Realizaron un acto homenaje a siete años del fallecimiento de Dianda y Correa

Realizaron un acto homenaje a siete años   del fallecimiento de Dianda y Correa

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A siete años del fatídico suceso en que dos trabajadores de la empresa Serscay (contratista de Acindar), perdieran la vida en una explosión; familiares, amigos, compañeros de trabajo y dirigentes de la CTA Autónoma recordaron a Nicolás Correa y Alfredo Dianda, al tiempo en que reclamaron por el avance de la causa.

Un antes y un después
“Recordamos una fecha que para nosotros generó un antes y después. Evidentemente hay una intencionalidad de todas las instituciones que estuvieron implicadas en dejarlo en el olvido. Esto fue evidente ayer mismo cuando en las asambleas en los sectores por un conflicto que estamos atravesando, los compañeros mismos se sorprendían de la cantidad de años que habían pasado; de forma que esa intención de que quede en el olvido está teniendo su efecto”, apuntó lamentándose, Juan Manuel Caón, secretario de Condiciones y Medio Ambiente de la CTA Autónoma.
Posteriormente, Caón cedió la palabra a un compañero de trabajo de ambos muchachos, quién con honda congoja se refirió al hecho: “Yo me acuerdo todos los días de ellos y los extraño un montón. Yo se que justicia no va a haber, si hasta ahora no pasó nada, no va a pasar. Justicia pondrá Dios que castigará a los culpables. Pienso que la culpa la tiene tanto Acindar como la empresa nuestra (Serscay), porque sabían en qué condiciones trabajábamos”.

Causa trabada
Seguidamente, tomó la palabra el delgado Víctor Ardelián: “No solamente perdimos estos dos trabajadores sino que anteriormente ya habíamos perdido seis compañeros. Acindar sigue precarizando mano de obra haciendo la misma cantidad de producción pero con mil trabajadores menos. Nicolás y Alfredo siempre van a estar en nuestra memoria. Me da mucha pena que seamos tan pocos, hoy acá deberían estar todos sus compañeros, concluyó.
Al finalizar el acto, Caón retomó el discurso y realizó un llamado a que la justicia movilice la causa. “Nosotros queremos extender el pedido de justicia porque la causa sigue trabada. Los tres imputados siguen trabajando normalmente en la planta; esto no fue un accidente, fue obras de la negligencia”, concluyó.

La explosión del horno
El 5 de febrero de 2008, Nicolás Correa y Alfredo Dianda, ambos de 22 años, sufrieron graves heridas a raíz de la explosión del horno número 4 de la fábrica Acindar. Días después del accidente, ambos fallecieron mientras se encontraban internados en el sanatorio Británico de la ciudad de Rosario, con un 70 por ciento de sus cuerpos quemados. “El estado de nuestros compañeros se había agravado desde el día del accidente y, por el diagnóstico y los informes médicos que recibíamos, sabíamos que la situación se complicaba. Al ser chicos jóvenes, pensábamos que eso podría ayudar para resistir el trance, pero desgraciadamente recibimos esta triste noticia”, expresaba Omar Bouvier en aquel momento, secretario de Acción Social de la UOM Villa Constitución, a Diario El SUR.

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *