Delincuentes armados efectuaron violentos asaltos en Neumann

Dos albañiles fueron sorprendidos por tres malvivientes que los amenazaron con un revólver, los maniataron y les sustrajeron dinero y celulares. Los asaltantes pasaron a una casa vecina donde se encontraba una mujer con sus hijos de 6 y 8 años.

Un doble asalto a mano armada tuvo lugar en barrio Neumann en la noche del lunes, las víctimas fueron en primer término dos albañiles que se encontraban en una casa en construcción situada en Laprida al 800 y en segundo caso una mujer y sus dos pequeños hijos que se domicilian en una vivienda lindera a la obra. Los delincuentes eran tres jóvenes, uno de ellos portaba un arma de fuego y otro un cuchillo, los que en todo momento se mostraron muy alterados y violentos.

Alrededor de las 20 del lunes los tres asaltantes ingresaron a una obra en la que se encontraban dos albañiles de nacionalidad paraguaya que pernoctan en el lugar, Andrés B. y Rafael C. Estos manifestaron al personal policial que los malvivientes “ingresaron por una puerta que estaba abierta, uno de ellos exhibiendo un revolver color negro, exigiéndoles dinero. Los otros dos los maniataron y procedieron a sustraerle en total la suma de aproximadamente 10.500 pesos en efectivo y dos celulares”, indicaron fuentes policiales.

De allí los delincuentes pasaron a una casa vecina donde se encontraba una mujer con sus dos hijos de 6 y 8 años de edad. En ese momento su esposo, David D., de 40 años, se encontraba trabajando. En diálogo con Diario EL SUR, David contó lo sucedido en esos terribles momentos. “Entraron tres personas, mi señora estaba con los chicos, estaban haciendo cosas del colegio, cuando sienten golpes en los ventanales, se ve que estaban golpeando con un ladrillo, querían romper los vidrios que son de Blindex”, explicó.

 

Decididos a todo

Los vidrios, al ser dobles resistieron los impactos por lo que los ladrones “entre los tres entraron a patear y a golpear la abertura hasta que lograron forzarla y se metieron. Mi señora alcanzó a esconder a los chiquitos”, indicó David. “Se metieron apuntándole con revólver, amenazándola con cuchillos. Querían plata, pero no había dinero, entonces se llevaron unas alhajas que eran de la abuela, una notebook, un televisor, una guitarra, el celular de ella. Rompieron el ropero, tiraron todo, buscando cosas”, detalló.

Los delincuentes se encontraban “muy, muy alterados, todo el tiempo apuntándole a la cabeza con el revólver, con los chuiquitos ahí, una locura”, expresó conmocionado. Asimismo, estimó que los asaltantes “llegaron decididos a entrar pese a que desde un primer momento vieron que había gente, ver la violencia con la que rompieron semejante ventanal. Fue una locura, algo triste, triste, vemos que están decididos a cualquier cosa. Estamos a segundos, a milímetros de perder todo por una locura de esta gente. Es algo que alarma, un llamado de atención para toda la ciudad porque tenemos que tener cuidado todos”.

 

“Una locura”

Los momentos fueron dramáticos y hubo dentro de ello un instante que David remarca como un símbolo de lo acontecido. “Mientras estos hijos de puta y perdón por la palabra, le apuntaban con el revólver (a su esposa), el más chiquito estaba dentro de un ropero y el rezaba. No se puede pasar por estas locuras en la vida. No culpo a nadie. pero quiero que hagamos algo para que no pase más esto, que a nadie le pase una situación así de semejante locura. Ellos pidiendo que no gritara y ella gritando, y ellos apuntándole en todo momento con el revólver en la cabeza. Una locura”.

Como consecuencia de la traumática experiencia la esposa de David sufrió un shock nervioso por lo que debió ser sedada motivo por el cual tampoco pudo aportar demasiados datos al personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC). En tanto los albañiles manifestaron que no podrían reconocer a los delincuentes. Fuentes cercanas a la causa señalaron a Diario EL SUR que “no hay cámaras en el lugar, hay una zona de descampado; la única cámara que hay está bastante lejos pero igual se van a pedir las imágenes”. Las denuncias están radicadas en la Comisaría 1ª e interviene la fiscal Analía Saravalli.

Comentarios:

Lo más leído

1 Hurtaron más de 3 millones de pesos de una vivienda 2 Gendarmería detuvo a un hombre en una entrega vigilada 3 Apuñalaron a una perrita y le dejaron clavado el cuchillo 4 La Subjefa de Policía recorrió los puestos de control 5 Indagan a siete personas por los incendios en las islas