Nuevos enfrentamientos entre Los Santafesinos y los Cherey

El jueves por la noche recrudecieron los enfrentamientos entre dos grupos delictivos que se domicilian en Las Chapitas (hoy barrio Las Palmeras). Al igual que a fines del año pasado se atacaron con armas de fuego y todo tipo de proyectiles. Las agresiones continuaron hasta el sábado pese a la fuerte intervención policial.

El sábado se realizó un fuerte operativo policial para pacificar el barrio.

En los últimos días recrudecieron en Las Chapitas los violentos enfrentamientos entre los grupos de “Los Santafesinos” y los “Cherey”, los que derivaron en disparos con armas de fuego y agresiones con todo tipo de proyectiles. Misma situación que a fines del año pasado motivara un fuerte operativo policial con la intención de “pacificar” el territorio. Como en este tipo de incidentes no hay denuncias formales asentadas en la Comisaría 1ª donde se identifique a los agresores, a los uniformados solo les queda realizar allanamientos en busca de las armas.

El viernes 13 de diciembre de 2019 Diario EL SUR informó que “Un importante operativo policial se llevó a cabo en la madrugada del miércoles en Las Chapitas debido a las permanentes denuncias de dos grupos de vecinos enfrentados entre sí. Esta situación provoca desde hace tiempo cruce de disparos, robos y otros hechos delictivos, por lo que desde la Policía se decidió intervenir para evitar males mayores. Así fue como se realizaron 10 allanamientos que estuvieron a cargo de la Policía De Investigaciones (PDI) de Villa Constitución y Rosario, del Grupo de Apoyo Táctico (GAT) de la Unidad Regional VI y de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) de la Policía Provincial”.

En aquella oportunidad fuentes policiales indicaron que el operativo se llevó a cabo a raíz de 9 denuncias radicadas en la Comisaría 1ª “por distintos hechos violentos que varían desde abuso de armas de fuego, amenazas calificadas y robos en modalidad escruche”. De estos delitos los grupos son tanto víctimas como imputados, ya que se denuncian entre sí. Son integrantes de dos familias identificadas como “Los Santafesinos” y “Los Cherey”. La misma fuente agregó que “ambas familias se encuentran disputando una rivalidad territorial”.

 

La Policía allanó 9 viviendas sin encontrar armas.

 

Jueves violento

La disputa continuó desde ese momento y volvió a estallar en la noche del jueves 13 de febrero, alrededor de las 22. Al menos a esa hora el 911 recibió llamados alertando que en calle 9 de Julio y Cabildo había una gresca y se escuchaban detonaciones de armas de fuego. Rápidamente llegaron al lugar dos unidades de la Patrulla de Intervención Departamental (PID), las que realizaron un patrullaje por el interior de Las Chapitas hasta que se encontraron con un vecino que les informó que “en el fondo del barrio estarían los Cherey y los Santafesinos agrediéndose”, informaron fuentes de la Unidad Regional VI.

Al llegar a la zona mencionada el personal policial observó corridas y escuchó varias detonaciones de armas de fuego, aunque la cerrada oscuridad les impidió precisar el origen de los disparos. Ante esta situación pidieron que se acercaran refuerzos “debido al intenso disparar de armas de fuego y piedrazos provenientes de ambos lados”, señalaron las fuentes policiales. En pocos minutos llegaron al lugar móviles de Comando Radioeléctrico como así también del Grupo de Apoyo Táctico (GAT) y de la Comisaría 5ª de Empalme.

 

Acusaciones cruzadas

Una vez que cesaron los disparos los efectivos policiales pudieron hablar como una mujer, del grupo de los Cherey, quien les refirió que “los apodados Santafesinos llegaron en grupo a agredirlos con piedras” y así se inició la gresca. En tanto, otra mujer, pero del bando contrario, le aseguró “que los Cherey les habrían efectuados disparos de armas de fuego, que el problema entre ellos viene desde hace varios días”. Pese al fuerte enfrentamiento, no hubo heridos ni tampoco se asentó denuncia alguna.

Tras estos incidentes el sábado por la mañana se llevó adelante otro operativo policial con el objetivo de pacificar el barrio y tratar de hallar las armas que utilizan estos grupos para atacarse. En total se efectuaron 9 allanamientos por “abuso de arma de fuego y amenazas calificadas”, los que resultaron negativos en cuanto al secuestro de armas pero “se constató la presencia de los principales investigados a quienes se los notificó que quedaran sujeto a futura citación por parte de la fiscalía interviniente”, indicaron desde la ex PDI.

 

Inocentes en el medio

El operativo no tuvo el efecto pacificador deseado ya que los incidentes violentos continuaron el sábado por la tarde. Una joven de 16 años denunció en la Comisaría 1ª los dramáticos momentos que le tocó vivir alrededor de las 19. “Yo estaba atendiendo el negocio que tengo en mi casa, viene un chico a comprar, que sé que se llama ‘Toti’ y que es amigo del que le dicen Cherey, y enseguida se aparecieron Los Santafesinos”. Según el relato de la joven eran 4, Rosendo, Brian, el padre de estos, al que apodan “Bebo” y un tal “Camerún”.

Estos individuos atacaron con golpes a “Toti”, quien buscó refugio en el comercio de la joven. “Los Santafesinos entraron a pegarle y en eso me hicieron caer a mi nena que estaba en el andador, mi nena tiene 8 meses, y como yo y mi mama empezamos a tratar de que se fueran, empezaron a amenazarnos, a decirnos que nos iban a pegar, que nos iban a romper todo el negocio, el llamado Rosendo dijo que me iba a violar mi hija y la iba a tirar en un zanjón, y Brian me dijo que donde me encuentre con mi nena me iba a pegar”. El ocasional paso de una patrulla de Gendarmería alejó a los violentos.

 

En un carro ocupado por tres individuos la policía secuestró un revólver.

 

Otro ataque

Más tarde, alrededor de las 22 se repitieron los ataques con armas de fuego contra viviendas de los Cherey por parte de Los Santafesinos. Personal policial que llegó al lugar interceptó a tres sujetos que se movilizaban en un carro, los que resultaron ser Ezequiel F., de 23 año, Rubén T. de 24 y Emanuel T, de 18, vinculados a Los Santafesinos. Al requisar el carro los uniformados encontraron un revólver cromado, que fue secuestrado y como consecuencia los tres sospechosos fueron trasladados al Módulo de Detención Transitoria de la Unidad Regional VI.

En tanto desde la Policía y el Municipio se busca poner fin a esta disputa y quitar de circulación las armas de fuego ante el temor que algún inocente pueda pagar con su vida la escalada de violencia.

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Nuevo caso de Covid-19 en nuestra ciudad 2 El segundo pago del IFE será únicamente por sistema bancario 3 En Empalme atraparon a dos ladrones robando en una casa 4 Cómo es la circulación permitida entre Villa Constitución y San Nicolás 5 Hallaron más de 12 millones de pesos en un operativo por armas