UOM acató la conciliación pero las negociaciones no avanzan

UOM acató la conciliación pero  las negociaciones no avanzan
El secretario general de UOM, Héctor Ibarra, manifestó que en el caso de no llegar a un acuerdo se intensificarán las medidas.
El secretario general de UOM, Héctor Ibarra, manifestó que en el caso de no llegar a un acuerdo se intensificarán las medidas.

En sintonía con lo que viene sucediendo hace semanas, el pasado viernes volvieron a naufragar las negociaciones salariales entre UOM y las patronales. Esta vez, con el condimento de la vigencia de una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, luego de que el lunes, Antonio Caló decidiera activar la medida de fuerza  de 36 horas que tenía en espera desde hace un tiempo. Antes de ingresar a la reunión de la jornada en la sede del ministerio, frente al cual se manifestaron dos mil delegados y activistas metalúrgicos de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, Caló volvió a reclamar un salario de bolsillo para el operario que recién se inicia de 6700 pesos, lo que representa un aumento del 32 por ciento (a cobrar en dos cuotas, de 20 y 12 por ciento).

Desde la seccional Villa Constitución

Al ser consultado sobre la situación, el secretario general de UOM Villa Constitución, Héctor Ibarra manifestó que si bien hay voluntad de negociación, “llama mucho la atención los por qué”, que ofrece el gobierno a la hora de exponer la pauta salarial.  “Que la inflación no va a superar el 20 por ciento, que si se arregla por sobre el 20 por ciento será para recuperar la pérdida del año pasado, que nosotros conseguimos un 29 y la inflación en un 35, 36 por ciento según quien la mida”, apuntó el gremialista. Y abundó, “Nos llamó la atención esta propuesta del ministerio de que la recomposición no debe superar el 25 por ciento. Nosotros no creemos en eso, la inflación por lo que se ve en los primero meses del año va a superar ese porcentaje, salvo que la puedan controlar, pero si ese control es por recesión, es peor todavía”.

La misma postura

“Vamos a estar en las mismas posturas, el piso salarial para los metalúrgicos de 8. 500 pesos, ese es el pedido original y se va a mantener” adelantó Ibarra sobre las condiciones de las negociación. Y explayó, “nosotros vamos con las mejores expectativas a negociar, pero si no llegamos a acuerdos, habrá que profundizar las medidas. Este no es momento para sacrificar poder adquisitivo de nuestros representados”.

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *