Definen el destino de la ex planta de impregnación de durmientes

Definen el destino de la ex planta  de impregnación de durmientes
La Policía custodia el edificio para evitar que sea usurpado por nuevas familias.
La Policía custodia el edificio para evitar que sea usurpado por nuevas familias.

El edificio de la ex planta de impregnación de durmientes es hoy un interrogante sin respuesta para la administración municipal, luego de haber erradicado a las familias que ocupaban ese inmueble histórico (ver recuadro), su destino no está claro. La planta cesó su labor a principios de los ‘90 y ya sobre el final de esa década se hallaba poblada por una numerosa cantidad de personas sin techo que se radicaron en su interior pese a que la construcción y su entorno se encontraban altamente contaminados por los restos de creosota, compuesto químico que se utilizaba para impermeabilizar los durmientes.

Hace dos semanas las familias que vivían allí fueron trasladadas a barrio San Cayetano dentro del proceso de erradicación de vecinos de Evita y Luján iniciado en abril. “Este es otro problemas que tenemos”, admitió a Grupo DEL SUR el secretario de Obras y Servicios Públicos del Municipio, Ing. Carlos Rosell en momentos en que se realizaba el traslado. “Todavía no está decidido el destino que se le va a dar a ese lugar porque es una instalación de grandes dimensiones, que puede ser habitable para cualquier emprendimiento o algo que se le parezca”, señaló. Por el momento guarda el lugar una custodia policial para evitar cualquier intrusión.

Pese a que para algunos funcionarios lo ideal sería demoler el edificio para evitar las usurpaciones  y teniendo en cuenta la contaminación de la creosota. Sin embargo comenzaron a barajarse otras alternativas, algunas de ellas son entregarlo a los Bomberos Voluntarios para que lo utilicen como sitio de entrenamiento; trasladar allí a Protección Civil e incluso montar una planta para el reciclaje de residuos. Recientemente se realizó una reunión de la que participaron el intendente Horacio Vaquié, la secretaria de Gobierno Dra. Gabriela Chairiotti, el secretario de Agua y Medio Ambiente, Ing. Anselmo Capeletti y representantes de los Bomberos Voluntarios donde se formalizó el ofrecimiento.

Falta de inversión

Si bien los bomberos no contestaron aún, el ánimo sería rechazar la propuesta dado que no iría acompañada de ninguna inversión municipal para colaborar en la custodia del predio. “Nos la quieren dar a nosotros sin poner un mango”, fue el crudo análisis que se escuchó en el ámbito bomberil. Dada la proximidad con uno de los asentamientos más conflictivos como es Las Chapitas, entienden que es necesario alambrar el perímetro y contar con una guardia permanente.

“Nosotros no vamos a trasladar el cuartel, lo usaríamos para entrenamiento y capacitación, alguien tiene que cuidarlo. Además está la otra: ellos lo pueden ofrecer hasta diciembre ¿Y después qué?”, planteó una fuente bomberil con respecto al futuro de la administración municipal.

Por ahora los Bomberos evalúan la propuesta y esperan que el Municipio mejore las condiciones, si este se aviene a colaborar económicamente para solventar la inversión que se requiere para mejorar la seguridad, la respuesta podría ser analizada con otras expectativas.

Recicladores

Por su parte el Director de Orden Urbano, Dr. Jorge Gómez rechazó de plano la posibilidad de asentar allí a la futura Guardia Urbana Municipal ya que el lugar no está en condiciones para albergar a esa fuerza, que además estará  compuesta por solo 13 efectivos. Consultado sobre su parecer, el senador Germán Giacomino, indicó que se trata de “un debate que recién se está empezando a dar, algunos hablan de ceder el espacio por un tiempo determinado para una cooperativa que hace reciclado en seco, a la que le otorgarían un tiempo de concesión, para que ese espacio esté ocupado”.

Para Giacomino es necesario ocupar rápidamente el edificio “porque puede ser ocupado por cualquiera o para cualquier cosa”. Por tal motivo estima posible el proyecto de destinar el inmueble al reciclado de residuos “pero por un tiempo determinado porque estamos cerca de una zona urbana, más allá que sea reciclado en seco, tiene solo un período de utilización. Otro de los espacios “se habla de cederlo a una institución para que pueda realizar distintos tipos de actividades y tareas. La decisión pasa por la Municipalidad que deberá determinar el uso, el tema es que el uso que se le vaya a dar sea el adecuado para no generar un problema en un lugar que hoy estamos urbanizando, donde tenemos más de 100 familias viviendo. Tratar, si se lleva adelante una actividad en ese lugar, que no afecte a los vecinos que viven en el sector”.

——————————————-

Cuarenta años

“En 1951 el Ministerio de Transportes de la Nación destinó 30 millones de pesos para levantar una fábrica de impregnación de maderas -preferentemente eucalipto- para durmientes destinados a los ferrocarriles nacionales y de países vecinos. Se inician las obras en 1953 y, en marzo de 1957 comienza la producción en gran escala mediante el sistema de presión al vacío que la endurece a base de creosota o sales. Pero lamentablemente. Para el 31 de enero de 1990 esta fábrica es clausurada y, en gran parte, desmantelada, dando en la actualidad un triste espectáculo de ruina y desolación”. (Santiago Lischetti, Notas históricas diversas, 1997).

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *