Destrozos en la escuela “Estanislao López”

Destrozos en la escuela “Estanislao López”

Un nuevo hecho de vandalismo se registró este fin de semana en la escuela Nº 1224 “Brigadier Estanislao López”, situada en el barrio homónimo, en Sabín 2610. En esta oportunidad los malvivientes ingresaron por los fondos del establecimiento, violentando la reja de la ventana del aula dedicada a las actividades plásticas. Allí causaron algunos destrozos y sustrajeron algunos materiales de estudio, aunque en ese recinto no se guardan elementos de gran valor. De todas maneras la reparación de las roturas y el reacondicionamiento del lugar implican un gran esfuerzo a esta entidad educativa que es una de las más humildes de la ciudad.
Ayer cuando los docentes ingresaron a la institución, a las 7, “observamos que había una ventana abierta y al recorrer el sector, por el patio trasero, vimos que habían arrancado una reja, tirado un vidrio abajo, e ingresaron al salón donde se dictan clases de plástica. No sabemos bien que elementos faltan, pueden ser pinceles, temperas, hojas o material que cotidianamente usan los chicos para su actividad”, relató Norma López, directora de la Escuela. “No son elementos de sumo valor, pero nos dejaron un gran daño y ahora tengo que buscar alguien que suelde la reja y que coloque el vidrio, y también ver porque no saltó la alarma”, agregó.
En los dos años que Norma está al frente de la escuela es la cuarta vez que se produce una situación de estas características además de otras menores. “Lamentablemente los fines de semana son propicios para este tipo de hechos, a veces nos encontramos que rompieron vidrios u otros destrozos, pero esta vez es mucho mayor el daño que nos hicieron. Es un salón donde no hay nada de valor que puedan vender, son todos trabajos de los alumnos y lo vienen a destruir. Nosotros hacemos muchas cosas para poder conseguirles los materiales a los chicos y así retrocedemos”, expresó dolida la docente.
Asimismo destacó que la incertidumbre y la desazón son sentimientos que viven en forma cotidiana. “Ingresás a la mañana y tenés que dar la vueltita porque no sabés con qué te vas a encontrar. Después de los fines de semana, los lunes es cuando más te encontrás con estos hechos, o bebidas que consumieron u otras cosas, pero esta vez lo que hicieron fue romper parte de la escuela”, lamentó López. Por tal motivo van a tener que destinar los fondos que estaban recaudando para pintar las instalaciones a reparar los daños causados por los vándalos. “Nos sentimos desprotegidos totalmente”, destacó la directora.

Redacción El Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: