Un joven motociclista falleció bajo las ruedas de un camión en Luzuriaga

Un motociclista de 20 años de edad, falleció como consecuencia de un siniestro vial ocurrido en barrio Luzuriaga sobre la medianoche del viernes, cuando impactaron una moto y un camión con semirremolque. La víctima fatal resultó ser Jonatan “Yoni” Francovich, quien se movilizaba en una moto Mondial, color naranja, de 110 cc, a quien acompañaba Brandon “Caincho” Aguirre, de 19 años, quien sufrió heridas de carácter leve, aunque en un primer momento se comentó que su estado era de gravedad. El hecho que derivó en la muerte del joven ocurrió en la intersección de las calles Tello y Luzuriaga, frente a la plaza central de este vecindario.
Las primeras informaciones daban cuenta que el desenlace fatal ocurrió en el momento del impacto entre el camión y la moto, y que incluso el camionero huyó del lugar, este último fue identificado como Ernesto Almirón, de 67 años de edad y apodado “Pelusa”. Todos los involucrados eran vecinos de Luzuriaga. La primera versión de los hechos fue aportada a Diario EL SUR por vecinos del lugar, basadas fundamentalmente en las impresiones que recogieron al ver el cuerpo sin vida de Francovich. “Hay como 30 chicos llorando en la plaza. Desgarrador ver a la familia llorar al lado del cuerpo”, relató una testigo.
Esa primera versión se fue modificando con el correr de las horas y según lo relatado por Almirón ante la Fiscalía hubo dos etapas del incidente. La primera tuvo como resultado una colisión menor entre la moto, que circulaba por Tello en el sentido sur norte y el camión, que lo hacía por Luzuriaga, en dirección a la ruta 21 (oeste este). Al producirse el choque Almirón desciende del vehículo y se produce un altercado con los jóvenes, incluso uno de ellos le da un puntapié a la puerta del camión, por lo que sube nuevamente a su transporte y se dirige a asentar la denuncia a la jefatura de la Unidad Regional VI, sita en San Martín y Lisandro de la Torre.
 
En la Policía
Sería en esa maniobra cuando Francovich cayó bajo las ruedas del camión, hecho del que Almirón no se habría percatado, enterándose en la sede policial de la muerte del joven, según su propio relato. Esta versión es respaldada por su hijo Luciano, quien explicó a Diario EL SUR que “él se bajó a brindar ayuda a los dos chicos que chocaron contra el camión pero uno de estos chicos lo quiso agredir, entonces como es una persona mayor, que no se puede defender y esta maltratada por un vida muy dura, decidió salir del lugar del hecho y hacer la denuncia de lo ocurrido en la Policía. Y es en la comisaría donde se enteró que uno de estos chicos murió”.
 
Tragedia
En base a la declaración de Almirón y los peritajes realizados en el camión, la Fiscalía decidió otorgarle la libertad y le restituyó el rodado. El malestar en el barrio en los minutos posteriores a la tragedia era alto e incluso amigos del fallecido amenazaron con incendiar el domicilio de Almirón, quien alquilaba una casa en calle Cochero, frente de la abuela del fallecido. “Pelusa es un hombre de 67 años que trabaja 22 horas por día, de lunes a lunes,  es una buena persona que está muy mal por lo que le pasó”, aseguró Luciano. “A veces no hay culpables o inocentes a veces somos todos víctimas porque nuestra familia también esta shockeada por lo que pasó”, agregó.

 
Falta de controles
La tragedia de Francovich reavivó un reclamo permanente de los vecinos de Luzuriaga relacionado con la falta de controles del tránsito por parte del Municipio y la permanente circulación de camiones. “Espero que con terrible situación tomen conciencia y no dejen entrar a los camiones al barrio porque a cualquier hora entran y salen. Lástima que se tuvo que llevar una vida para que hagan algo. Los vecinos de Luzuriaga estamos cansados de dicho reclamo”, resumió una de las vecinas.

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *