Villa Rugby campeón: coronados de gloria

Villa Rugby campeón: coronados de gloria

Bien sabido es que, cuanto más trabajo, dedicación, esfuerzo y amor se le inculca a lo que uno hace, más cerca se está de conseguir lo que tanto se anhela.
Con el grupo humano como pilar fundamental, ésta humilde institución que lleva tan sólo dos años de vida ya escribió a fuego su nombre en lo más alto del Rugby local.
Miembro de la Unión Rosarina de Rugby, Villa Rugby Club comenzó a transitar este camino a la gloria allá por febrero y lo terminó de la mejor manera.
Luego de haberse ganado un lugar para disputar la Copa de Bronce, y de dejar en el camino a Red Star de San Lorenzo, los villenses se quedaron con el boleto a la final y, allí, debieron sufrir hasta el final para ganarle a ASAC.
Cuando sonó el pitazo final, y el tanteador marcaba el triunfo, todos los que hacen a Villa Rugby Club estallaron en llanto y se fundieron en un abrazo eterno.
Es que, después de tanto esfuerzo, pudieron sentir lo que es tocar el cielo con las manos y ahora le bordarán la primera estrella a la gloriosa casaca.
Uno de los más emocionados fue su entrenador Diego Lewtare. En una charla íntima con Tribuna Sur, el flamante entrenador campeón contó con lujo de detalle cómo se vivió el partido desde adentro, cómo fueron transitando la temporada y, para el final, aseguró que de ahora en más buscarán seguir haciendo historia.

El partido
Inundados de nervios, de ansias y de ganas Villa Rugby Club llegó al predio de Provincial en General Lagos para disputar, el pasado sábado, el partido más importante de su prematura historia.
En frente, lo estaba esperando el Arroyo Seco Athletic Club que, tras vencer a Totoras, se había quedado con el otro pasaje a la final.
Después de observar el encuentro por el tercer y cuarto puesto, en donde Red Star de San Lorenzo le ganó a Totoras, llegó el momento más esperado.
“Fue un partido muy duro, muy difícil, en donde no hubo try y todos los puntos fueron por penales. Tuvimos un buen arranque en los primeros 20 minutos, pero Arroyo fue levantando, nos equiparó y en el segundo tiempo el juego lo dominaron ellos.
Fuimos sumando penales nosotros y ellos hasta que nos pusimos 9 a 9, después tuvimos otro penal a favor que pudimos convertir y ellos erraron un penal en el último minuto y terminó el partido. Realmente fue para el infarto”, detalló Diego Lewtare.
Una vez que terminó el partido, cerrando un año extremadamente positivo, todos los jugadores, junto a sus familias que se acercaron hasta General Lagos, estallaron en lágrimas y celebraron con alma y vida este merecido título.

La localía
Después de disputar toda la temporada oficializando de local en la cancha de fútbol del Club San Lorenzo, para las instancias finales la Unión Rosarina de Rugby le solicitó a la entidad villense que juegue de local en un predio con las medidas reglamentarias. Es por eso que, gracias a las gestiones y la buena predisposición del Club Provincial de Rosario, Villa Rugby Club oficializó de local en General Lagos.
“Uno lamenta, más que nada por como se dieron las cosas, no haber podido vivir en nuestra ciudad esta conquista. Seguramente nos hubiese acompañado más gente, pero este deporte es así y la vida es así. Siempre vamos a tener obstáculos y piedras a las cuales nos debamos enfrentar.
Por suerte pudimos conseguir el predio de provincial y, si bien teníamos que viajar, nos seguíamos sintiendo locales porque nos acompañó la gente, las familias de los chicos fueron y nos sentimos muy cómodos.

La temporada
Hay que retroceder varias páginas para repasar la historia que finalizó con Villa Rugby cubierta de laureles.
En el mes de febrero, bajo el sol de verano, los rugbiers comenzaron con los trabajos de pretemporada haciendo hincapié en el pilar fundamental; la formación del grupo.
“Desde el inicio no soñábamos terminar así, es más no soñábamos con nada. Primero quisimos armar el grupo, después realizamos los trabajos de pretemporada y, tiempo después, jugamos el primer torneo que era el clasificatorio para la zona. Ahí fue donde vimos en que condiciones estaba el equipo. Cuando ya quedamos para competir en la zona de Bronce el objetivo fue ganar la zona y por se logró”, explicó el entrenador.
A su vez, el DT contó que les costó llegar a donde están hoy porque el 80 por ciento de los chicos nunca habían jugado al rugby y tuvieron que inculcarle el sentimiento por el deporte para que, al final, se pueda plasmar el compañerismo dentro de la cancha.
“La clave está en que el jugador sienta lo que es el deporte, sienta lo que es el sacrificio por el otro más allá de los logros personales.
Esto no es para nada fácil lograrlo. Un grupo unido no es fácil lograr. Acá lo que teníamos que lograr es que cuando entran a la cancha sean 15 hermanos y los 7 suplentes sean primos, que sea una verdadera familia el equipo. No se puede jugar si no sos una familia unida, porque dentro de la cancha hay que sacrificarse mucho por el compañero”, enfatizó.

El grupo
Recalcando día tras día la importancia de tener un grupo unido, haciendo hincapié en lo vital que es tener una verdadera familia dentro de una cancha, Diego Lewtare es conciente que afortunadamente su mensaje le llegó a sus dirigidos: “En poco tiempo de vida, y ya haber conseguido un campeonato, significa que a los chicos les cayó bien la ficha que les baje o, a lo mejor, la unión del grupo ya estaba y había que explotarla un poco más. Lograr un campeonato no es fácil y menos siendo un equipo nuevo. No es que nos costó poco, creo que se dio como se trabajó y pudimos avanzar a bien, a pasos agigantados y firmes.

Resumen
Partido final

Villa Rugby Club 12
ASAC 9

Posiciones
Copa De Bronce

1º Villa Rugby Club
2º ASAC
3º Red Star de San Lorenzo
4º Totoras

Fotos web y edición impresa, gentileza Fernando Lencina

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: