Desde el Hospital aseguran que los actos violentos son habituales

Desde el Hospital aseguran que  los actos violentos son habituales
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
“Este es un hospital con bajos recursos y cuando se rompe algo cuesta mucho arreglarlo”, explicó Mendoza.

En la edición Nº 1216 del martes 17 de febrero informábamos sobre destrozos provocados en el hospital local por familiares que exigían ver a un joven que había ingresado de urgencia tras ser apuñalado en la vía pública.

Silvestre Mendoza, médico del Hospital SAMCo local explicó que situaciones como la vivida hace dos semanas atrás, de la cual se hizo eco Grupo Del Sur, sus comunes sobre todo los fines de semana. “Como médicos nos tenemos que hacer cargo de todas estas situaciones que son comunes en momentos de emergencias, ya sea por reacciones de los familiares o de los mismos pacientes”, expresó.

En ese sentido comentó que no cuentan con más seguridad que las que se puedan proveer ellos mismos. “Como personal tenemos que defendernos y cubrirnos como podamos, poniendo en riesgo nuestras vidas porque a veces los pacientes o sus familiares se tornan muy agresivos”, prosiguió.

Dejó además un mensaje a toda la población: “La gente de Villa Constitución tiene que entender que nosotros estamos trabajando, y queremos hacer nuestra labor lo mejor posible”. A su vez aclaró: “Estamos de acuerdo en que hay veces en que las personas no entienden la gravedad de la situación. A veces llegan pacientes que están golpeados, que han sufrido algún accidente o gresca y si bien nosotros sabemos que están estables, sus familiares no y eso origina nerviosismo que provocan situaciones violentas”.

Ante estos inconvenientes, Mendoza expresó que la infraestructura del nosocomio “permite que se nos metan y circulen por lugares donde no deberían estar”.

“Entendemos la impaciencia de los familiares, pero ellos deben entender que estamos trabajando. Este es un hospital con bajos recursos y cuando se rompe algo cuesta mucho arreglarlo”, agregó.

Por último, Mendoza explicó además que el hospital no cuenta con vigilancia policial, “ni siquiera los fines de semana”, sino que acuden “cuando llamamos producto de alguna agresión”.

“Pedimos paciencia”

En otro sentido, Silvestre Mendoza explicó que en muchas ocasiones el malestar se genera porque los pacientes no son atendidos al momento de arribar al nosocomio. “En la guardia siempre estamos trabajando, y queremos hacer lo mejor posible”, expresó aclarando que en guardia quedan tres médicos (de ambulancia, de urgencias y de UTI). “A veces estamos todos abocados a un paciente”.

 

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *