Farmacéutico herido en un asalto

Farmacéutico herido en un asalto

obp19clor6168b81qs81d0dsmgpn81

Un asalto a mano armada fue perpetrado en la mañana del viernes en la Farmacia Mattia, situada en Presbítero Daniel Segundo 669, a metros de su intersección con 14 de Febrero. El ilícito fue cometido por un delincuente que portaba un arma de fuego en una de sus manos y en la otra un arma blanca, con la cual le produjo una herida en el tórax al farmacéutico, un puntazo que por fortuna no fue profundo. Luego de tomar la recaudación el sujeto salió del local con total naturalidad y tomó por 14 de Febrero.
Según el relato que habría realizado el farmacéutico ante los pesquisas de la PDI, el sujeto que lo atacó era un joven alto, delgado, con anteojos del tipo recetados, que además de portar las armas mencionadas llevaba una riñonera. Un perfil que no se condice con los delincuentes conocidos de la ciudad y abre interrogantes sobre su identidad y procedencia. Uno de los vecinos que acudió ante el pedido de ayuda de la víctima contó a Diario EL SUR que el robo ocurrió alrededor de las 11 y que el malviviente luego de manifestar que era un asalto saltó por sobre el mostrador y allí se trabó en lucha con el farmacéutico, ocasión en la que le asestó el puntazo.
Luego de tomar la recaudación el ladrón dejó el local caminando con total naturalidad hacia 14 de Febrero donde se perdió de vista por lo cual los vecinos indicaron la posibilidad que haya existido un cómplice que lo esperaba en algún vehículo. Un otrora vecino de la cuadra, periodista y perito en criminología, Roberto Aranda, preguntó a Diario EL SUR “¿qué pasa con las cámaras de seguridad? Desde que se instalaron ocurrieron cientos de hechos delictivos y nunca se pudo registrar una imagen. Esta inquietud surge por el hecho de robo seguido de un puntazo que ocurrió el viernes a las 11 de la mañana. El delincuente, según testigos salió caminando y la cámara está a sólo 50 metros y no registro nada”.

Cámara de seguridad
Al respecto el Director de Orden Urbano, Dr. Jorge Gómez, explicó que cuentan “con filmaciones que se originaron a partir del momento en que es alertada la central del sistema monitoreo. Recordemos que en ese lugar tenemos una cámara que gira, denominada domo, por lo tanto tenemos que procesar las imágenes del pedido que nos llegue de Fiscalía. No obstante eso, cuando se produce el anoticiamiento que se da a la Policía, también ingresa a la sala de monitoreo porque allí hay un policía y un personal municipal. Cuando llega el alerta el operador toma el comando de ese domo y lo ubica en el lugar”.
Sin dar demasiadas presiones Gómez aseguró que existen “algunas presunciones de las características físicas de quien cometió el hecho de acuerdo a lo que relata el personal policial que llega al lugar y lo retransmite a los otros móviles. Estamos a la espera del pedido que nos haga Fiscalía de más características físicas de quien pudo ser el autor del hecho para entregárselas”. Añadió que el personal de monitoreo, a posteriori, además realizó “un seguimiento de todas las cámaras, así que tenemos que establecer qué es lo que se está buscando para entregarlo al Ministerio público de la Acusación”.

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *