Torrisi con prisión preventiva junto a otros cuatro imputados

El viernes se llevó a cabo la audiencia imputativa a los miembros de la banda que también integraba el ex jefe de la Unidad Regional VI y a la que también pertenecía el dominicano detenido en el acceso a nuestra ciudad el pasado mes de marzo.

LA BANDA SE DEDICABA A EXTORSIONAR A PROPIETARIOS DE CASINOS CLANDESTINOS YA QUE NO PODÍAN DENUNCIARLO.

 

El ex jefe de la Unidad Regional VI, comisario mayor (R) Alejandro “Pipi” Torrisi fue imputado el viernes, junto a otras cuatro personas, por los delitos de “asociación ilícita en calidad de integrante; organización y explotación de juego ilegal y tenencia ilegítima de arma de guerra sin la debida autorización legal”. Los Fiscales Dres. Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos, no tienen dudas del rol que le cupo en esta organización y así lo expusieron en la audiencia imputativa.

Junto a Torrisi, quien fue jefe de la UR VI entre agosto de 2008 y diciembre de 2009, fue imputado otro individuo relacionado con Villa Constitución, pero por un hecho más reciente: el dominicano Otnniel Alamonte De León. Esta persona fue detenida en el acceso a nuestra ciudad en la madrugada del 26 de marzo, en principio por incumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado sólo 6 días antes. Luego se constató que sobre él pesaba un pedido de captura por el homicidio de un Policía en Rosario.

De León circulaba en un Chevrolet Astra y según dijo se dirigía desde Buenos Aires a Rosario cuando el GPS lo desvió hacia Villa Constitución, aunque se sospecha que en realidad pretendía evitar los controles del peaje de General Lagos. En la requisa al vehículo los uniformados secuestraron 5 celulares de diferentes marcas y modelos y categorías, herramientas de trabajo de mano, y dinero en efectivo, la suma de 30 mil pesos en efectivo repartido en el interior del rodado.

El viernes fue imputado por los delitos de “asociación ilícita en calidad de integrante; homicidio agravado por uso de arma de fuego en carácter de partícipe primario en grado de consumado en concurso real con portación ilegítima de arma de fuego de guerra”. Con los datos surgidos en la audiencia de la forma extorsiva en que operaba esta banda que se dedicaba, entre otros ilícitos, a extorsionar a los propietarios de casinos clandestinos y salas de “maquinitas”, puede sospecharse que quizá De León no estaba perdido o intentando evadir el control de General Lagos sino que se encontraba de “cobranza” en nuestra zona.

 

Juego clandestino en Villa

En la misma audiencia imputativa surgió otro apellido ligado a Villa Constitución, el de Leonardo Peiti, quien se encontraba prófugo, aunque sus abogados negaron que fuera así y aseguraron que se presentaría ante la Justicia. Su nexo con nuestra ciudad quedó acreditado en diciembre de 2017 cuando la por entonces fiscal Valeria Pedrana llevó adelante una investigación por juego clandestino que derivó en 31 allanamientos realizados por la Gendarmería Nacional, de ellos 18 fueron en nuestra ciudad y el resto en Rosario, Cañada de Gómez, Armstrong y Las Rosas.

En esos allanamientos se decomisaron máquinas tragamonedas, mesas de ruleta y póquer, como así también vehículos, dinero en efectivo, computadoras, armas y teléfonos celulares. En principio fueron demoradas 17 personas, entre ellos los villenses Ernesto Finocchio, Marcelo Narciso Cuden y Claudio Marcelo Lombardo González. Más tarde fueron aprehendidos el rosarino, Roberto Peiti y el villense Gastón Julián Graf.

“Al imputado Roberto Peiti se le dictó prisión preventiva efectiva por el plazo de 30 días por el delito de asociación ilícita en carácter de jefe, en concurso real con la explotación, operación y organización de juegos de azar sin la autorización pertinente de la autoridad competente, en concurso ideal con defraudación a la administración pública”, informaron desde la Fiscalía Regional 2ª en aquel momento. Roberto Peiti es hermano de Leonardo y le habría cedido el manejo de sus negocios.

 

EN MARZO UNO DE LOS IMPUTADOS, OTNNIEL DE LEÓN, FUE DETENIDO EN EL INGRESO A NUESTRA CIUDAD.

Otros imputados

En la audiencia imputativa del viernes además se imputó a José Sebastián Perlo y a Flavia Broin por los delitos de “asociación ilícita en calidad de integrante; extorsión en calidad de coautor, en grado consumado”; por Asociación ilícita en calidad de integrante; Extorsión en calidad de coautor, en grado consumado; y a Maximiliano Damián Díaz, conocido como “Cachete”, por los delitos de “asociación ilícita en carácter de organizador ; extorsión en calidad de coautor, en grado consumado; extorsión en calidad de coautor y en grado de tentativa (5 hechos)”.

Los Fiscales Dres. Matías Edery y Luis Schiappa Pietra imputaron todos ellos y además a Leonardo Peiti, y a otras personas que aún no fueron detenidas (Damián D., Hernán Q. C., Claudio Humberto R., y Mariano R) el “ser parte de una asociación ilícita con duración en el tiempo, desde el día 7 de agosto de 2019 y hasta al menos el 13 de enero de 2020. La misma tenía como objetivo obtener dinero mediante extorsiones y atentados contra la vida de distintas personas”.

Las amenazas se realizaban “invocando el vínculo que mantiene el organizador”, Peiti, con Ariel Máximo Cantero, líder de Los Monos, “como medio para intimidar a las víctimas, siendo que esas maniobras involucraron a la asociación ilícita en la gerencia y explotación de negocios ilícitos, entre ellos el de la quiniela clandestina y los llamados casinos ilegales”, señalaron los fiscales.

 

Estructura

La asociación ilícita contaba con una estructura montada por “Cachete” Díaz, explicaron los fiscales. Esta se dividía en grupos que realizaban diversas tareas. Un primer grupo comunicaban mensajes intimidatorios a las víctimas presentándose directamente ante las personas o mandando mensajes mediante dispositivos electrónicos. Un segundo grupo se encargaba de llevar a cabo los hechos intimidatorios contra la integridad física de las ocasionales víctimas.

Un tercer grupo de personas se encargaba de administrar el dinero obtenido de forma ilícita y hacerlo circular. Finalmente, la asociación contaba con un cuarto grupo que tuvo como tarea involucrarla en los negocios ilegales de “quiniela” clandestina y casinos ilegales. Además, los miembros de este grupo prestaban colaboración para obtener cobertura institucional en agencias policiales y/o judiciales a los integrantes de la misma.

 

Roles de la Asociación Ilícita

Maximiliano Díaz se encargaba de comunicarse directamente o por mensaje por WhatsApp con las personas a las que se les exigía el pago de dinero, reuniéndose o interceptando luego a las víctimas para intimidarlas invocando su vínculo con Máximo Cantero. Flavia Rocío Broin se ocupaba del manejo del dinero recaudado con las maniobras extorsivas. Se presentaba en el comercio de una de las víctimas a retirar el dinero de las extorsiones. Bajo las órdenes de Maximiliano Díaz retiraba los pagos los casinos clandestinos que le pertenecen a él y le informa de la marcha del “negocio”.

Otniel De León cumplía órdenes de Maximiliano Díaz y fue así que el 11 de enero de 2020 disparó contra el Casino City Center de Rosario, provocando la muerte de Enrique Encino. Asimismorealiza diversas acciones tendientes a localizar a Carlos Alberto G. a los fines de darle muerte, resumieron los fiscales.

En el caso de Torrisi, “en su calidad de ex Director de la Policía de la Provincia de Santa Fe, era el encargado de brindar auxilio a los integrantes de la Organización cuando estos eran detenidos. En fecha 9 de enero de 2020 en oportunidad de la detención de dos personas vinculadas a ellos, es contactado por Leonardo Perlo, para que se comunique con Maximiliano Díaz a los fines de procurar dar algún beneficio ilícito de la organización a éstas personas que habían sido detenidas. En su carácter de policía retirado gestionó ante la comisaría 21 beneficios para lograr la liberación de los detenidos ese día cuando se disponían a realizar un atentado contra el casino City Center Rosario. Era el encargado de administrar negocios ilícitos relacionados al juego clandestino”, detallaron.

En cuanto a Leonardo Peiti, parta los fiscales “tiene vínculo directo con el organizador de la asociación ilícita. Cumple el rol de identificar a potenciales personas para que luego sean objeto de extorsiones por miembros de la asociación. Además, es quien se relaciona con integrantes de las fuerzas de seguridad o agencias judiciales a los fines de obtener de ellos algún beneficio lícito, ilícito o delictivo, para los miembros de la organización.

José Sebastián Perlo participaba de las extorsiones reuniéndose con las víctimas para exigirles dinero y puso a su disposición teléfonos celulares a través de los cuales se enviaban mensajes y se realizaban llamadas a las víctimas.

EN DICIEMBRE DE 2017 SE EFECTUARON 18 ALLANAMIENTOS EN NUESTRA CIUDAD POR JUEGO CLANDESTINO.

Prisión preventiva

Como resultado de lo expuesto Torrisi fue imputado de “administrar por sí o a través de terceros un sistema de captación de juegos de azar sin contar con la autorización; dicho sistema funcionaba en la casa ubicada en Comandante Espora al 200 de la localidad de Villa Gobernador Gálvez al menos hasta el 20 de julio de 2020. Este sistema de juego consistía en nueve computadoras donde corría un software de juegos de azar a cambio de dinero. Asimismo, se le imputa tener una pistola Sig Sauer calibre 9mm sin la debida autorización legal en el interior de su camioneta Ford Ranger y una escopeta marca Magtech modelo 586, una pistola Bersa y un revólver de 6 alvéolos calibre 32 largo en el domicilio de Calle Dorrego 1300 de la localidad de Funes. Por este hecho se le atribuye el delito de Organización y explotación de juego ilegal y tenencia ilegítima de arma de guerra sin la debida autorización legal”

La Jueza de Primera Instancia, Dra. Valeria Pedrana, tuvo por formalizada audiencia imputativa y dictó: a José Sebastián P., Alejandro T., Otnniel A.D.L., Maximiliano D., y Flavia B. prisión preventiva efectiva por el plazo de ley.

Cabe recordar que el 27 de marzo el Fiscal Dr. Miguel Moreno imputó a Otniel De León por el hecho ocurrido el 22 de julio de 2019 cuando junto a Ariel Cantero (ya condenado) ingresaron al automóvil Peugeot 308 donde se encontraba Cristian Ezequiel Ibarra y le efectuaron al menos 6 disparos de arma de fuego; atribuyéndole los delitos de Homicidio Agravado por rra y Hurto Calamitoso en calidad de coautor y Violación de las medidas adoptadas por la autoridad para impedir la propagación de una epidemia. Otniel De León se encuentra desde esa fecha en prisión preventiva efectiva sin plazo.

Comentarios:

Lo más leído

1 Hurtaron más de 3 millones de pesos de una vivienda 2 Gendarmería detuvo a un hombre en una entrega vigilada 3 Apuñalaron a una perrita y le dejaron clavado el cuchillo 4 La Subjefa de Policía recorrió los puestos de control 5 Indagan a siete personas por los incendios en las islas