Adeessa y la CAC se oponen a la instalación de “La Salada”

Piden resguardar la lealtad comercial, los derechos de los consumidores y usuarios; la defensa de la competencia, la comercialización de bienes productos y servicios y establecer parámetros básicos de seguridad.

LA POSIBLE INSTALACIÓN DE LA SALADA EN SANTA FE SUMA OPOSITORES QUE ALERTAN SOBRE SU IMPACTO NEGATIVO.

La Asociación de Entidades Empresarias del Sur de Santa Fe (Adeessa) cuyo presidente es el empresario villense Marcelo Maciel  y la Cámara Argentina de Comercio, presidida por Natalio Grinmann, se oponen a la posible instalación de una sucursal de La Salada en territorio santafesino. De esta manera crece el número de entidades e instituciones que manifiestan su rechazo a este tipo de comercialización irregular de productos y alertan sobre el impacto negativo que tendría para la economía regional.

En una nota dirigida al gobernador Omar Perotti, Adessa expresó su preocupación y alarma “ante las declaraciones realizadas por Jorge Castillo, conocido como el ‘Rey de la Salada’, sobre su intención de radicar una sucursal de la feria ilegal más importante de latinoamérica en Santa Fe o Córdoba”. 

Por ello solicitaron al mandatario santafesino que, como presidente Pro Témpore de la Región Centro “impulse la suspensión de radicaciones de nuevos establecimientos comerciales con múltiples puntos de ventas” hasta tanto “se sancionen leyes que regulen su radicación.”

Al respecto la entidad aclaró que “La suspensión propuesta y el pedido de normas regulatorias se realizan con el objetivo de evitar lesiones sobre los tejidos comercial, laboral y social, y sobre los ingresos tributarios de las provincias, los cuales serán gravemente afectados si no se impulsan marcos regulatorios como los ya sancionados en Provincia de Buenos Aires y otras jurisdicciones subnacionales que cuentan con legislación de fondo, que permita resguardar la lealtad comercial, los derechos de los consumidores y usuarios, la defensa de la competencia, la comercialización de bienes productos y servicios y establecer parámetros básicos de seguridad”.

 

Efectos adversos

En tanto la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) recordó “los efectos adversos que dichos establecimientos provocan sobre la actividad económica legalmente establecida. La instalación y expansión de las ferias mencionadas han generado severos perjuicios al comercio local tradicional, constituyendo una forma de competencia desleal -dado el flagrante incumplimiento de obligaciones tributarias, previsionales y de otra índole que registran aquellas-, y han afectado también al Estado y a los consumidores, al vulnerar sus derechos y garantías”.

Entre los males asociados a estos establecimientos pueden mencionarse la informalidad laboral, el «trabajo esclavo”, la evasión fiscal, el fraude marcario, el contrabando de mercaderías y la falta de controles, incluyendo los sanitarios. Este último punto es especialmente crítico puesto que afecta la salud de los consumidores, teniendo en cuenta que las mercaderías que se comercializan incluyen alimentos y animales vivos.

Comentarios:

Lo más leído

1 Incidentes y un herido de arma blanca en una fiesta clandestina 2 Un comerciante y sus hijas a merced de asaltantes armados 3 Vuelven los viajes en tren 4 Casos en Villa de un nuevo tipo de estafa bancaria 5 Choque en la Curva de Bassi
A %d blogueros les gusta esto: