Acindar volvió a ponerse en marcha

Acindar volvió a  ponerse en marcha
De Izq. a Der.)Pablo González, Sergio Pisanelli y Héctor Ibarra, de la Comisión Directiva de UOM, acudirán a la reunión de hoy en el Ministerio de Trabajo.
De Izq. a Der.)Pablo González, Sergio Pisanelli y Héctor Ibarra, de la Comisión Directiva de UOM, acudirán a la reunión de hoy en el Ministerio de Trabajo.

En medio de un conflicto que se tensó a inicios de esta semana y luego de siete días en los que una  medida de fuerza de los trabajadores paralizó la planta villense de Acindar, el martes por la tarde arribó la anunciada Conciliación Obligatoria que normalizó, en parte, la situación entre el sindicato y la empresa. Sin haberse resuelto la cuestión de fondo, que tiene que ver con la tentativa de desvinculación de 12 trabajadores (seis contratados y seis directos), la fábrica recuperó una operatoria prácticamente normal hacia las 14 del pasado miércoles. Mientras los seis empleados directos esperan la resolución del conflicto con un permiso con goce de sueldo, la empresa volvió a convocar a dos de los seis contratados para que entren en funciones.

Hoy, desde las 10, las partes volverán a encontrarse en la sede local del Ministerio de Trabajo para continuar las negociaciones interrumpidas el lunes por un cuarto intermedio, cuando todavía no regía la conciliación pero tampoco se registraban iniciativas de acercamiento. Al tiempo en que esta reunión se esté desarrollando, los trabajadores se lanzarán a las calles de la ciudad en una marcha que pasará por el frente del ministerio y culminará en la plaza central.

Los fierros en marcha

La medida de fuerza que paralizó la planta comenzó el miércoles de la semana pasada (1º de julio). Horas después del inicio del plan de lucha sindical comenzaron las negociaciones en busca de destrabar el conflicto, que lejos de apaciguarse fue ganando en tensión. Entre jueves y viernes surgieron diversas propuestas que fueron desestimadas por los trabajadores en asamblea, y luego de no resolver una conciliación voluntaria, acordaron un nuevo encuentro para el lunes por la mañana. Llegado el momento (inicios de esta semana), no habiendo arribado a ningún acuerdo por tercera vez y con el agravante del paso de los días, la situación se abrió a la inminente llegada de una conciliación obligatoria; que finalmente fue comunicada por la cartera laboral santafesina el martes por la tarde y aceptada en asamblea por los trabajadores esa misma noche. “La Directora Regional Rosario del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Provincia resuelve someter al régimen de Conciliación Laboral Obligatoria, a partir del día de la fecha 07/07/2015, y por el término de quince días hábiles (hasta las 24 del día 28 de julio), el conflicto planteado entre Acindar y el Sindicato Unión Obrera Metalúrgica Seccional Villa Constitución”, reza el documento oficial. Y agrega en su artículo número dos el mandato de “retrotraer la situación laboral entre la empresa y el sindicato al estado en que se encontraba a la hora cero de día 1º de julio de 2015”.

De esta forma, los trabajadores comenzaron a poner en funcionamiento la planta a partir de las 6 del miércoles; consiguiendo que hacia las 14 estuvieran todos los procesos en marcha. Según detalló el secretario de Organización de UOM, Pablo González, “la planta está completamente en marcha. Lo único que paró hoy (ayer) fue una máquina de Colada Continua y un Horno porque el cuarto turno no está completo, mandaron a buscar cuatro contratados, que no son los más antiguos, de los cuales ingresaron dos”. En tanto, los empleados directos aguardan la resolución del conflicto en sus casas, con un permiso con goce de sueldo. “Ellos tienen un permiso pago, inclusive se les va a pagar los días de paro, pero los compañeros ya adelantaron que no van a aceptar ese dinero o lo van a donar”, amplió González.

Ánimos caldeados

Luego del fracaso de la reunión del lunes, la impaciencia comenzó a jugar su partido en los ánimos de los trabajadores. Según comentó un empleado a Diario El Sur, en la asamblea de esa noche hubo algunos forcejeos justificados por las posiciones encontradas sobre cómo se debía seguir con el plan de lucha. No obstante, resolvieron continuar la medida de fuerza hasta se dictara la Conciliación Obligatoria que finalmente llegó el martes. Respecto a la situación de disidencias internas sobre el manejo del asunto, González apuntó: “Hay compañeros que siempre van a pensar distinto y lo aceptamos, pero esperamos que el disenso sea de buena fe. Venimos viendo un disenso de mala fe (…) Intentamos contener a todo el mundo, canalizar las sugerencias y trabajar para la unidad. Hacemos un llamado a que sepan disculparnos si decimos algo fuera de lugar, pero somos humanos, se nos mezclan el cansancio y los sentimientos y nos podemos equivocar”.

Nueva reunión y movilización

Sin haber podido llegar a un acuerdo en los encuentros acaecidos entre finales de la semana pasada en inicios de esta; hoy desde las 10, los representantes de cada parte volverán a reunirse en la sede que el Ministerio de Trabajo tiene en Villa Constitución. Cabe destacar que la Conciliación Obligatoria rige por quince días hábiles con posibilidad de renovación automática por dos períodos de quince días más (un total de cuarenta y cinco días hábiles), en caso de que el desacuerdo persista.

Al tiempo en que la reunión se esté desarrollando los trabajadores realizarán una movilización que partirá desde la “plaza de las dos manos”, pasará por el frente del ministerio (Ing. Acevedo al 200) y culminará en la plaza central.

 

 

 

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *