Contundente respaldo de la comunidad al pedido de Justicia

Un centenar de villenses llenó la plaza central el pasado jueves. Fue la primera convocatoria nacida de Rodolfo, papá de la víctima, que contó con numerosas adhesiones de organizaciones y una comunidad local que mostró su compromiso y apoyo a una causa que es transversal a toda la sociedad.

«ME MUEVE EL AMOR Y NO EL ODIO, NO QUIERO VENGANZA, QUIERO JUSTICIA», EXCLAMÓ EL PADRE DE LA VÍCTIMA.

Repasando el hecho, ocurrió en la madrugada del miércoles 30 de diciembre cuando la víctima se encontraba en su domicilio con su hijo de dos años. Desde entonces la familia -luego de superar una primera instancia de shock y bronca-transformó el dolor en lucha.

El miércoles hicieron contacto con la Asamblea local de Mujeres y Disidencias, se reunieron el miércoles 2 y tras hacer público el hecho en las redes, los medios se hicieron eco de esta noticia que caló hondo en el sentimiento social: se ultrajó a una mujer embarazada de tres meses con su hijo pequeño al lado, una mujer que podría haber sido cualquiera de la ciudad, víctima de una cultura patriarcal que viola, toma sin permiso, somete, cosifica,  ultraja y también asesina.

El jueves, vecinos y vecinas participaron de la convocatoria con carteles que abrazaron como propio la causa y el grito de Justicia.

La convocatoria fue difundida desde la Asamblea Local de Mujeres y Disidencias, y diferentes funcionarios, espacios políticos y dirigenciales se acercaron al lugar adhiriendo sin banderas, respetando lo pedido por el seno familiar.

«(…) No podemos dejar pasar que esto no es un hecho aislado, sino que es el resultado de un sistema patriarcal y desigual, arraigado en nuestra sociedad y que ha colocado siempre a las mujeres y disidencias en condiciones de inferioridad y desventaja. Desigualdad que le ha reservado a las mujeres las peores violencias y tormentos a lo largo

de la historia. Estas prácticas se traducen en lo que llamamos violencia de género, violencia que es ejercida sobre las mujeres por el sólo hecho de serlo, violencia que nos atraviesa en lo cotidiano, y que puede verse en el padecimiento diario de situaciones de abuso, violaciones, acoso callejero, malos tratos, y la peor de las consecuencias: los femicidios», expresaron las mujeres de la Asamblea en su intervención del acto del jueves.

También tomó la palabra Pilar Sánchez, Directora Municipal de Género e Igualdad, un área que Rodolfo destacó como comprometida con la causa desde el primer momento. 

 

Adhesiones

La manifestación contó con diversas adhesiones como la línea fundadora de Madres de Plaza de Mayo con un video enviado de Nora Cortiñas; Julio Gambina de Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas; Federación de Cooperativas Autogestionarias MOI; Hugo Blasco, Secretario General de la Federación Judicial Argentina; Beatriz Rajland, Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas; Juan Miguel Gortari de CPI Chubut; Sindicato de trabajadores y trabajadoras judiciales de Chubut; Cooperativa Radio La Tosca de Santa Rosa, La Pampa; Sindicato Luz y Fuerza de La Pampa; Federación de trabajadores de la energía de Argentina; Watu- Corriente Comunista de Bahía Blanca; Sonia Alfonso de la Secretaría de Género de Amsafe Rosario;

ATE Rosario y Marcelo Cortés de CTA Autónoma de nuestra ciudad.

Además del pedido de Justicia, el reclamo que unió a la familia,organizaciones y toda la comunidad presente fue de la una Justicia con perspectiva de género.

 

CENTENARES DE VILLENSES PARTICIPARON DE ESTA PRIMERA CONVOCATORIA. LAS ACCIONES PÚBLICAS CONTINUARÁN.

 

Rodolfo: «Queremos la máxima pena»

El padre de la víctima, impulsado por su militancia social y la entereza de su hija, es quien enarbola la bandera de esta lucha desde un comienzo. A la víctima, por el momento, se elije preservarla ya que las exposiciones públicas no son fáciles, y más allá de su valor, las víctimas no deben ser revictimizadas.

La palabra de Rodolfo dio cierre a esta primera cita solidaria, fraterna de la comunidad y fue claro en su mensaje: «Que se aplique la máxima pena que determina nuestra ley, al autor de este aberrante hecho. No estamos acá solo por lo que le sucedió a mi hija, sino también para que ninguna mujer más, niña o niño sean víctimas de estos deparavdaos que no merecen vivir en sociedad. Venimos a expresar nuestra bronca y dolor sin ningún tipo de interés político partidario», comenzó.

«Queremos -continuó- justicia para mi hija, mi nieto y futuro nieto. Gracias A Dios mi familia y amigos me hicieron entender que lo que mejor podía hacer era luchar para conseguir Justicia. Mi niña, salvajemente ultrajada, fue quien me dio la energía necesaria para estar acá junto a ustedes, dispuesto a llevar la lucha hasta que se haga Justicia. Mi militancia social me hizo entender que este es el camino, con coraje y con amor, el que me mueve por mi hija. Porque me mueve el amor y no el odio, no quiero venganza, quiero Justicia porque además necesitamos, sí o sí, terminar con el patriarcado.»

Sobre el final expresó: «A la clase política me permito decirle que hay que tener una postura muy clara, que no se puede ser neutral y reclamo que haya un presupuesto para atender esta problemática, porque solo la política puede resolver los problemas de la sociedad. A las autoridades judiciales solo les pido que hagan justicia y nada más que justicia.»

Y para cerrar, agradeció: «Los mensajes de solidaridad de la comunidad en general y los que son negativos también porque me dan fuerzas, la histórica lista marrón, al MTL mi grupo de militancia, a todas las organizaciones que nos han manifestado su solidaridad, a la dirección municipal de Género a través de Pilar Sánchez, a las compañeras de la Asamblea Zonal de Mujeres y Disidencias que vienen trabajando codo a codo con nosotros, a mis amigos, familia y a mi hija querida le digo ‘Te amo con locura, gracias por tu fortaleza, lucharemos con coraje y con ternura para que puedas vivir en una ciudad un poco mejor’; a mi gente de JB Molina que me acompaña. Gracias.»

Los y las villenses se fueron disipando de a poco comprometidos a estar presentes en la próxima cita de una lucha que recién comienza. Los pasos a seguir en cuanto a acciones públicas, los determinará la familia.

A modo de actualización de la situación, vale agregar que el acusado tiene 25 años, es vecino de la víctima y se encuentra detenido desde el sábado 2 de enero, luego de ser llevado a imputativa en dónde se le dictó 60 días de prisión preventiva que está cumpliendo en el módulo de detención transitoria (MDT), de la Unidad Regional VI de nuestra ciudad.

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Imputaron a un joven por robo y abuso sexual 2 Ejemplar fallo con perspectiva de género de un juez villense 3 Voraz incendio en una pañalera 4 Desarticularon una fiesta prevista para hoy en Empalme 5 Marcos Cleri celebró la aprobación de la Movilidad Jubilatoria