Seis años sin noticias de la docente Graciela Quiroga

El 23 de febrero de 2014 fue la última vez que se vio a Graciela Quiroga, directora de la escuela Nº 6076 “Unidad Nacional” de Pavón. Desde entonces permanece desaparecida y sus familiares estiman que se encuentra con vida pero no existe explicación para su ausencia. El caso presenta numerosos hechos que solo aportan confusión.

El 23 de febrero de 2014 Graciela Quiroga regresó de Mar del Plata y se perdió su rastro.

El último domingo se cumplieron 6 años de la desaparición de la docente de Pavón Graciela Quiroga, uno de los grandes misterios de los últimos tiempos en nuestra zona. Pese a los ingentes esfuerzos de sus sobrinas, Nadia y Jorgelina, y de su cuñada, Graciela Rodríguez, todas ellas radicadas en Villa Constitución, la investigación se estancó y nada pudo saberse de su destino. “6 años sin vos, donde estés deseo que tengas paz, acá te extrañamos siempre, tu amor está vivo entre nosotros tu familia. Verdad y justicia solo eso. Te amamos tachi x siempre”, publicó en su Facebook Nadia al cumplirse este infausto aniversario.

“Desde el 23 de febrero de 2014 son pocas las piezas que se fueron sumando al rompecabezas que es su extraña desaparición. Ante la falta de respuesta, su ex cuñada, Graciela Rodríguez, decidió darle nuevo impulso a la investigación, al igual que en su momento hicieran sus sobrinas Nadia y Jorgelina, las que debieron dejar la exposición pública por razones de salud derivadas del estrés que les significó su peregrinar por los medios difundiendo el caso y por el trajinar en vano por diversos estamentos judiciales”, recordó oportunamente Diario EL SUR en mayo de 2015.

En numerosas oportunidades Graciela Rodríguez expresó la necesidad de mantener vivo el tema y que se sepa que la familia aún busca a Quiroga, quien se supone que está con vida aunque no existe ninguna hipótesis que explique el motivo de su alejamiento sin haber tenido nunca más contacto con sus familiares. El último conocido fue con un remisero la noche que regresaba de sus vacaciones, poco antes de su desaparición. De allí en más las pocas pistas que fueron apareciendo no hicieron más que agregar confusión. Cabe señalar que Quiroga desapareció el 23 de febrero pero su ausencia recién la advirtieron sus sobrinas unos días más tarde, dado que era una mujer independiente que vivía sola y no rendía cuentas a nadie.

 

La última noche

El domingo 23 de febrero de 2014 Graciela Quiroga, en ese entonces de 60 años de edad, directora a punto jubilarse de la escuela Nº 6076 de Pavón, regresaba de unas cortas vacaciones en Mar del Plata. Tenía previsto descender en Villa Constitución pero a último momento decidió continuar viaje hasta la Terminal de Ómnibus de Rosario. En el transcurso de ese viaje, a bordo de una unidad de la empresa Lassaga, envió un mensaje a su ex pareja (quien luego diría que nunca lo recibió), hecho certificado por la empresa de telefonía, y otro al remisero que habitualmente la llevaba al City Center de Rosario. A este último le pidió que comunicara en la escuela que se tomaría otros dos días de licencia y que le reservara para el jueves siguiente un viaje al casino.

 

¿De Rosario a Corrientes?

Alrededor de las 20 de aquel 23 de febrero Quiroga arribó a la terminal de Rosario y de allí, media hora después, habría tomado otro micro hacia la ciudad de Corrientes, al menos se sabe que compró un pasaje con ese destino. Por lo que pudo confirmar la Policía De Investigaciones (PDI), algunos pasajeros recordaban que una mujer viajó sola en el asiento que le correspondía a la docente, por lo que se supone que era Quiroga. Luego su celular apareció en poder de un cartonero correntino que lo encontró en la basura de la terminal de esa ciudad.

También quedó registrado que una mujer de nombre Graciela, pero con otro apellido tomó un ómnibus en Corrientes con destino a Córdoba. El número de DNI era el mismo que el de Quiroga. Allí se perdió el rastro. Cabe destacar que la cuenta bancaria de la docente no registró nunca más movimientos y en depósito quedó su último sueldo correspondiente a febrero de 2013.

 

Búsqueda nacional

Posteriormente Graciela Rodríguez logró llevar el caso hasta el Ministerio de Seguridad de la Nación donde la Coordinadora del Área de Búsqueda de Personas Extraviadas, Dra. Leticia Risco, se ocupó personalmente del tema. Además de difundir la búsqueda de la docente a través de redes sociales. “Nosotros trabajamos con el caso de Graciela”, confirmó la Dra. Risco a Diario EL SUR en 2015.

“Somos la unidad de búsqueda de personas extraviadas del Ministerio de Seguridad de la Nación. Tomamos contacto con la familia y estuvimos acompañándolos, y con la Fiscalía, poniendo a disposición todos los recursos de las fuerzas federales en la búsqueda”, detalló la funcionaria. Sin embargo no hubo avances y el misterio permanece sin resolverse. Ingresando a https://www.argentina.gob.ar/persona-buscada/quiroga se puede acceder al pedido de información de la docente que figura como extraviada/desaparecida.

 

Un investigador muerto

Como la desaparición de Graciela Quiroga ocurrió en Rosario la investigación la inició en su momento la Unidad Regional II y en una reunión que se realizó en la Comuna de Pavón en marzo del 2014 estuvo presente para explicar los avances en el caso el jefe de la Agrupación Unidades Especiales (AUE) de esa regional, Crio. Inspector, Guillermo Morgans. Este murió poco después, el 10 de junio de 2014, acribillado por delincuentes en un presunto asalto a un telecentro de Rosario, aunque las sospechas apuntan a que fue una escena montada y que el verdadero objetivo era asesinarlo por una investigación relacionada al narcotráfico.

 

Único detenido

El único sospechoso en la causa fue la ex pareja de Graciela Quiroga, Mariano M., un hombre de 33 años, oriundo de Godoy pero que se domiciliaba en Rosario, donde trabajaba en una panadería. Aparentemente tenía la tendencia de mantener relaciones con mujeres mayores que él y cuando se lo citó para que declarara -dado que fue una de las últimas personas en contactarse con la docente-, tardó una semana en presentarse. Al hacerlo fue demorado ya que la Policía advirtió unas marcas sospechosas en sus brazos y cuando se allanó su departamento el procedimiento se vio entorpecido por la presencia de su hermano (un ex policía) y por dos menores que se encontraban en el lugar. Su auto también presentaba una sospechosa limpieza, pero no se encontraron pruebas que lo vincularan con la desaparición de Quiroga y quedó en libertad. Actualmente no se tienen datos de su actividad.

 

EL DATO

Ingresando a https://www.argentina.gob.ar/persona-buscada/quiroga se puede acceder al pedido de búsqueda nacional de la docente.

 

Comentarios:

Lo más leído

1 ArcelorMittal Acindar informa la paralización de las operaciones en sus plantas 2 Alarma en Centro 2 por un conocido delincuente 3 El lunes arranca la inscripción para el boleto educativo gratuito 4 Una villense en el centro de la pandemia 5 Detenido por intento de robo