima.

Tres personas fueron detenidas en el marco de la investigación del asesinato de Eduardo Zupanovich, crimen perpetrado el sábado 11 de julio en la zona rural de Empalme. En una audiencia imputativa realizada ayer en los Tribunales villenses, presidida por el juez Ignacio Vacca, la representante del Ministerio Público de la Acusación, fiscal Valeria Pedrana, los imputó como participes de “Homicidio en ocasión de robo agravado por la utilización de arma de fuego” por aportar a la logística del atraco. Los autores materiales del hecho se encuentran prófugos, pero se descarta que serán capturados en los próximos días.
Los tres imputados fueron detenidos el miércoles en allanamientos simultáneos realizados en sus domicilios, dos de ellos en los barrios San Francisco y Las Mellizas, de San Nicolás y el restante en el barrio Las Ranas de Empalme Villa Constitución. En esta última localidad fue apresado Roberto Marcelo Mansilla, una persona que cuenta con antecedentes por piratería del asfalto y que estuvo detenido por esos delitos. Actualmente reside en Sarmiento 40, vivienda que fue allanada a las 7.30 por personal de la PDI villense con apoyo de sus pares de Rosario, donde secuestraron teléfonos celulares.
Mansilla está sospechado de ser quien suministró los datos para que los delincuentes asaltaran a Zupanovich. Otro de los detenidos es el primo de esta persona, Rubén Darío Mansilla, quien se domicilia en barrio Las Mellizas de San Nicolás y cuya participación en el hecho no está clara. Ambos son camioneros y se encuentran distanciados por problemas familiares. El tercer detenido, y el más involucrado en la causa, es Juan Manuel Jaime, también de San Nicolás. Este es cuñado del hombre que el sábado del crimen ingresó al Hospital San Felipe con una herida de bala y se domiciliaba en la misma vivienda. El herido no fue detenido en ese momento por falta de pruebas y hoy está prófugo.

Audiencia
Cabe destacar que Jaime y Rubén Mansilla son representados por el defensor público, el Dr. Facundo Principiano, mientras que Roberto Mansilla cuenta con un abogado particular, el Dr. Javier Downes. Ante una sala colmada de familiares de los imputados y con la presencia también del presidente comunal de Empalme, Raúl Ballejos, la fiscal Pedrana realizó la imputación a los tres detenidos, a los que atribuyó de participar en el ingreso “de manera violenta y sorpresiva” a la casa de Zupanovich “a los fines de apoderarse de manera ilegítima” de sus bienes y señaló que la presunta banda tenía una “clara división de tareas”.
Asimismo reveló que la investigación del hecho se aceleró al tomar conocimiento la PDI de Villa Constitución que poco después del frustrado asalto había ingresado al Hospital San Felipe de San Nicolás un hombre que presentaba una herida de bala de grueso calibre. Zupanovich, antes de ser trasladado al Hospital refirió a quienes los asistieron que tres personas llegaron a su casa con intención de asaltarlo y que estaban armados, por lo cual reaccionó tomando su revólver calibre 38 e intercambiando disparos con ellos. Como consecuencia recibió un impacto en la pierna izquierda y otra en el abdomen.

Tiroteo
En el lugar quedó el arma de la víctima con 5 vainas servidas en el tambor mientras que un perímetro de casi siete metros alrededor de donde cayó herido Zupanovich fueron hallados 2 plomos y 8 vainas de balas 9 mm. Posteriormente la PDI, comandada por el subcomisario Eduardo Ramus, allanó una vivienda en San Nicolás, en la que residía el hombre baleado, el cual fue identificado como Miguel Marcateli. Allí fueron secuestrados dos tipos de balas 9 mm (Luger y FBL/RBL) y dos teléfonos celulares. Uno de ellos propiedad de Juan Manuel Jaime. Más tarde la empresa de telefonía informaría que ese aparato fue captado por la antena y la celda de Empalme el sábado por la noche y que entre las 21.20 y las 22 intercambió 12 llamados con otro celular ubicado en la misma zona.
En tanto un testimonio de una vecina permitió certificar la hora del tiroteo a las 20.40 y otro vecino de la localidad aportó datos para ligar a Roberto Mansilla a la logística del asalto. Este último aseguró que a la hora del hecho se encontraba en su casa comiendo pollo al disco luego de haber concurrido a una cancha de fútbol para ver un partido que disputaba su hijo y aportó los nombres de quienes lo acompañaban. Algo similar hizo su primo que aseguró que compartió un asado con compañeros de trabajo y que luego fue al baile de CASBA en San Nicolás con amigos y familiares. Por ello todos los mencionados como testigos serán llamados a prestar declaración.

Baleado
Distinto fue el aporte de Jaime. Este refirió que estaba en su casa de barrio San Francisco cuando recibió un llamado de Marcateli diciéndole que su auto había sufrido un desperfecto y que “lo vaya a buscar al puente de Villa (por autopista)”. Cuando arribó al lugar su cuñado “venía colgado” de otras dos personas, que identificó como los hermanos Garfagnoli. Expresó que les preguntó “qué había pasado” pero se negaron a contestarle, por lo que desconfió de la situación y pretendió hacerlos descender del auto, algo que no logró.
Jaime señaló que insistió en preguntarles sobre lo acontecido hasta que le dijeron que fueron a asaltar a un hombre, que estaba en el patio de su casa y que “le había dado un tiro” a Marcatelli. En tanto creían que algunos de los dos que habían tirado le habría acertado a la víctima y vio en la mano de uno de los hermanos una pistola “como la que tiene la policía”. Ante estos dichos asegura que frenó el auto y que dejó a los tres sujetos “a la altura del Club Belgrano, en la autopista” y que no supo más de ellos.

Medida cautelar
Tras estas declaraciones la fiscal solicitó al Juez que los tres imputados continúen ligados a la casusa aunque por la colaboración prestada pidió “la atenuación de la coerción” por lo que no quedarán en prisión en espera del juicio sino que deberán presentarse semanalmente ante la policía y ante la oficina de gestión del Ministerio Público. A la vez se les prohibió tener contactos entre ellos y con los testigos. En tanto el Dr. Principiano pidió custodia policial para Jaime ante el tenor de su declaración. Mientras tanto la Fiscalía y la PDI continuarán con la investigación para detener a los presuntos autores materiales del homicidio de Zupanovich y de esta manera dejar completamente esclarecido el crimen.

Ariel Gómez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *