Hubo casi 1800 denuncias por trata y explotación de personas

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación coadministra con el Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX) una línea gratuita de denuncia para casos de trata de personas.

El informe anual del funcionamiento de la Línea 145, en la que se reciben denuncias de trata y explotación de personas arrojó que en 2019 casi la mitad de los llamados fueron por situaciones de explotación sexual, cuyas víctimas fueron mayormente mujeres, y que el sector rural concentró casi un tercio de las denuncias por explotación laboral, informó el portal Fiscales.gob.ar.

El mayor caudal de denuncias por casos de trata de personas y delitos conexos ingresa al sistema de justicia a través de la línea 145, que es nacional, gratuita y tiene la posibilidad de ser anónima. Durante el 2019 se recibieron casi 1800 denuncias, un número que se mantiene estable con relación al año anterior, y de su primer análisis surge que tuvieron preeminencia los hechos denunciados vinculados a la explotación sexual y delitos conexos -cerca del 48% – en relación a la explotación laboral, que alcanzó el 14%.

Más de la mitad de las denuncias fueron anónimas, y muchas con datos se vinculan a hechos de desaparición de personas. Si bien la denuncia anónima es una herramienta importante para la persecución penal, dado el alto porcentaje que representan, desde la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX) advirtieron que “es importante que quién denuncia anónimamente en rol de víctima sea informada en esa primera oportunidad de la totalidad de derechos que le asisten, entre ellos por ejemplo, la posibilidad cierta de obtener una reparación económica por el daño ocasionado, independientemente de la solvencia económica de su explotador. Mayor y mejor información acerca de sus derechos puede resultar un incentivo para garantizar un acceso más pleno a justicia, con una víctima identificada y con mayores niveles de participación y control sobre su caso”.

La compilación anual que PROTEX realiza con los números obtenidos permite, por un lado, fortalecer la política criminal del Ministerio Público Fiscal de la Nación y mejorar la respuesta institucional con el conocimiento de la mecánica del delito y los casos que ingresan; y por otro, dar cuenta de la tarea interinstitucional que se articula desde la procuraduría especializada junto al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, las dependencias judiciales que desarrollan las investigaciones, las organizaciones no gubernamentales que se ocupan de la temática y la ciudadanía, fundamentalmente, que sigue confiando en este canal de denuncia.

 

Funcionamiento

Las denuncias recibidas en la Línea 145 son abordadas por los/las operadores del Programa de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el delito de Trata de Personas, que administra la central de recepción de llamadas provenientes de todo el país. La información recibida se vuelca en un formulario de denuncia y en formato digital –vía correo electrónico- se da intervención a la PROTEX, con excepción de aquellas que se remiten directamente a las fuerzas de seguridad, de acuerdo a criterios consensuados de “emergencia” y “urgencia”. Desde el inicio de la administración por parte de Procuraduría -en el 2015- se recibieron en la línea 8834 denuncias.

Una vez que la denuncia ingresa a la casilla oficial de la PROTEX con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de remitente, el primer paso es verificar si los hechos denunciados ya habían sido o están siendo investigados, y si entró alguna otra presentación, para evitar duplicar casos.

 

Plataforma

Los datos esenciales que posee cada uno de los formularios se vuelcan en una plataforma informática elaborada especialmente que funciona a modo de sistema de registro. A partir de allí, se realiza un análisis pormenorizado de los hechos, se individualizan aquellos datos que puedan resultar relevantes y se realiza una sucinta pero intensa investigación. Esto resulta posible a través de la utilización de diversas bases de datos a las que la Procuraduría tiene acceso, y del entrecruzamiento de la información que ellas arrojan. Como resultado es posible identificar correctamente los lugares y las personas involucradas, además de verificar ciertos aspectos indicados por los denunciantes, otorgándole así mayor verosimilitud a la situación por ellos descripta.

Con el cuadro de situación delineado, el formulario de denuncia puede atravesar una serie de situaciones: si existe una investigación previa, se acumulan las actuaciones; puede suceder que se analicen los hechos y no haya elementos para configurar una hipótesis delictiva, por lo que se procede al archivo de las actuaciones; o bien, se puede derivar el caso a algún organismo administrativo con competencia en la cuestión, si no existen elementos que configuren el delito.

 

Competencia judicial

La cuarta opción es el inicio de una nueva investigación preliminar en la Procuraduría de aquellos casos donde haya elementos de la posible existencia una organización criminal que funcione a nivel trasnacional y cuya estructura resulte sumamente compleja. Y por último están aquellos casos en los que se obtiene cierto grado de verosimilitud de la denuncia y los datos fueron en su gran mayoría corroborados a través de las bases consultadas, por lo que se deriva a la fiscalía con competencia territorial. Antes de ello, sobre estos últimos casos se analiza el encuadre típico, para determinar si existe una hipótesis de trata que amerite la intervención de la justicia federal, o si se trata de la comisión de alguno de los delitos conexos y, en tal caso, enviar la denuncia a la justicia provincial competente.

El procedimiento se desarrolla de manera inmediata, dentro de las primeras 48 horas la mayoría de las veces. Las denuncias que revisten cierta urgencia son judicializadas el mismo día que se reciben; y en aquellas entendidas “de extrema urgencia” se da la inmediata intervención de una fuerza de seguridad para que realice la correspondiente consulta con el juzgado o la fiscalía en turno.

 

Los números del último año

Durante el año 2019 se recibieron 1796 denuncias, de las cuales 1105 fueron remitidas para intervención de PROTEX. De ellas, 936 fueron enviadas a las autoridades judiciales competentes de manera inmediata.  De las denuncias recibidas, 862 se relacionan con la trata con fines de explotación sexual, mientras que la cantidad de denuncias relacionadas con casos de explotación laboral es mucho más baja: 256. En porcentajes, casi 48% de las denuncias fue por trata sexual y delitos conexos y sólo el 14,2% por trata laboral.

Comentarios:

Lo más leído

1 Hurtaron más de 3 millones de pesos de una vivienda 2 Gendarmería detuvo a un hombre en una entrega vigilada 3 Apuñalaron a una perrita y le dejaron clavado el cuchillo 4 La Subjefa de Policía recorrió los puestos de control 5 Endurecen las medidas para evitar los contagios de Covid-19