“No podemos esperar que pase una desgracia para que hagan algo”

Hace siete años que en barrio Cardinali reclaman  -sin respuesta alguna- por la poda de añosos árboles de eucaliptus de más de 35 metros de altura de la plaza del barrio. Temen que provoquen algún accidente grave.

El temporal del pasado miércoles provocó numerosas caídas de ramas en la plaza del barrio.

El intenso temporal del pasado miércoles al mediodía que provocó importantes daños en general por la caída de ramas y árboles, fue el puntapié para que los integrantes de la Comisión Vecinal de barrio Cardinali informen sobre lo que están reclamando desde hace siete años por el estado de añosos árboles.

“Tenemos árboles de más de 35 metros de altura en la plaza y no es un peligro sólo por el temporal, sino que hace siete años que venimos con este reclamo. No nos dio bolilla el intendente que se fue, ni nos da bolilla el actual intendente. Hoy hace cuatro año que está Jorge Berti y en todo este tiempo hicimos los reclamo si tener ninguna solución”, explicó José Muando, presidente del barrio.

Ante la falta de respuestas la comisión vecinal pretende saber con quién tienen hacer estas gestiones, ya que hablaron con el encargado municipal de Parques y Paseos, Sebastián Galano, con el director de Vecinal, Mauricio Jaime, hemos hablado también con Hugo Burguez, sin conseguir ninguna solución hasta ahora.

“El tema es que las ramas no sólo se caen por el temporal. Incluso sin haber viento se caen igual. Este es una plaza, acá los chicos vienen a jugar continuamente y ese el verdadero peligro”, alertó Muando sin dejar de considerar que los vehículos también sufren daños por ese tema: “No podemos esperar que pase una desgracia para que venga y empiecen a hacer las cosas”.

Con relación a los daños del temporal, el secretario de la comisión vecinal, Gustavo Almirón explicó que luego de numerosos intentos frustrados de lograr comunicación con responsables del Municipio, lograron recibir un mensaje de whatsapp del director de Vecinales, Mauricio Jaime pidiendo disculpas. “Los únicos que vinieron fueron del grupo Manos Solidarias”.

No obstante, entre los vecinos se congregaron para atender los daños del temporal. “Esto fue todo a pulmón, la gente fue colaborando, los vecinos se acercaron al lugar y como siempre desde el Municipio no tenemos respuestas, los vecinos ya están cansados y además no queremos que pase nada grave por el estado de éstos árboles”, apuntó Almirón.

“Después de la tormenta la gente salió asustada a la calle porque sabe que esas ramas se caen y saben que hace rato que estamos reclamando. En el Municipio siempre nos ponen excusas, que no tienen grúa o que no tienen gente capacitada. Yo creo que eso lo tienen que saber resolver, o bien capacitando gente o bien contratando una empresa para que lo haga”, opinó Muando.

 

Calles inundadas

Otra conciencia del temporal fue la rápida inundación de las calles del barrio que según explicaron los vecinalistas no fue por la acumulación de montículos y ramas –ya que el servicio de chatín había pasado el día antes- sino que se debió a que la caída de las ramas tapó las cuatro bocas de tormenta que tiene el barrio.

“Recibíamos agua de los dos lados, eso es por obras mal hechas, ya que calle Santiago del Estero desde el cruce de las vías en barrio Amelong hasta calle Güemes, es un batea, se llena de agua y tenemos todo el desagüe para este lado”, explico Almirón.

 

Falta de señalética

Otra situación que genera problemas en el tránsito de ese barrio tiene que el tránsito. “Todavía no tuvimos respuesta por el tema de la circulación de los vehículos, la señalización de las calles, el paso de los colectivos. Eso entre otras cosas que el barrio necesita, pero de parte del Municipio tenemos cero respuesta, todos se pasan la bola unos a otros, pero nadie hace nada”, concluyó.

 

 

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Un hijo de Hugo “Gali” Díaz fue detenido con marihuana  2 Daños en gran parte de Villa por fuertes ráfagas de viento  3 Nuevos enfrentamientos entre Los Santafesinos y los Cherey 4 Incautaron contrabando de calzado que ingresaba a Villa 5 Histórico encuentro entre chacareros y legisladores