El asaltante del cuchillo volvió a robar en un comercio textil

El asaltante del cuchillo volvió  a robar en un comercio textil
“En este caso a mi no me pasó nada, nos tenemos que conformar con eso”, expresó Sebastián tras el robo a su tienda.
“En este caso a mi no me pasó nada, nos tenemos que conformar con eso”, expresó Sebastián tras el robo a su tienda.

Un delincuente armado con un cuchillo de grandes dimensiones asaltó el lunes por la tarde la tienda de ropa deportiva “Barcelona”, ubicada en Presbítero Daniel Segundo al 1000. El robo, de similares características al de la tienda “Pequitas” (ver Diario EL SUR Nº 1232), ocurrido el mediodía del viernes pasado, fue cometido por un individuo que se movilizaba en bicicleta, el cual ya estaría identificado y sería el autor de ambos ilícitos (ver recuadro). En esta última oportunidad el malviviente visitó por dos veces el negocio, en la primera como un supuesto cliente, y en la segunda, minutos más tarde, para perpetrar el delito.

El martes, a las 17, Sebastián, el propietario del comercio, acababa de abrir al público cuando ingreso “un muchacho, normal, sin apariencia peligrosa, me pregunta por el precio de una campera que estaba en vidriera y si trabajaba con tarjeta, le dije que sí. Le mostré otro modelo, incluso. Me dijo que cualquier cosa volvía después, que estaba muy linda, agarra la bicicleta y se va”, relató. “Al rato vuelve, saca un cuchillo bastante importante, me dice: -‘Dale, no te hagás lastimar’. Y empezó a decirme dame la campera, dame esto otro, me sacó plata de la caja, la billetera, el celular, la compu. Todo rápido, en un minuto”, sintetizó la víctima.

“Me dijo: ‘Agarrá una bolsa grande y meteme esto. No te hagás lastimar loco”, pese a la celeridad con la que actuó el asaltante, se tomó el tiempo de extraer la memoria del celular y dejársela a Sebastián, una actitud similar a la del ladrón de “Pequitas”.  Tras el asalto Sebastián expresó que siente “una indignación total, por mi, por mi familia” y por el hecho de enterarse cada día de nuevos robos. “En este caso a mi no me pasó nada, nos tenemos que conformar con eso” y “después ves los carteles de los políticos que prometen esto o lo otro, van a cambiar el mundo, pero nadie hace nada”, se quejó.

Agregó que en un momento pensó en atacar al delincuente cuando este se colocó el cuchillo a la cintura para tomar los objetos robados. “Pensé en defenderme, porque tengo con qué. Pero, ¿qué pasa si yo lo mato? Después el culpable soy yo, voy preso yo. Y empiezan: ¡Cómo vas a matarlo! Y si les decís ‘negro’, los discriminas… Siempre el clase media, el laburante es el culpable de lo que pasa. Y estos siguen libres, en la calle, hacen lo que quieren, entran, salen y van y le arruinan la vida al otro. Así estamos, nadie hace nada. Uno paga los impuestos, trabaja, ¿para qué?”, manifestó indignado el comerciante.

SOSPECHOSO

Delincuente fugado

El sospechoso de ser el autor de los robos a las tiendas “Pequitas” y “Barcelona” estaba identificado y sobre el cierre de nuestra edición personal de la Policía De Investigaciones (PDI) avanzaba en cerrar el cerco sobre este sujeto. Según fuentes cercanas al caso se trata de un individuo que se encontraba alojado en la cárcel de Piñero, donde purgaba una condena por un asalto a mano armada, con un cuchillo, a una farmacia de barrio Galotto. Gozaba del beneficio de salidas transitorias pero en la última de ellas ya no regresó a la unidad penitenciaria y desde hace unas semanas permanece prófugo.

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *