Las ambulancias son sólo para atender emergencias, explicaron desde el SIES

Las ambulancias son sólo para atender emergencias, explicaron desde el SIES

obp19cth7skmlsu9d21lh4b201fj91

El personal que presta servicios en el Hospital de nuestra ciudad destinado a actuar ante las emergencias explicó los protocolos de acción que deben cumplir, los cuales no son comprendidos en general por quienes se comunican al teléfono 107 solicitando la asistencia de ambulancias y esto provoca que reaccionen con enojo y, en repetidas oportunidades, agrediendo verbalmente a la recepcionista. En principio cabe destacar que las urgencias fuera del Hospital son atendidas por un órgano que depende de la Subsecretaria de Emergencia y Traslado, que a su vez forma parte del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (SIES).
En poco tiempo este sistema cambiará en nuestra zona ya que todas las llamadas que ingresen al 107 serán concentradas en una dependencia que se está construyendo en la localidad de Empalme y desde allí se cubrirá toda la zona. De esta manera el servicio de emergencia se independizará totalmente del Hospital SAMCo y además se sustituirá el actual procedimiento de toma de información por uno digitalizado y codificado, calificando con un color la gravedad del hecho. Pero por el momento el 107 y las ambulancias seguirán teniendo como sede el efector de nuestra ciudad y se seguirán utilizando los actuales protocolos.
“La gente a veces no entiende las preguntas que les hacen los recepcionistas de las llamadas, son protocolos internacionales de despachos de ambulancias que ayudan a que uno pueda hacer una evaluación rápida de lo que va a necesitar al llegar”, aclaró Alberto Rimoldi, coordinador de ambulancias de la Subsecretaria de Emergencia y Traslado en nuestro departamento. Además las preguntas “permiten clasificar las salidas, si son menores, si son código verde, amarillo o rojo” y agregó que hay preguntas que son ineludibles como “la dirección, el barrio; entre qué calle y qué calle, son preguntas que hay que hacer para que el chofer (ya que algunos no son de la ciudad) pueda llegar lo más rápido posible”.

Preguntas médicas
Tras las preguntas sobre el lugar al cuál despachar la ambulancia, llegan las de tipo médico, al respecto el Dr. Marcelo Moreyra explicó que, “los despachadores que tenemos están capacitados para poder atender las llamadas, categorizarlas y, en base a la experiencia, a las preguntas básicas que hacen, poder definir que patología puede ser de extrema urgencia, es decir una emergencia, o una consulta. A veces tenemos que ante un llamado, por ejemplo, un dolor de cintura de la segunda semana, tenemos al mismo tiempo otro llamado de un accidente de tránsito, entonces tienen que priorizar, optimizar los recursos para garantizar la atención de toda la población”.
El profesional manifestó que es entendible la insistencia y la impaciencia en el reclamo debido al estrés de la persona que llama “aunque sea una patología no grave o banal, para la persona que está del otro lado es lo más importante en ese momento y no llega a comprender que puede haber en otro lugar una situación que requiera toda la concentración del equipo de emergencia y a lo mejor su patología puede llegar a esperar un poquito. Supongamos una persona con fiebre, que da un poco de tiempo para acudir y evaluarla; ante otra patología como puede ser un poli traumatizado severo que es una cuestión de minutos”.

Insultos
A su turno Sandra Carrizo, una de las recepcionistas de las llamadas, admitió que “su labor es complicada, la gente se molesta mucho por las preguntas, te dicen que no tenés que preguntar tanto, te insultan, pero es lo que se tiene que seguir. Por lo menos es lo que se práctica acá y lo que sabemos por el tiempo que estamos acá adentro”. A la vez remarcó que “la ambulancia sale igual (y va en camino mientras se sigue con la requisitoria)” y aclaró que para ingresar a ciertos sectores de la ciudad deben esperar el arribo de personal policial “por cosas que han sucedido y por resguardo de los compañeros”.

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *