El río bajó a cero metros en el puerto de Villa Constitución

Durante la semana el hidrómetro local marcó un mínimo histórico del río en nuestra ciudad. La bajante que afecta al río Paraná en toda su extensión presenta pocos antecedentes.

La bajante del río Paraná supera números históricos, no sólo en el continuo descenso en el caudal de agua sino también por su extensión en el tiempo. Desde octubre del 2019 que se mantiene esta tendencia por lo que ya son 8 meses de una situación con escasos antecedentes. Como ya informó Diario EL SUR, en base a datos del Instituto Nacional del Agua (INA) hay que remitirse a lo ocurrido entre agosto y diciembre de 1971 para encontrar valores tan bajos como los registrados en las últimas semanas en Villa Constitución.

Tanto el lunes como ayer el hidrómetro del puerto local marcó 0 metros, entre martes y miércoles se alcanzó un pico de 23 centímetros antes de un nuevo descenso. Según datos del INA el promedio de mínimos desde 1905 para el mes de mayo en Villa Constitución se ubica en 2,65 metros y de máximos en 3,35. Cabe recordar que la etapa de alerta en nuestra ciudad se inicia al llegar el río a los 4 metros de altura.  “No hay escala, significa que la altura del río es cero”, remarcó ayer el jefe de la Prefectura Naval de Villa Constitución, prefecto Julio Javier Aquino.

“Hace algunas semanas atrás se había hecho una extensión, el hidrómetro estaba a partir de un metro hacia arriba, en su momento, y se hizo está extensión porque la bajante se mantenía y no había registro. Se colocó ese metro que faltaba, de 0 a 1 metro, y hay días que marca justamente 0. Nos preocupa bastante porque no es de hace un mes o dos, hace 8 meses. La última crecida la habremos tenido ente julio y agosto y de ahí fue mermando siempre hasta llegar a estos valores”, destacó Aquino.

 

Apertura de Itaipú

Esta crisis hídrica se extiende a lo largo de todo el tramo del río Paraná y con el objeto de paliar en parte esta situación el fin de semana se abrieron las compuertas de la represa binacional (Paraguay Brasil) de Itaipú. Al respecto el INA informó el miércoles que “el Caudal erogado por Itaipú se mantuvo hasta el domingo 17 de mayo oscilando cerca de 6.800 m³/s. La programación de descargas acordada regionalmente permitió una mejora acotada, pero significativa para atenuar los efectos de la bajante extraordinaria, especialmente en el tramo paraguayo-argentino del río”.

“El promedio semanal aumentó un 22%, Se espera que esta operación especial se prolongue hasta el viernes 29/may, con valores de caudal del mismo orden que hoy, próximos a 9.000 m3/s. Posteriormente a esa fecha, las descargas dependerán fuertemente de los eventos que se vayan registrando sobre la cuenca de aporte al embalse. No se espera un retorno a condiciones normales en lo que falta del otoño ni durante el invierno próximo”, destacó el INA.

De todas maneras, en cuanto al ingreso de agua a la represa, el organismo detalló que “la perspectiva de mediano y largo plazo indica valores de caudal sumamente acotados, por debajo de lo normal. La perspectiva meteorológica sigue marcando baja probabilidad de repuntes significativos. Asimismo, la tendencia climática sigue siendo desfavorable y tampoco permite esperar un cambio importante en la situación”.

 

Clima desfavorable

En ese sentido especificó el INA que en la región “se propagará en los próximos días la descarga adicional que está realizando Itaipú, la que favorecerá temporariamente las condiciones de navegación en el río Paraná. La futura evolución de los niveles en este tramo del río dependerá fuertemente de la distribución espacial y montos de las lluvias. La tendencia climática sigue siendo desfavorable. Las conversaciones formales con los países vecinos se mantendrán en las próximas semanas, concentrando la atención en el caudal entrante al tramo argentino del río Paraná”.

“Se recuerda que la situación actual no se registraba desde diciembre de 1971. Considerando sólo el mes de mayo, no hay registros similares en toda la historia registrada desde 1884”, puntualiza el informe del INA.

 

Pescadores afectados

La bajante “es una situación importante, no solo para el cuidado del río y sus especies, sino también para aquellos que tienen una economía basada en el río”, alertó el senador Germán Giacomino quien la semana pasada, junto a otros legisladores expresó su preocupación en la Cámara Alta de la Provincia por esta crisis. Al respecto señaló que mantuvo diálogo con pescadores villenses “que no pueden salir” y le explicaron que “tienen que hacer un canal para poder pasar. Tienen que hacer una zanja para que empiece a correr algo de agua (en la costa)”.

Al respecto Giacomino explicó que uno de los problemas que afrontan los pescadores “es que las embarcaciones le quedan muy lejos y tiene que ir caminado por los pastizales con el riesgo que ello implica por las yararás o algún otro peligro. Esperemos que se pueda encontrar, en lo que es la boca del Correntoso esa apertura para que los pescadores puedan salir a pesar como corresponde y sin tener que ponerse en riesgo como ocurre hasta ahora”.

Comentarios:

Lo más leído

1 Positivo de Covid-19 rosarino es proveedor y estuvo en Fighiera 2 Godoy: denuncian que una mujer fue abusada y asesinada 3 Un proveedor visitó comercios sin saber que tenía Covid-19 4 UOM: Acindar busca “exenciones impositivas y flexibilización” 5 Múltiples allanamientos por abuso de armas y amenazas